Coches ECO Diesel vs Gasolina

Los coches etiquetados con la etiqueta ECO son aquellos que entran dentro de los híbridos eléctricos enchufables y no enchufables, y también los propulsados por gas. En el caso de los coches de gas, entran los propulsados por gas natural comprimido (GNP) y gas licuado del petróleo (GLP).

En el caso de los híbridos que están dentro de los que se pueden etiquetar como ECO, se pueden encontrar tanto vehículos con motores de combustión diésel y gasolina que siguen emitiendo gases a la atmósfera a pesar de que se complementan con el motor eléctrico adicional. Es cierto que los híbridos diésel no son tan frecuentes, pero los hay, como el Audio Q7.

Casi toda la actividad humana contamina, y por ello, la industria del automóvil no está al margen de ello.

Las emisiones debidas al tráfico son uno de los principales focos de contaminación en las grandes ciudades y las enfermedades que causa respirar esos humos es una de las principales causas de muerte en los países avanzados. Por eso, no hay que tomárselo a broma y elegir los coches más respetuosos con el medio ambiente.

¿Nos engañan?

Si te preguntas qué coches contaminan más, si los de gasolina o los diésel, la respuesta no es sencilla. En todas las industrias hay lobis muy fuertes que se mueven por intereses económicos. Esos grupos de presión, en ocasiones, subvencionan a laboratorios para que hagan estudios sobre la contaminación con el objetivo de dar los resultados que ellos buscan.

Estos estudios son publicados y difundidos por los medios de comunicación. Es curioso que los coches diésel se hayan venido fomentando últimamente porque eran los que menos contaminaban al consumir menos. En cambio, en Europa todo ha cambiado rápidamente y ahora se han demonizado los diésel por ser los más contaminantes, y los causantes de más casos de cáncer y alergias.

Los gobiernos han tomado medidas subiendo el precio del diésel para presionar a los consumidores que tengan estos vehículos a comprar un coche de gasolina. Repito, cuando se han venido impulsando y dando incluso ayudas para la compra de diésel hasta ahora. Los fabricantes también están dejando de fabricar coches diésel.

Resulta cuanto menos intrigante saber estos datos cuando en China ya hace años que se estaban defendiendo los vehículos de gasolina mientras en Europa había esa euforia por los diésel. El motivo que tenía China era que los de gasolina contaminaban menos. ¿Entonces? ¿Por qué se nos decía lo contrario aquí?

Conclusiones

Un estudio científico debe ser imparcial para obtener los datos reales, y no los que se buscan… Solo así podrás saber si el diésel, los de gas, o la gasolina contamina más. Pero atendiendo a la mayor parte de estudios, se pueden sacar algunas conclusiones:

  1. Diesel: son a priori los que contaminan más. El motivo es que emiten CO2 (dióxido de carbono), un gas de efecto invernadero. Pero también emite otros gases muy perjudiciales para la salud como el dióxido de nitrógeno y partículas en suspensión. El C02 es perjudicial para el medio ambiente, mientras que los otros compuestos están relacionados con el incremento de alergias y de casos de cáncer. No obstante, los nuevos diésel tienen tecnologías y filtros capaces de reducir mucho las emisiones. Se ha llegando a ser entre un 20 y un 25% menos de CO2 que uno de gasolina equivalente.
  2. Gasolina: en el caso de los coches de gasolina, principalmente emiten C02 y más que los diésel de igual cilindrada, un problema para el medio ambiente. Pero no son tan perjudiciales para la salud. Por eso los pongo en segundo lugar de los más contaminantes.
  3. Híbridos diésel: aunque son escasos, los híbridos diésel contaminan menos, puesto que la parte eléctrica del motor contribuye a consumir menos y reducir emisiones. Pero la parte eléctrica no tiene un coste cero para la naturaleza.
  4. Híbridos de gasolina: igual a los anteriores. Aquí hay que aplicar lo visto con los motores de gasolina y agregar que la parte híbrida tiene un coste también. Especialmente las baterías son la principal amenaza para el medio. Si son híbridos autorecargables suelen tener baterías NiMH (Nique-Hidruro de metal), que son un peligroso residuo si no se trata adecuadamente. En cambio, los enchufables suelen ser de litio, que también debe tratarse de forma adecuada y su producción tiene consecuencias medioambientales.
  5. Híbridos de gas: similares a los anteriores. Pero el GNC y GLP las emisiones y precio son muy bajas, inferiores que la gasolina y el diésel.
  6. Eléctricos: los 100% eléctricos solo son un problema en cuanto a la contaminación de las factorías que los producen y el tratamiento de los residuos de las baterías. Pero las emisiones son cero.
  7. Hidrógeno: los coches de hidrógeno usan gas hidrógeno y oxígeno que se mezclan para crear una combustión. Pero el residuo generado es agua, por tanto, nulo problema para el medio. Agua de la que se podría volver a obtener hidrógeno por electrólisis.

Temor en los talleres de coches: de más Madrid Central al coche eléctrico

Un plácido viaje. De repente, el ordenador de a bordo del coche lanza un mensaje: “Fallo motor”. Hay que parar el coche y llevarlo...

Así que es preferible que compres coches 100% eléctricos, ya que, aunque contaminen, al menos estás reduciendo las emisiones y evitando contaminar el aire que respiras.