Dinero, dinero… Cuántos dolores de cabeza da una sola palabra (cuando no lo tienes). Si eres de los que nunca llega a fin de mes, probablemente ya te haya dado un escalofrío. Si no, no tendrás nada de lo que preocuparte.

No importa, seas del grupo que seas, el dinero es igual de importante para todos. Paga el alquiler, la casa (en el caso de que hayas podido meterte en una hipoteca), las facturas…

Para aquellos que no quieren ni oír hablar de él, es importante conocer estas claves para llegar a fin de mes. Y, sí, siempre teniendo algunos ahorros guardados en el bolsillo.

Efectivo por encima de la tarjeta

tarjeta de crédito

La tarjeta ha llegado a nuestras vidas para hacérnosla más fácil, ¿o no? Es mucho más probable gastar sin mirar las consecuencias cuando pasas la tarjeta. Y más ahora que es tan fácil pagar con ella.

Por ello, lo mejor es sacar la parte de dinero del banco que queramos destinar a compras del mes para poder pagarlo todo en efectivo. De esta forma, veremos de forma más real el dinero. Lo podemos tocar en su forma física y controlarlo.

Sal de casa con el dinero justo y no tires de tarjeta. Cuando te quedes sin él no debes gastar más. A la próxima seguro que te sabrás administrar mucho mejor.