melón

Muchas son las personas que se han sentido defraudados al abrir el melón que se han llevado a casa. Por fuera era perfecto, pero parece que por dentro no lo es tanto. Seguro que te ha ocurrido alguna vez eso.

Para elegir el melón hay que tener en cuenta varios tips que son realmente importantes. La variedad de esta fruta importa mucho. No es lo mismo un melón de rayas que un melón redondo y liso. Te hemos preparado una lista con lo que tienes que hacer para elegir esta deliciosa fruta veraniega.

Variedades y color del melón

En el mundo de esta fruta las variedades son importantes. Se recomienda mucho que se consuma el de piel de sapo. Es una variedad muy nacional en nuestro país. Para que salga uno bueno la tierra debe de ser excelente. El mejor melón en España se coge entre julio y septiembre.

El mejor melón es el que nace en la segunda flor. Obviamente cuando lo compras no sabes esto y tienes que jugártela. El melón no puede sonar a hueco. Debe de ser macizo. Esto indica que la pulpa de la fruta es firme.

Si lo recoges cuando no está maduro no lo hará en casa. La mayoría de los supermercados los compran no maduros para que no se les pudran.

Los melones con un color rojizo nos informa que tiene mucho azúcar. El melón debe de ser opaco, oscuro y mate. No compres uno que sea brillante.

Sabor de su pulpa

Cuando compras un melón lo normal es que no sepamos si está preparado para ser comido. Quizás lo tengas que dejar un poco para que madure. Apoya el melón por la zona en la que se une a la mata y aprieta el otro área. Si esta cede un poco al dedo significa que el melón está listo para consumido. Si no cede, le quedará algo de tiempo antes de estar preparado. Otro de los trucos de toda la vida es usar el sentido del olfato. Si desprende un fuerte olor significa que tiene un dulzor exquisito y está listo para ser comido.

EL melón es una fruta de verano.

Intenta siempre comprar el melón en verano, pues es la época de esta fruta. El precio en este tiempo será de lo más normal. Puedes ir comparando los precios por diferentes supermercados. En los demás meses del año comprar un melón resulta un poco caro. Además, los melones de esa época no están para nada buenos y parecen artificiales.

En año nuevo es normal comerlo, pues dicen que da suerte y atrapa el dinero. Cuando lo comas te darás cuenta que no se trata de esta fruta veraniega, su sabor es muy diferente.

Rayas

Contra más rayas tenga esta fruta mejor será. No importa el tamaño, pero sí el peso. Un melón grande que no pese no es bueno. Tiene que ser redondo, bonito, no apepinado o alargado. Su forma debe de ser atractiva y debe de resaltar.

Lo debes de abrir media hora antes de su consumo. Esto hará que la pulpa se ventile. El azúcar se moverá de un sitio a otro al oxidarse y se volatizan aromas de pepino. Cuando se esté ventilando lo mejor es que sea metido en la nevera siempre para que lo comas bien fresco.

sandía

Sandía con o sin pepitas, rayada o lisa, ¿cuál es más sabrosa?

Las costumbres, el gusto y las preferencias de los consumidores cambian. Antes se prefería la sandía jugosa y grande y hoy en...

En la zona contraria del área que une la fruta con la planta se encuentra una zona más chata y con rayitas que forman círculos amplios (femenino) y otra más picuda. Esta está más cerrada y tiene menos círculos (masculino). Si puedes elegir es mejor que escojas el femenino. Estos melones suelen tener mucho más sabor. El conjunto de todos estos trucos y observaciones te ayudará a acertar escogiendo el mejor melón. A partir de ahora sabrás diferenciar perfectamente si el melón está más o menos maduro y podrás disfrutarlo con todas sus características, nutrientes y propiedades. ¡Ahora no tienes ninguna excusa!

Comentarios de Facebook