mondas de patatas, cáscaras de huevos, lo que no se debe de tirar a la basura

Cocidos, fritos o en tortilla… de todas las formas que se te ocurran se puede consumir el huevo, pero su cáscara acaba siempre en la basura. Este gesto hay que cambiarlo, pues esta tiene beneficios importantes. Algunos investigadores han estudiado que dichas cáscaras son impermeables e incluso pueden resistir a una radiación.

Desechar las cosas a la basura está implantado en el cerebro, pero se tiran demasiadas cosas que poseen beneficios. Un gran error si se tienen en cuenta la cantidad de alimentos sumamente aprovechables que hay y que están llenos de beneficios. Te vamos a hablar de lo que se tira a la basura y en realidad se puede comer. ¡Te sorprenderás!

La cáscara del huevo: todo un misterio lleno de calcio

mondas de patatas, cáscaras de huevo, lo que no se debe de tirar a la basura

El polvo de las cáscaras de huevo sería capaz de fortificar la harina de trigo que se usa, por ejemplo, en alimentos como las galletas. Este polvo tiene mucho calcio y por ello se utiliza para prevenir el riesgo de la osteoporosis.

Nunca hay que comer estas cáscaras de huevo, sino hervirlas para limpiarlas. Posteriormente, hay que dejarlas en el horno durante 20 minutos a una temperatura de 90 grados. Cuando se saquen se pueden moler para conseguir un polvo que esté homogéneo y fino. Una vez se obtenga, se puede añadir a la pasta, al pan…

Hay muchos desechos de alimentos que no se deben de tirar a la basura ¡se pueden usar!

El polvo que se consigue también se puede usar para elaborar una mascarilla facial. Hay que coger la clara de un huevo y mezclarla con el polvo. Una vez realizada la combinación se extiende con un pincel por todo el cutis. Se retira con abundante agua cuando la pasta está seca.

Mondas de patatas

Otra de las cosas que se tiran a la basura y no se debe son las mondas de patatas. La piel de la patata tiene muchas vitaminas, fibra y nutrientes. En Estados Unidos prevalece la moda de tomar un aperitivo frito con las mondas de patata, pero en España no está extendido.

Cuando se pelan las patatas, habrá que dejar un poco de más piel de lo habitual. Luego, se necesitará un poco de sal y aceite. Se fríen en la sartén y parecerán cortezas de patatas, sabrosas y crujientes. Con un buen huevo frito…

Se pueden comer con la salsa que más guste. Es ideal no tirar nada de lo que se pueda sacar beneficio a la basura.

Aguacate y yogur caducado

El aguacate es una gran fruta. Posee un sabor y una textura muy característica. Se suele usar para la preparación de postres y platos principales. Tiene propiedades ideales y contiene nutrientes que protegen contra la osteoporosis, la visión y las diferentes formas de cáncer. Los aguacates son muy ricos en ácidos grasos monoinsaturados y cuentan con 20 vitaminas y minerales aproximadamente.

Hasta aquí todo normal. Lo que podría resultar diferente sería usar el hueso para la alimentación. Se sabe que se puede rallar y una vez conseguido el polvo de este, se puede añadir a varios alimentos como el yogur o el kéfir.

El yogur caducado se suele tirar a la basura y casi nadie sabe sacarle partido. El simple hecho de poder padecer una salmonella hace que no se quiera ver un lácteo caducado ni en pintura. Sin embargo, puedes usarlo para fabricar mascarillas.

Se puede elaborar una mascarilla para el pelo aprovechando todas los beneficios hidratantes del yogur, sobre todo cuando se mezcla con un aguacate. La receta se realiza de la siguiente manera: se coloca en un bol el yogur caducado y dos o tres rodajas de aguacate bien maduro para poder combinarlo. Más tarde, se usará como tratamiento antes del lavado, aplicado en seco en cada mechón. Hay que aplicar calor en todo el cabello y dejar reposar más de media hora para que el pelo se nutra. Sin lugar a dudas, los resultados sorprenden.

Otros alimentos

Otro de los alimentos que se suelen tirar y en realidad se podría reciclar es el aceite de oliva. Este, cuando está pasado, se mete en botellas para llevarlos a centros que lo reciclan. Si se quiere aprovechar en casa, lo que hay que hacer es usar el aceite para preparar estupendos jabones. Los de aceite son los más aclamados del mercado.

El pan duro no debe de terminar en la basura, porque se puede moler para conseguir pan rallado. Este ingrediente se usa para poder hacer sabrosos empanados. Las torrijas se realizan con pan duro y salen ideales. Además, llevan huevo, por lo que se aprovechará la cáscara.

A partir de ahora, cada vez que se tire algo a la basura lo pensarás dos veces, pues siempre se le puede dar un doble uso. ¡Solo hay que pensar un poco!

Comentarios de Facebook