Carlos Torres, CEO de BBVA. Foto: Angel Navarrete / Bloomberg

El nuevo presidente de BBVA, Carlos Torres, ha mandado una carta a sus empleados en la cual se muestra “escandalizado” por la informaciones de espionaje publicadas por Moncloa.com y “de ser ciertas, se trataría de conductas indudablemente muy graves, deplorables, diametralmente opuestas a lo que somos y a lo que todos nosotros representamos”.

El máximo responsable del banco confirma que “desde junio de 2018 iniciamos una investigación sobre la contratación y servicios prestados por el Grupo Cenyt a BBVA, que está en curso”. Sin embargo, Carlos Torres indica en la carta que “no se ha encontrado ninguna documentación que refleje el seguimiento e intervención de comunicaciones privadas a las que se refieren las noticias publicadas” por Moncloa.com.

Desde el medio que pertenece al grupo de MERCA2 han puesto a disposición de los dirigentes del banco en varias ocasiones la documentación que tienen en su poder sobre las escuchas que realizó el ex comisario Villarejo para BBVA. La oferta sigue vigente y los responsables de la entidad lo saben. Por el momento, no la han solicitado y Carlos Torres simplemente afirma a sus trabajadores que “hemos ampliado el alcance de la investigación, tanto en lo que respecta a su ámbito como en cuanto a los recursos internos y externos dedicados”.

Bancos 2018

Los bancos españoles valen 50.000 millones menos que en enero

Los directivos de los bancos españoles cotizados llevan tiempo lanzando mensajes sobre la experiencia de cliente, la transformación digital, las personas, etc. Los inversores...

La carta finaliza con el compromiso de Carlos Torres para conocer la verdad de lo ocurrido. “Podéis estar seguros de que mi prioridad es esclarecer los hechos y actuar con la contundencia necesaria para resolver esta situación”, sentencia.

Mientras los empleados del banco desayunaban este lunes con la carta de su presidente, Moncloa.com publicaba que el presidente de honor de BBVA, Francisco González, estaba informado en todo momento de las escuchas realizadas por Villarejo. “Mi presi me llama cada 10 o 15 días”, explicó el por entonces jefe de seguridad de BBVA, Julio Corrochano, al ex comisario ahora en prisión.

Comentarios