Campos
María Teresa Campos

María Teresa Campos se ha erigido en una de las defensoras más sorprendentes de la monarquía, que ha sido duramente atacada por Unidas Podemos: “No existe motivo alguno para continuar cargando con una monarquía carente de los mínimos valores éticos en un país que lleva soportando sucesivas crisis económicas y sociales que han repercutido muy negativamente en las condiciones de vida la mayoría social”.

La formación morada cree que “no se puede seguir impidiendo el debate social sobre el modelo de Estado en España. Pensamos que se abre paso la idea de una república solidaria y plurinacional donde se garanticen todos los derechos sociales, civiles y políticos para todas las personas y donde, de verdad, la justicia sea igual para todos, y es nuestra convicción democrática que debe ser el pueblo quien decida”.

Y la Campos, en su sorprendente vuelta a ‘Sálvame’ por un día, admite haberse sentido molesta tras conocer las prácticas supuestamente corruptas de Juan Carlos I: “Tengo que reconocer que me sentí mal porque mi generación ha tenido vinculada la monarquía a la democracia. Pero yo he estado siempre en contra de la inviolabilidad o de no ser imputable”.

“Me parece muy bien que se haya ido, creo que es lo que tenía que hacer. Lo que no tenía que hacer es lo que ha hecho. La víctima de todo esto es la monarquía y su hijo. No entiendo que haya personas que hoy digan que cobrar comisiones no es robar. ¿Cómo? Cobrar comisiones es hacer algo indebido en una persona con la categoría del rey Juan Carlos I“, añade.

LA CAMPOS DEFIENDE LA MONARQUÍA

María Teresa Campos, pese a conocer la falta de ética de la saga Borbón, asegura defender la monarquía: “Alguien ha aprovechado este momento para decir que estamos abocados, en vez de a la monarquía, a la república”. Y de paso atacó al vicepresidente segundo por poner en duda la viabilidad de la monarquía: “Pablo, de verdad, creo que se te ha ido la olla”.

Sea como fuere, la Campos no levanta cabeza a nivel laboral. Y algo parecido le ocurre a Tania Llasera, que ha dicho adiós a Mediaset: “Hace once años comenzó una nerviosísima Tania a presentar ‘¡Mira quién mira!’… Elegimos un vestido precioso y morado para el estreno. Estaba tan nerviosa que necesité que me hicieran una sesión de PNL (programación neuro lingüística) con un anclaje de seguridad en el pulgar”.

Sobre su estreno en Telecinco, recuerda: “Estuve toda la noche anclada…menos cuando tocó bailar…eso lo disfruté mucho. Carmen Lomana me miró de arriba a abajo y preguntó durante la publi que quién era la rubia que iba vestida del mismo color que ella? – era yo- la nueva presentadora del espacio, vestida sin saberlo, en el único color que da mala suerte en Italia… el morado”.

Y añade: “No me trajo mala suerte a mí, han sido 11 años que hoy llegan a su fin y me voy con una gran sonrisa y muy agradecida. Ha sido más de una década de formatos variados y experiencias magníficas. Gracias a todos, dentro y fuera de la pantalla por hacerme sentir siempre una más. Entré una niña a la familia y me voy ya hecha una señora con mi familia ya formada. Desde este primer programa pasando por todos hasta #RealMom que ha sido el último, he crecido y aprendido tanto que no se puede resumir en palabras. Os quiero, hasta pronto”.

JORGE JAVIER, SUMA Y SIGUE

Al presentador que le va mejor que bien es a Jorge Javier Vázquez, que se ha subido en un yate por las Baleares. El de Mediaset cuenta un día cualquiera de su verano en Lecturas: “Es sábado pero podría ser martes, jueves o domingo. Por primera vez en mi vida he pasado diez días en un barco. Navegando por Ibiza, disfrutando del Mediterráneo. Dejando que pasaran las horas haciendo muy poco, no pensando en nada, dándome un baño, tomando el sol, gozando con atardeceres únicos. Devorando ‘Lluvia fina’, de Luis Landero, una de las mejores novelas que he leído últimamente”.

“Ahora mismo escucho en otro barco música de ABBA. Gente pasándoselo bien sin pensar en lo que está por venir, que nadie sabe lo que será aunque no pinta muy bien, que digamos. Pero en verano los problemas y las inquietudes parecen ser menos importantes, ya vendrá luego lo más crudo del crudo invierno. Eso, ya vendrá. O no. Estamos en la primera semana de agosto y todavía tenemos fuerzas para ser optimistas”, sigue.

Y añade: “En el barco estoy con C., M., A., y P. Son cerca de las ocho de la tarde y van a darse una vuelta por Es Pujols, en Formentera. Yo me quedo en el barco, que estoy muy vago. Qué barbaridad, con lo que yo he sido y estos días que hemos estado juntos me he ido a la cama a las nueve de la noche. Me suele pasar cuando comienzan mis vacaciones: acabo tan cansado de la temporada que los primeros días me pego unos maratones de cama de campeonato. Durmiendo, lamentablemente“.

Jorge Javier, que según Alvise Pérez ha alquilado una embarcación valorada en dos millones de euros, se acaba de ‘justificar’: “Y me desenchufo. M., que me conoce desde que era universitario, me ha dicho que cada vez estoy más ermitaño. Tiene razón. Creo que si no fuera presentador sería cartujo. El último día me hago unas cuantas fotos en Es Vedrà, a lo influencer. No las subo a mis redes porque las miro y hasta yo me doy pereza”.