Cristiano Ronaldo cerró este verano su etapa en el Real Madrid, club donde deja un legado histórico. Con la elástica blanca jugó 438 encuentros, marcó 451 goles, repartió 132 asistencias y fue el gran artífice de que los merengues ganasen cuatro Champions League en las últimas cinco temporadas, siendo pichichi de la competición europea en los últimos seis ejercicios. La prensa deportiva madrileña alabó sus éxitos deportivos y mimó su coraje en su particular pulso con Messi, pero sus problemas con Hacienda y un pulso infantil con el palco terminaron con una guerra abierta. Florentino Pérez, empachado de títulos, le mostró la puerta de salida hacia un país menos solidario fiscalmente, Italia.

Y ahí comenzó el cambio de criterio de la prensa española. También de la prensa del corazón, con ‘Sálvame’ volcándose con unas andanzas extradeportivas sobre las que no había demostrado interés en la década del delantero en el cuadro merengue. El reportero del programa de Telecinco Kike Calleja ha visitado Italia y también se ha puesto el foco sobre el pasado de su pareja, Georgina Rodríguez. Según desveló el tertuliano del programa, Diego Arrabal, la revista ¡Hola! se encargó de “limpiar” el pasado de la joven durante los últimos años. 

LA PRENSA DEPORTIVA TAMBIÉN SE ENFADA

El programa deportivo de referencia en televisión es ‘El Chiringuito de Jugones’, tertulia nocturna donde se han loado las conquistas del delantero. Pero sus colaboradores no han mostrado sus simpatías hacia la estrella en el último mes. Alfredo Duro nada más regresar de vacaciones mostraba su enfado porque CR7 había explicado el encanto familiar de la Juventus. Y no se cortó: “¿Qué me estás contando Cristiano Ronaldo? Que son agradables, que son una familia… Vale ya, cachondeo el justo, que la Copas de Europa las hemos ganado contigo y sin ti, ¡y las vamos a seguir ganando! Y al Madrid, un respeto, cuando estabas y ahora, y si no, atente a las consecuencias, que igual mañana nos vemos en un campo”. El ex futbolista del Real Madrid Javi Balboa también apuntaba por el mismo camino: “Bale y Benzema ya no se sienten obligados a pasar el balón”. Y Tomás Roncero le lanzaba una advertencia: “Cristiano no va a ser tan feliz como en el Real Madrid en ningún lado”.

Aun así el dardo más duro lo recibió CR7 en Marca de la mano de Juanma Rodríguez: “Aquí, en Madrid, no todos somos Cristiano. Aquí, en Madrid, creemos en el Estado de derecho, la ley y la honradez de los jueces. Aquí, en Madrid, no jaleamos a los defraudadores. Aquí, en Madrid, no acusamos sin pruebas ni levantamos tampoco falso testimonio. Aquí, en Madrid, los aficionados no van al Juzgado para que un investigado por fraude fiscal se haga un selfie. Lo último que haría Florentino Pérez es obligar a los empleados del Real Madrid a hacerse una foto en apoyo de un investigado por fraude fiscal. Por eso, entre otros motivos, Leo Messi sigue en el Barça y Cristiano se ha ido a la Juve. Porque los casos de Messi y CR7 son parecidos pero Fútbol Club Barcelona y Real Madrid jamás serán iguales… a Dios gracias”. 

PEDREROL TAMPOCO LE RÍE LAS GRACIAS

Josep Pedrerol desea que CR7 no gane el Balón de oro después de que se negase a acudir a una gala la UEFA en la que acabó galardonado el croata Modric. El presentador de La Sexta afirma que el delantero está mal aconsejado por el manager Jorge Mendes y en La Razón explicó que “la marcha de Cristiano Ronaldo parece haber unido más que nunca a un Real Madrid en el que futbolistas como Bale o Benzema han dado un gran paso adelante”. 

Al ex madridista Edwin Congo tampoco le agradó la ausencia del delantero: “He defendido siempre a Cristiano pero lo de hoy es indefendible”. Y Tomás Roncero tildaba su decisión de “pataleta infantil”. Nos ahorramos de bucear en la hemeroteca para recordar que decían estos periodistas cuando CR7 no acudió a la entrega del Balón de oro a inicios de 2012 porque sabía que lo ganaba Messi…

Comentarios