Las principales cadenas de fast food prefieren contar con su propia red de repartidores para realizar el servicio a domicilio de sus productos. Pero todas ellas también utilizan el servicio de delivery’ para atraer a un mayor público a través de sus apps, pese a las fuertes comisiones que les cobran.

Históricamente, compañías como Telepizza apostaron por crear su propia red de repartidores, bien en moto de la empresa o con el coche del empleado, pero con todos sus conductores contratados. Esta es una de las grandes diferencias con respecto a gigantes como Deliveroo, Uber Eats, Glovo o Just Eat que se nutren de ‘falsos autónomos’, lo que ha generado una gran controversia, ya que los hosteleros cotizan por estos trabajadores y las grandes plataformas no.

De hecho, el Gobierno se encuentra en pleno consenso del Diálogo Social para modificar el Estatuto de los Trabajadores y así adaptarlo a las nuevas estructuras originadas a raíz de estas plataformas digitales.

REPARTIDORES EN PLANTILLA

Grandes compañías como Burger King, Rodilla o Foster´s Hollywood han creado su propia red de repartidores en un perímetro cercano a sus establecimientos. Así, con sus conductores y las plataformas de delivery son capaces de atender todos los pedidos.

En declaraciones a MERCA2, fuentes de Rodilla aseguran que “si bien nosotros no somos especialmente intensivos en delivery como otras categorías, vemos que es una forma de acercar el producto a nuestros clientes en sus nuevos hábitos de comer más en casa”.

Para ellos, el valor de estas plataformas es el de generar pedidos a través de sus canales ofreciendo el servicio de recogida y entrega a domicilio, pero Rodilla no trabaja el Take Away con las plataformas. “Para nosotros, las plataformas son un partner de desarrollo del negocio en el que cada uno ofrece una parte a la cadena de valor”.

Por su parte, Burger King es otro claro ejemplo de mix entre delivery propio y apps de servicio a domicilio. La flota de repartidores de la gigante de las hamburguesas no es muy amplia, y su radio de actuación es limitado. Por ello, utilizan plataformas para dar servicio más allá de su zona, y también para reforzar el servicio de entrega a domicilio en caso de que la demanda se dispare y no pueda abarcar los pedidos solo con sus trabajadores.

Foster´s Hollywood es otra franquicia que, al igual que en el caso de Burger King, cuenta con repartidores en muchos de sus establecimientos, pero no en todos, y también limitado a un radio cercano. Por eso, también está adherido a varias apps.

FUERTES COMISIONES

Como ya dijimos en MERCA2, estas plataformas de delivery exigen fuertes comisiones a los restaurantes adheridos, llegando a alcanzar hasta el 40%. Además, hay que tener en cuenta que estas apps cobran al cliente unos 3 euros de media como gastos de envío, por lo que estas compañías reciben dinero tanto del hostelero como del cliente, y ahorran gastos en personal ya que los repartidores actúan bajo el paraguas de ‘falsos autónomos’.

De hecho, algunos comerciantes con los que se ha puesto en contacto este medio, que prefieren mantenerse en el anonimato para evitar posibles consecuencias, se quejan de que las comisiones “son abusivas” y les deja muy poca ganancia. Aún así, una parte de estos hosteleros necesitan esta línea de negocio para lograr subsistir debido a las restricciones horarias y de aforo que ha impuesto el Gobierno.

Además, en la mayoría de estas plataformas deben realizar un pago de activación e incluso pagar por las bolsas de plástico que se utilicen en el reparto. Un sobrecoste que muchos hosteleros no pueden asumir y deciden contratar a sus propios repartidores.

Además, hay que destacar que muchos ‘riders’ están generando una mala imagen entre hosteleros y clientes. En las redes sociales hay clientes que se quejan de que les llega la comida fría, y algunos hosteleros critican que, a veces, estos repartidores no se presentan a por el pedido, lo que les genera pérdidas a la empresa.

Ante esta situación, el secretario general de Facua Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, ha explicado a MERCA2 que sería una buena idea que los comerciantes apostaran por el buzoneo para fidelizar a los clientes. E incluso que se unieran para crear una red de repartidores para los comercios de una zona determinada.