bugs de software, programas

El software no es más que un código escrito en un determinado lenguaje de programación. Una especie de receta que le indica al hardware qué es lo que tiene que hacer. Este código está escrito por humanos, por personas que pueden tener descuidos o fallos igual que cualquier otra. Eso da lugar a algunas vulnerabilidades y bugs de programas que tanto molestan a los usuarios.

Algunos de estos fallos son muy leves, e incluso inapreciables para el usuario final. Otros son muy graves y evitan que se use el programa con normalidad, e incluso pueden llegar a la pérdida de datos, filtraciones, etc. A lo largo de la historia ha habido algunos bugs realmente míticos que deberías conocer…

Los bugs más sorprendentes de los programas

¿Qué son los bugs informáticos?

bugs, programas, historia

Para los que no lo sepan, un bug (insecto en inglés), no es más que la forma que se utiliza en la jerga informática para referirse a un error en un programa o software. Estos bugs, o errores, pueden ser muy diversos. Desde algunos que afectan al resultado de programa, hasta otros que pueden afectar a la seguridad (vulnerabilidades), etc.

El nombre provine de la época del ordenador Harvard Mark II. Aquellos primitivos computadores funcionaban con válvulas de vacío y solían fallar debidas a que se fundían o a insectos.

Concretamente fue el 9 de septiembre de 1949 cuando se citó este término que se ha venido usando en el mundo informático hasta la actualidad. Fue Grace Murray Hopper, una pionera en el mundo de la programación, la que usó ese término cuando una polilla hizo que el Mark II dejase de funcionar.

Eso hizo que apuntase en su log book la frase “First actual case of bug being found“. Actualmente no hay insectos, bugs, que afecten a los programas, pero sí que se ha seguido llamando así a los errores de código introducidos por los programadores.