Naturgy
Sede de Naturgy en Barcelona (Fuente Naturgy)

Las empresas comienzan a pelearse por el metro cuadrado en la Ciudad Condal. Estos dos últimos meses se ha producido una actividad frenética en Barcelona. No es raro que en Barcelona se produzca una elevada actividad en el sector residencial y terciario, pero sí llama la atención como en menos de 60 días se han producido operaciones cercanas a 300 millones de euros en total. La venta de la sede de Naturgy, Telefónica y la Torre Tarragona han reventado el mercado.

El último agente en asaltar el ladrillo de oficinas barcelonés ha sido el fondo de inversión Blackstone. En concreto, la compañía americana ha decidido comprar por 100 millones de euros la Torre Tarragona, propiedad hasta ahora del banco UBS, según adelanta ‘Cinco Días’. Una operación redonda para la entidad financiera, que ganará cerca de 28 millones de euros en tan sólo tres años -en 2015 lo adquirió por 72 millones de euros-. De esta forma, puede cerrar su venta con una importante plusvalía, superior al 25% si se tiene en cuenta el gasto en obras. 

Esta noticia coincide justo el mismo día que el 22@ anuncia el aumento de su parque de oficinas en 75.000 metros cuadrados. El distrito tecnológico de la Ciudad Condal concentra el 39% de las oficinas en la ciudad y prevé seguir creciendo. En 2018 se abrieron 46.000 nuevos metros cuadrados de oficinas y en 2019 ya se han estrenado 23.000 metros cuadrados. Además, se han alquilado 80.000 metros cuadrados en el distrito durante los cinco primeros meses del presente ejercicio. Dos datos que refrendan el buen momento que vive el mercado de oficinas en Barcelona.

oficinas

Los inversores pierden la confianza en las oficinas de lujo

La rentabilidad de los mercados de oficinas prime, principal referencia para el mercado de inversión inmobiliaria global, se ha ajustado a mínimos históricos en...

La Venta de la Torre Tarragona y el crecimiento de 22@ se produce un mes después de la otra gran operación inmobiliaria acaecida en la ciudad encabezada -de momento- por Ada Colau. Se trata de la venta de la sede de Telefónica en Cataluña. En este caso fue el magnate filipino Andrew L. Tan, a través de su grupo bodeguero Emperador, especializado en brandy, el que compró el cuartel general catalán de la empresa de telecomunicaciones por 150 millones de euros. Además, el inversor filipino es dueño también de Torre Espacio en Madrid.

Todavía no se ha hecho de manera oficial, pero el grupo Emperador firmará la adquisición del edificio Diagonal 00 de Barcelona, propiedad de Telefónica desde 2015, en las próximas semanas. El edificio fue levantado por Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) con la intención de que fuera la sede de la teleco en Cataluña con un alquiler a largo plazo.

LAS SEDES DE NATURGY Y TELEFÓNICA EN CATALUÑA ENCABEZAN ESTAS OPERACIONES

Aunque finalmente el Consorci decidió vender el inmueble y Telefónica ejerció su opción de tanteo para adjudicárselo por cerca de 130 millones de euros. La operadora ya ha vaciado ocho plantas de la sede, pero se mantendrá como inquilina en 16 pisos, tal y como adelantó idealista/news en septiembre del año pasado.

CON NATURGY EMPEZÓ TODO

Este tsunami de ventas lo inició precisamente la transacción de otra sede, pero esta vez de Naturgy. Fue en el mes de abril cuando la energética soltó la bomba y anunciaba que se desprendía del 45% de la propiedad de la torre Mare Nostrum.

Naturgy pactó la venta de su participación a Colonial, que hasta ese momento tenía el otro 55%. Ambas empresas llegaron a un acuerdo por el que la inmobiliaria se hace con el 100% de la sociedad conjunta llamada Torre Mare Nostrum y por tanto del inmueble, aunque el precio de la transacción no se dio a conocer. De todos modos, se estima que no bajaría de los 80 millones de euros.

Las consultoras creen que estos dos meses de ebullición son sólo consecuencia de la buena marcha del mercado de oficinas en la Ciudad Condal. De hecho, el 22@ es la zona que mejor ejemplifica esta situación.