Cuando a finales de marzo se invirtió la curva de rendimiento de bonos de Estados Unidos a 10 años, para AXA IM Research cambió la probabilidad de recesión estadounidense. “La flexibilización monetaria preventiva” de la Reserva Federal ha estado ayudando, mientras que la política comercial agresiva de los Estados Unidos y las amenazas a China “han reducido la brecha al umbral histórico” lo que da señales de una recesión.

En este sentido, Laurent Clavel, responsable del equipo de AXA IM Research ha advertido que, aunque de momento Estados Unidos “esquivará la recesión durante los próximos 12 meses”, la economía americana está “a solo un shock de cambiar de ciclo y entrar en recesión”. Algo que le recuerda al pasado.

reserva federal estados unidos

Aberdeen SI: “La Fed llegará a bajar los tipos en 100 puntos básicos este año”

Este martes, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) celebra su reunión de política monetaria con más expectación que nunca. En la reunión de...

Por ello, ha comparado la actuación de la Reserva Federal con la de 1989 y la de 1998 porque en ambos casos, la curva de rendimiento se invirtió y la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) optó por una política monetaria “relajada”.

En 1989 se produjo un shock externo (la invasión de Kuwait por parte de Iraq) y llevó a Estados Unidos a una recesión al año siguiente. Mientras que en 1998, “en ausencia de un shock significativo”, la acción preventiva de la Reserva Federal fue suficiente para que la economía estadounidense disfrutara de otros tres años de expansión. Este caso supone un ejemplo de “ajuste a mitad de ciclo” donde la Fed ayudó a evitar una desaceleración más aguda.

EL 70% DE LA RENTA FIJA EN NEGATIVO

Sin embargo, la preocupación por el conflicto comercial entre Estados Unidos y China continúa y el impacto se ha sentido en el mercado de bonos. El alivio después de la reunión entre el presidente de EEUU, Donald Trump y el presidente de China, Xi Jinping en la Cumbre del G20 (en junio), duró poco. Si bien, Trump anunció nuevos aranceles sobre las exportaciones chinas a los Estados Unidos a principios de agosto.

Pero últimamente la tensión se está aliviando e incluso “se especula” con que la Casa Blanca se ha vuelto “más cautelosa” ante el impacto económico en la economía estadounidense de una mayor escalada en el conflicto comercial. Porque en 2020 hay elecciones.

El medio de todo esto, el mercado mundial de renta fija ha avanzado en los últimos dos meses hacia un territorio “sin precedentes” para los inversores institucionales. El 70% de la renta fija global registra rendimientos negativos.

LA EUROZONA NO SE PARECE A JAPÓN

El de AXA IM ha señalado que la Eurozona camina “por una cuerda floja” por los efectos nocivos de los tipos negativos. Y el Banco Central Europeo (BCE) tiene márgenes “muy reducidos” para nuevos recortes de tipos de interés. A pesar de ello, la situación es diferente a la japonesa, teniendo en cuenta los niveles de inflación y los tipos de interés. Ya que el Banco de Japón inició quince años antes que el BCE sus medidas expansivas y la deflación japonesa “ha sido más profunda”.

Respecto a Alemania, Clavel se ha mostrado “escéptico” ante la posibilidad de un estímulo fiscal sustancial “inminente”. Y ha apuntado a que si la situación actual de tipos negativos se alarga,  el país germano acabará por tener deuda cero en 2037.

Respecto a España, la gestora si ha visto margen para hacer reformas fiscales a pesar de su deuda y su déficit, aunque ahora no es el mejor momento para llevarlas a cabo. Respecto a la reducción del déficit, ha aclarado que ha estado muy vinculado al ciclo económico y a pesar de las reformas tras la crisis de 2008, tiene que reducirla “en algún momento”.