lista de morosos

Estar en una lista de morosos puede ser un problema verdaderamente molesto. Este tipo de listas son bases de datos donde se reúne a aquellas personas pendientes de pago con alguna compañía de suministros (gas, luz, Internet, etc.), o de financiaciones de compras, préstamos, etc.

La finalidad principal es que las entidades que conceden créditos a particulares puedan consultar estas bases para estudiar el perfil de aquella persona que va a solicitar el dinero. En España, actualmente figuran más de cuatro millones apuntadas.

Si nos encontramos en una lista de morosos, no podremos acceder a diferentes servicios como tarjetas de crédito, hipotecas o préstamos. Por ello, es bueno conocer si aparecemos o no en una. Pero, ¿cómo hacerlo?

Cómo saber si apareces en una lista de morosos

El tipo de deudas que pueden hacer que aparezcamos en una de estas temidas listas suelen ser ambiguas o discutibles. De hecho, no son pocos los consumidores que han interpuesto recursos para desaparecer por completo de las mismas.

Se puede entrar en una lista de morosos por cantidades realmente irrisorias, como 50 euros.

Ley y normas de estas bases de datos

En la actualidad, las listas de morosos se rigen por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal. Esto implica algunos supuestos:

  • No podemos ser incluidos antes de 4 meses desde el inicio del impago.
  • La cantidad mínima es de 50 euros, 300 si somos personas jurídicas.
  • Se debe comunicar con un mes de antelación.
  • En este tiempo tenemos derecho a corregir o reclamar los datos incluidos en la lista.
  • Si tenemos varias deudas, estas deberán estar incluidas por separado.
  • No es posible permanecer en la lista durante más de 5 años.

Cómo saber si estamos dentro

Lo primero que se debe hacer es conseguir la fecha de la deuda reclamada para poder partir de la base de cuándo han procedido a incluirnos y cuánto tiempo nos queda por seguir estando.

Las tres bases principales en España son ASNEF, CIRBE y RAI. Para acceder a cada uno de ellos, es necesario contar con un tipo de documentación específica. Se puede solicitar el acceso de la siguiente manera:

  • ASNEF: con el DNI o NIF, dirección postal y documentación sobre la deuda.
  • CIRBE: se puede acceder con el DNI y rellenando un formulario.
  • RAI: para conocer si se está dentro, basta con el CIF y completando un formulario web.

Si aparecemos en una lista de morosos, será en alguna de estas tres, pues son las más importantes. Por ello, es necesario realizar una comprobación exhaustiva de las mismas. El método es sencillo y apenas es necesaria documentación, por lo que no te llevará más de unos minutos.

Como salir de las listas

Para salir antes de que se cumplan esos 5 años legales, debemos resarcir el pago de la deuda que quede pendiente, así como exigir la factura o recibo que lo demuestre. Esto debería bastar para ser eliminados de forma automática, pero en la práctica no suele ser así.

En ese caso, nosotros mismos nos encargaremos de enviar a la lista de morosos en la que estemos la copia de nuestro DNI junto al recibo del pago y un escrito reclamando la salida inmediata.

Esto podremos hacerlo a través del canal de comunicación que nos ofrezca cada una de las listas. Lo más rápido suele ser de forma presencial o por burofax. Si en 10 días no recibes respuesta, no dudes en poner una reclamación en la Agencia Española de Protección de Datos.

Bankinter

Bankinter ha comprado el peor banco de España en el primer trimestre

Cuando por fin Bankinter ha obtenido el visto bueno de los reguladores europeos para el traspaso de activos de EVO Banco, la Asociación Española...

Como ves, es muy sencillo entrar en una lista de morosos, lo complicado es salir de ella aunque hayamos pagado nuestra deuda. Por ello, es importante estar muy pendientes de las actualizaciones de las listas y comprobar que nuestro nombre ha sido eliminado satisfactoriamente en el caso de que aparezcamos en alguna de ellas.