aseguradoras

Día D, hora H. El 1 de enero de 2022 entrará en vigor la normativa contable NIIF 17, o IFRS en sus siglas en inglés. Toda una auténtica revolución en el mundo del seguro que está poniendo ‘patas arriba’ a las compañías del sector. Y eso que el consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB en inglés), el organismo independiente del sector privado que desarrolla y aprueba las normas internacionales de información financiera, retrasó su entrada en vigor un año.

¿Por qué? Para empezar, se trata del cambio más significativo que se va a producir en la contabilidad de las compañías aseguradoras durante las dos últimas décadas. Y será la primera norma contable para contratos de seguros que establecerá un modelo único para el conjunto de las compañías. Dicho de otra manera, su implantación conllevará un cambio transformacional que afectará tanto al patrón como a la forma de presentar los resultados, el capital, y la volatilidad de los mismos.

La meta del IASB no es otra que aportar más claridad, transparencia y facilidad comparativa en los estados financieros de las compañías aseguradoras. “Antes de que se apruebe, primero deben solventarse una serie de cuestiones técnicas, porque tal como está planteada la nueva normativa no aumentaría la transparencia ni el reporting de determinados productos aseguradores”, apuntan desde una de las compañías del sector.

NIIF 17 será la primera norma contable para contratos de seguros que establecerá un modelo único para el conjunto de las compañías

Desde otra, inciden en que “la norma está basada en principios, en lugar de en reglas, con lo que las compañías deberán establecer las políticas contables y divulgarlas en sus cuentas anuales. Se presume una mayor volatilidad de beneficios en comparación con los modelos actuales”.

Por tanto, desde las compañías aseguradoras lo que solicitan es una rápida solución de los temas pendientes para, posteriormente, iniciar el proceso de validación y el necesario análisis coste-beneficio. A partir de junio, el IASB abrirá un periodo de consulta de 90 días en el que se deberán ponerse sobre la mesa los cambios oportunos.

LOS RETOS DE LAS ASEGURADORAS

NIIF 17 no es sólo una cuestión de cumplimiento normativo, de contabilidad o de modelos actuariales. “Traerá consigo cambios muy profundos ya que afecta a muchas áreas y funciones, de ahí que para su implementación con éxito sea crítico tener desde el principio una visión integral y multidisciplinar de todo lo que abarca”, señala Antonio Lechuga, socio responsable del sector seguros de KPMG en España en un documento de la consultora.

Por ejemplo, en el área de la tecnología, ya que deberá cambiarse casi por completo para poder recoger los datos y llevar a cabo los nuevos cálculos que se reporten. Los directivos europeos consultados por KPMG (160 ejecutivos de aseguradoras de 30 países) indican, además, que otras áreas de negocio que se verán afectadas serán las que hacen referencia al diseño de los seguros y la política de precios, la política de inversión, y la gestión de riesgos. Así, por ejemplo, se complicará la medición y los registros contables de los seguros de no vida a más de un año (hogar, coche…), por lo que es más que probable que la oferta se limite a no más de 365 días.

“La norma, una vez solventados los problemas técnicos, habilitaría un marco de valoración de compromisos basado en flujos de caja esperados, coherente con los procesos de gestión del negocio y los requerimientos prudenciales en Europa”, indican desde una aseguradora. Eso sí, la capacidad para explicar los impactos de aplicar NIIF 17 en el beneficio y en el patrimonio, en comparación con el marco contable actual, “requerirá la implantación de unos procesos de generación de información financiera robustos y una estrategia de comunicación diferente”, matizan desde otra.

Mutua

Mutua Madrileña destaca como alumno aventajado en solvencia

El conjunto de entidades aseguradoras tiene un nivel de solvencia alineado con las referencias de la UE. Sin embargo, Mutua Madrileña destaca sobre el resto de competidores.

Algunas de las áreas que sufrirán más modificaciones contables, según AFI Research, son préstamos que transfieren riesgos de seguros, seguros asociados a tarjetas de crédito, costes de adquisición asignados a las renovaciones, o margen de servicio contractual en los componentes de inversión.

La pregunta es: ¿NIIF 17 servirá para mejorar la imagen de las aseguradoras respecto a los clientes? “En la medida en que el regulador atienda a la experiencia de las entidades, y no impacte negativamente en los procesos de negocio existentes, probablemente la norma permita mejorar esa imagen aunque no de forma inmediata, sino en el largo plazo y asociado a otras acciones de fomento de cultura financiera”, pronostican desde una aseguradora.