Arguiñano
Arguiñano

Una de las grandes aficiones de Karlos Arguiñano, la pelota a mano, se convirtió hace casi tres décadas en una de sus grandes inversiones: el chef televisivo se convertía en uno de los grandes ‘patrones’ de un deporte vasco que dejaba atrás el amateurismo para profesionalizarse gracias a los ingresos televisivos.

Pero tras muchos años de sonrisas, van a llegar a las lágrimas. Y es que el sindicato ELA, en pleno pulso contra el Gobierno Vasco que lidera el Partido Nacionalista Vasco (PNV), se ha posicionado del lado de los pelotaris en su huelga contra la empresa Baiko, que anunció recortes hace algunas semanas.

ELA cree que la precarización de los deportistas se agravaba mientras Euskal Telebista (ETB) seguía pagando cientos de miles de euros por los derechos televisivos a otra empresa de Arguiñano, Bainet (que es la que también se encarga de sus programas de cocina y de otros proyectos como ‘Bricomanía’ o ‘Decogarden’).

El sindicato dice que “dado que Baiko Kirola se niega a aportar la información económica que se le reclama, en los próximos días ELA analizará jurídicamente las relaciones mercantiles existentes entre las empresas Bainet Taldea, S.L. y Baiko Kirola, S.L., así como las acciones legales que de ello se puedan derivar”.

HUELGA CONTRA ARGUIÑANO

Uno de los deportistas en huelga ha explicado a Elcierredigital.com que “Baiko lleva muchos años ganando mucho dinero gracias a que esta empresa y Bainet, propiedad de Arguiñano, se llevan alrededor de dos terceras partes de los casi tres millones y medio de euros anuales que invierte la tele pública vasca ETB”.

Esta tele, según explica el citado testimonio, “está controlada férreamente por el Gobierno Vasco liderado por el PNV, que es un partido con el que está muy bien vinculado uno de los socios de Arguiñano en Baiko. Y ETB no ha recortado un solo duro en pelota. Por eso es curioso que al primer ‘resfriado’, imagino que relacionado con la caída de ingresos por entradas, vengan con recortes”.

Desde la productora apuntan por su parte que “los ingresos de la pelota vasca no son tan dependientes de la cantidad que pagan las televisiones como son los clubes de fútbol, cuyos presupuestos dependen casi al 90% de los derechos catódicos. En este deporte son muy importantes los ingresos de patrocinadores, taquillas y apuestas”.

ARGUIÑANO Y LA CLASE POLÍTICA

ELA quiere atizar al PNV por ‘dejar hacer’ a una empresa tan dependiente de la tele pública vasca, Baiko. Karlos Arguiñano en otra ocasión daría la razón al sindicato. Y es que el cocinero siempre se ha mostrado muy crítico con la clase política.

El mes pasado en La Sexta apostaba por generalizar: “Son los grandes del mundo; ellos cobran siempre, son listos de cojones; hasta cuando se retiran siguen cobrando. Lo tienen muy bien organizado. Todos tienen verborrea, sí, pero la culpa siempre es del otro, la piedra está en el tejado del otro”.

¿LOS DEL PNV TAMBIÉN?

El chef incluso llegaba a recordar en la entrevista concedida a ‘Liarla Pardo’ lo que le decía su padre, ya fallecido: “Me decía que no le importaba que los políticos se subieran el sueldo, pero que le subieran a él lo mismo. Y tenía razón, ¡porque se suben el sueldo solo ellos!”.

“A los políticos los vamos a sufrir toda la vida, y a todo lo que hay alrededor. Hay algunos políticos muy zoquetes, que yo no sé cómo han llegado a ese sitio. Hay algunos que no han trabajado nunca, que no tienen estudios, que hacen cosas muy raras, alguno hasta se lleva la tela. ¡Y no se van ni cuando se equivocan!”, añadió.

Karlos Arguiñano remataba: “Lo más grave es que tampoco devuelve ninguno lo que se lleva. Y lo peor es que nadie dice nada, cuando deberíamos de estar todo el tiempo reclamándole el dinero robado. ¡Y a eso le llaman democracia!”.

Muy ‘demócrata’ no dibujan los pelotaris al directivo de Baiko, José Ramón Garay, que según los deportistas ha mantenido una actitud “autoritaria y dictatorial” sin que su socio Karlos Arguiñano haya abierto esta vez la boca.