emprendedor

La tecnología es esencial para los emprendedores, gracias a ella hacer la gestión de su negocio les resulta mucho más fácil. También implica poder afrontar con eficiencia las tareas sin tener que invertir demasiado tiempo en aquellas que tienen un carácter auxiliar pero son importantes, como la atención al cliente o la contabilidad.

Aunque el software sigue siendo esencial, a día de hoy muchos emprendedores se están pasando al uso de aplicaciones móviles. Tienen a su favor que son igual de eficientes que los programas que puede estar instalados en un ordenador y además se pueden consultar desde cualquier lugar y mediante cualquier dispositivo con acceso a Internet, lo que ayuda al profesional a organizar mejor su tiempo de trabajo.

Aplicaciones que ayudan a los emprendedores en la atención al cliente

La mejor forma de ganar y fidelizar clientes es darles una buena atención, puesto que es uno de los aspectos que más valoran. De hecho, muchas de las críticas online a empresas y profesionales están basadas en que los consumidores no han recibido una correcta atención.

Para evitar este tipo de problemas es buena idea contar con herramientas que puedan ayudar a gestionar el contacto con los clientes y te ayuden a conocerlos un poco mejor. La mayoría de las apps de este tipo no son gratuitas, pero tienen una incidencia directa en la rentabilidad de tu negocio, por lo que son una buena inversión.

Entre las más recomendadas está Crisp, que te permite chatear directamente con tus clientes. Así puedes atender dudas o quejas incluso si estás de viaje o si te has tomado unos días libres (ya sabes que un emprendedor nunca está al 100% de vacaciones). Además, se puede integrar con otras aplicaciones e incluso te permite enviar mensajes masivos a tus clientes si algo va mal. Por ejemplo, si has tenido que cerrar tu establecimiento de forma repentina por una urgencia familiar o si se ha caído la web.

apps utiles para emprendedores

Intercom es otro business messenger que te permite chatear con los visitantes de tu web. Tiene diferentes planes para adaptar a varios modelos de negocio, pero lo bueno es que todos ellos ofrecen una versión de prueba gratuita que puedes testear para ver si de verdad te interesa pagar por lo que te ofrece.

Hotjar es una app muy útil que te permite conocer mejor el comportamiento de los visitantes de tu web y obtener datos de conversión. Cuanta más información tengas sobre su comportamiento mejor puedes adaptarte a lo que necesitan tus clientes y conseguir así vender más.

Apps de contabilidad para emprendedores

Una de las claves del éxito a la hora de emprender es saber aprovechar bien los recursos disponibles y no caer en el sobreendeudamiento. Por eso, para el emprendedor es vital llevar al día su contabilidad y ser consciente de sus ingresos y gastos.

Las aplicaciones móviles consiguen que gestionar la contabilidad sea algo mucho más sencillo, porque permiten introducir los cambios rápidamente. Algunas incluso se sincronizan con las cuentas bancarias y registran los datos de forma automática, lo que simplifica mucho la labor del profesional.

Una de las más usadas y recomendadas es Anfix, que sirve tanto para la facturación como para llevar la contabilidad en la nube. Es muy sencilla de usar y está automatizada, por lo que la gestión que tiene que hacer el usuario es mínima. Cuenta con diferentes planes de suscripción y ofrece una prueba gratuita de 30 días.

Debitoor es una app que se orienta directamente a pequeñas empresas y autónomos. Busca que los profesionales lo tengan lo más fácil posible a la hora de gestionar su contabilidad y además de ser muy sencilla de utilizar tiene planes mensuales y anuales a un precio bastante económico, así como una prueba gratuita de 7 días de duración.

apps gratuitas para emprendedores

Apps de comunicación entre equipos para empendedores que no trabajan solos

Al poner un negocio en marcha se puede optar por hacerlo a solas, en compañía de uno o varios socios o creando un equipo de trabajo desde los primeros momentos. En caso de que no se trabaje a solas se vuelven imprescindibles las apps de comunicación, especialmente si no todo el equipo está siempre en el mismo espacio de trabajo.

Dado que las llamadas de teléfono y los correos electrónicos pueden actuar como ladrones de tiempo y no siempre llegan en el momento más adecuado, las apps de comunicación instantánea se han convertido en las verdaderas triunfadoras cuando se trata de facilitar las conversaciones entre equipos de trabajo.

Entre ellas destaca especialmente Slack, que permite crear diferentes salas de comunicación y también chats privados. Se integra fácilmente con otras herramientas como Google Drive, Dropbox, Asana o Zendesk, por lo que compartir archivos se vuelve todavía más fácil y rápido.

Por otro lado están las apps que facilitan las videoconferencias, y aquí es Zoom la que destaca frente al resto. Sus puntos fuertes son que es muy sencilla de utilizar, permite organizar reuniones en las que participen varias personas a la vez y es accesible tanto desde ordenadores como desde móviles.

tecnologia y emprendimiento

Apps para la gestión de tareas

Organizar el tiempo de trabajo lo mejor posible es fundamental para que los emprendedores puedan abordar todas las tareas que tienen pendientes a diario. Y para conseguirlo no hay nada mejor que herramientas para la gestión de tareas.

Una de las más populares es Trello, que permite organizar el trabajo en diferentes bloques y que el usuario pueda ver fácilmente en qué fase de desarrollo está cada una de las tareas pendientes. Además, permite distribuir rápidamente el trabajo entre varias personas.

Otra opción también muy conocida y usada por los emprendedores es Asana, que resulta perfecta para organizar el trabajo grupal, planificar tareas y hacer un seguimiento del progreso de cada una de ellas. Además, cuenta con un paquete básico gratuito para usuarios individuales y equipos que están comenzando la gestión de un proyecto.

Por otro lado está la popular Google Drive, que permite crear documentos de texto u hojas de cálculo y poder trabajar cómodamente en la nube, de forma que todo aquel que tenga acceso a la información pueda ver en tiempo real las modificaciones que ha sufrido.