Helvetia apetito comprador Caser
Philipp Gmür, consejero delegado de Helvetia
endesa

Semana de vino y rosas la que se prevé para Helvetia. En la sede de la localidad suiza de St. Gallen, si no hay sorpresas de última hora, levantarán las copas de champán brindando por una nueva conquista. En esta ocasión, una participación mayoritaria en la aseguradora española Caser.

Una operación forjada a lo largo del último año, y en la que, sin partir como claro favorito, ha desbancado a los otros aspirantes: Nationale-Nederlanden, Santalucía y Ageas. Y el general que ha hecho posible este desembarco no es otro que su consejero delegado, Philip Gmür.

Con más de dos décadas de experiencia en el mundo del seguro, desde 2003, cuando accedió al cargo de director ejecutivo de Helvetia, hasta su ascenso como consejero delegado en 2016, su afán ha sido el de convertir a la compañía en una unidad muy rentable. Un desarrollo basado en dos pilares: crecimiento orgánico y adquisiciones. “Todavía no hemos llegado donde quisiera estar. Me gustaría que adoptáramos una perspectiva externa todavía más fuerte”, dijo en una publicación de la compañía durante el pasado año. Toda una declaración de intenciones respecto a Caser.

Helvetia ha llevado a cabo más de una docena de adquisiciones desde que Philipp Gmür llegó a puestos de dirección

Y eso que, desde 2008, en el zurrón de Helvetia han caído las siguientes compañías: Padana Assicurazioni, CEAT, Phenix, Alba, Chiara Vita, SEVE, Nationale Suisse… Ya como CEO, su afán conquistador de compañías le reportó piezas como una participación mayoritaria (70%) en el comparador de hipotecas online MoneyPark (107 millones de francos suizos, unos 99,7 millones de euros), y Helvetic Warranty.

ESTRATEGIA DE HELVETIA

En el ideario de Philip Gmür manda la implantación del plan 20.20. Una estrategia, según confesó en la citada publicación, sustentada en tres puntos. Y el primero de ellos se puede decir que apuntaba a Caser: “Queremos impulsar con fuerza nuestras iniciativas de crecimiento”.

El segundo punto es: “Pretendemos acelerar la ejecución de nuestros proyectos importantes, como la renovación de nuestros sistemas de cartera de No Vida en Suiza, o la gestión de documentos”. Y el tercero apuntaba a los clientes: “Nuestra orientación acorde con las necesidades de los clientes debe mostrar, con mayor fuerza aún, que hacemos muchas cosas más simples”.

Un trabajo, en todo caso, que se ha visto reforzado por los números. Los últimos corresponden a los seis primeros meses de 2019 (Helvetia no presenta resultados trimestrales). Y aumentó tanto sus ganancias como su volumen de negocio.

El resultado después de impuestos fue de 289,7 millones de francos suizos, frente a los 223,9 millones del mismo periodo del año anterior. Por tanto, un 29,4% más. Ese porcentaje fue del 3,3% en el volumen de negocio, impulsado por el negocio de No Vida (+6,4%) en Europa y los mercados especializados. España es su segundo mercado en el Viejo Continente, tras Suiza.

En 2018, el volumen de negocio fue de 9.703 millones de francos suizos. Se trata de un aumento del 3,9% respecto a los 8.641 millones de 2017, primer ejercicio de Philip Gmür como consejero delegado de Helvetia. Un año antes de su aterrizaje había sido de 8.513 millones.

Caser plan contingencias coronavirus

Las curiosas pistas que conducen a Helvetia como comprador de Caser

Hay un runrún que durante los últimos días corre por los pasillos de la sede central de Caser. Y el mismo tiene nombre propio:...

Respecto al beneficio neto, en 2018 fue de 431 millones de francos suizos. Se trata de una cifra inferior respecto a los 502 millones de 2017, y los 492 millones de 2016. En estos dos años, los resultados se vieron condicionados por las adquisiciones de Nationale Suisse y Basler Austria.

Philipp Gmür, de 56 años, estudió Derecho en la Universidad de Duke (Carolina del Norte, Estados Unidos) y logró el doctorado en la Universidad de Friburgo (Alemania). Pieza clave en el Plan 20.20 de Helvetia, fundamentado en el fortalecimiento del negocio central, el establecimiento de nuevos modelos de negocio, y la innovación, su apetito comprador seguramente no acabará en Caser.