Las fuentes de ácidos grasos denominados grasas trans pueden ser industriales y naturales. La fuente natural viene normalmente de los animales que son rumiantes. Las bacterias del rumen hacen una hidrogenación de una parte de todos los ácidos grasos que se encuentran en las hojas, raíces y tallos. Las grasas trans se absorben y se incorporan a los músculos y a la leche de todos los animales. El cinco por ciento del consumo total de estos ácidos provendrán por tanto de mantequillas, crema, nata, leche y carne grasa.

La fuente industrial de las grasas trans ocurre cuando se hidrogenan parcialmente los aceites vegetales. El proceso añade hidrógeno con presión cuando hay níquel. Cuando la hidrogenación es completa se forma una grasa saturada, pero con una mezcla de grasas monoinsaturadas, poliinsaturadas y trans. Los alimentos como las galletas, los alimentos precocinados, los snacks, los fritos, etc son alimentos que tiene grasas trans que hace mucho daño al organismo humano.

Por eso, te queremos acercar una recopilación de alimentos con grasas trans a los que no deberías acercarte. Te lo avisamos.

Galletas con grasas trans

Las galletas se pueden considerar bollería industrial. Es posible que no lo supieras, pero esto es así. Lo ideal es buscar en las estanterías de los supermercados galletas que sean buenas para el organismo.

Es importante mirar siempre el etiquetado para no llevar a equivocación. Las galletas integrales son las ideales, pues el uso de esa harina hace que todo sea ventajas.

Las galletas que tiene mayor número de grasas trans son aquellas que están rellenas de cremas. Las que tienen chocolate en su interior, por ejemplo, son las menos saludables y por lo tanto las deberías de quitar de tu dieta en cuanto leas estas palabras.