bancos

Algunas entidades españolas no descartan cobrar a los particulares por sus ahorros y el foco está puesto en 2020. La situación ha empeorado desde septiembre, tras la penúltima reunión de Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo (BCE), cuando decidió mantener los tipos de interés al 0% y la tasa a los depósitos se redujo de -0.4% a -0.5%.

En un encuentro celebrado este martes, el presidente de CaixaBank, Jordi Gual, se mostraba molesto con la situación y destacaba que la zona euro “ha agotado al máximo” la política monetaria. En su opinión se han llevado a cabo “esfuerzos extraordinarios” y “nadie duda” de que hasta ahora ha contribuido a ayudar a la banca y estabilizar la situación “contribuyendo al desapalancamiento, mejorar el balance y la calidad de los activos”.

Pero se mostraba rotundo “los tipos se han mantenido bajos más allá de los necesario” al tiempo que pedía el turno para la política fiscal.

Los bancos españoles se sienten amenazados y no descartan cobrar por los depósitos. Y más ahora que Alemania, el motor económico de Europa, ha abierto la veda.

PAGAR POR DEPÓSITOS DESDE 1 EURO

Según se conocía esta semana, los nuevos clientes del banco alemán Volksbank Raiffeisenbank tendrán que pagar por cualquier tipo de depósito (desde 1 euro). Aunque de momento respetarán a los que ya tenían sus ahorros en la entidad y no les va a cobrar nada.

Esta entidad se une a lo que ya han hecho en ese país otros bancos como Berliner Volksbank, que decidió aplicar una tasa negativa del 0,5% a aquellos clientes que superan los 100.000 euros. Pero también, otras entidades como Deustche Bank o Commerzbank han comentado en alguna ocasión estar de acuerdo con esta idea y no tardarán en hacerlo.

En España las cosas han cambiado mucho desde que arrancara 2019. Los bancos han empezado a cobrar a los clientes institucionales y grandes compañías. El siguiente paso ha sido dejar de vender depósitos. Una decisión que adoptaron el Banco Santander, CaixaBank, Bankia, Liberbank y Kutxabank. Más tarde, Bankia se convertía en el primer banco en anunciar que empezará a cobrar intereses por los depósitos a determinados clientes de banca privada.

¿Y LOS PARTICULARES?

A principio de año, los presidentes y CEOs de las entidades españolas rechazaban por completo empezar a cobrar a particulares por sus ahorros. Ahora, a punto de acabar el año, las cosas han cambiado mucho. Y en octubre se ha puesto de manifiesto.

El sector tiene cada vez menos dudas de que el punto de partida es 2020, si bien, los tipos de interés siguen en negativo después de más de tres años y no hay pronóstico de que cambie hasta por lo menos 2021.  

En octubre, durante la presentación de resultados de los bancos, la pregunta que más se repitió fue ¿empezaréis a cobrar por los depósitos a particulares? Y las respuestas fueron en la misma línea, no ahora, pero la competencia marcará el ritmo.

Por ejemplo, Jaume Guardiola de Banco Sabadell explicaba que cobrar por los depósitos “resulta casi inevitables” en el momento actual, pero sería la competencia la que decidiría quién lo hacía primero con los particulares.  Y además señalaba que el coste que ahora asume la banca “de alguna forma se tiene que ir repercutiendo” refiriéndose a trasladar los tipos negativos del BCE a los depósitos.

También, el consejero delegado de BBVA, Onur Genç, destacó que en algunos países ya se están cobrando, ellos lo hacían a grandes empresas e instituciones y en adelante iban a monitorizar las dinámicas de los tipos de interés y de la competencia para tener en cuenta su posición con los particulares.

A su vez, el CEO del Banco Santander, José Antonio Álvarez subrayaba que ya cobran a la parte institucional, pero tenían que ver “cómo evoluciona” el sector.

PRIMERA MEDIDA: CLIENTES VINCULADOS

A la espera de quién lo hace primero, la banca está apostando por quitarse de en medio a los clientes menos vinculados. Recientemente Santander, BBVA y Bankia endurecían las condiciones de vinculación de los clientes.

Así, si un cliente no quiere pagar comisiones por mantenimiento de cuenta o por realizar transferencias tiene que optar por domiciliar su nómina en el banco o algún recibo. Es el caso de BBVA.

Mientras que el Santander anunciaba recientemente que dejará de remunerar a partir del 1 de enero de 2020 la cuenta 1,2,3. Uno de sus productos estrella en banca retail, debido al entorno de tipos de interés negativos, que tiene visos de prolongarse ante la desaceleración de la economía.

EL TURNO DE LAGARDE

Tal y como adelantamos en MERCA2, otra de las medidas adoptadas en la última reunión del BCE es el Tiering System. Un estímulo que busca que los bancos no paguen por el 100% de sus reservas y, con ello, evitar que cobren por los depósitos de sus clientes.

Sin embargo, la ayuda, no es del todo suficiente. El 12 de diciembre se celebra la última reunión del año del BCE y la primera de Christine Lagarde al frente de la entidad. En sus manos está la decisión de prolongar o no en el tiempo esta política de estímulos.