aceite de oliva aceituna de mesa

Las interprofesionales del aceite de oliva y de la aceituna de mesa, que representan a los sectores agroalimentarios más afectados por los aranceles impuestos por la Administración de Donald Trump, han exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se sitúe al frente de los intereses españoles para defender con contundencia los productos nacionales.

En concreto, ambas asociaciones consideran que este ataque por parte de Estados Unidos es una “cuestión de Estado”, ya que pone en riesgo la supervivencia de pilares fundamentales de la agroeconomía nacional de los que viven más de medio millón de familias en España, así como la sostenibilidad de amplias zonas rurales.

De esta forma, en un comunicado, piden a Sánchez que se ponga al frente de la defensa de los intereses de España como nación, “sin más dilación”, y solicitan una reunión “urgente” para tratar este tema, después de que este jueves se hayan reunido con la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, y el titular de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para abordar la situación actual.

El sector del aceite de oliva y de la aceituna de mesa cree que “no” es posible confiar únicamente en el papel negociador de la Unión Europea y considera que tiene que ser España “directamente” la que intensifique la batalla por unos sectores que están sufriendo la expulsión del mercado americano.

Las interprofesionales creen que se trata de un “ataque injustificado” que se ha dirigido, con toda la intención, contra las producciones alimentarias “más emblemáticas y asentadas” en el mercado norteamericano y apreciadas por sus consumidores como referentes de calidad.

“IRRESPONSABLE POSICIÓN DE TRUMP”

La titular de Industria, Comercio y Turismo en funciones lleva meses criticando la “irresponsable” la posición que mantiene la Administración de Donald Trump en el mercado internacional. Además, ha comprometido los esfuerzos del Gobierno de España para defender los interiores de las empresas nacionales.

Maroto ha lamentado que Estados Unidos haya roto con el sistema multilateral y ha advertido de que los aranceles son “negativos” para todos. Maroto ha explicado que la puesta en marcha de aranceles afecta y mucho al mercado nacional, tal y como se ha puesto ya de manifiesto en el cultivo de la aceituna negra en Sevilla, donde en los últimos meses se ha aplicado unos aranceles del 34% y la producción ha caído en torno al 84%.

Además ha reiterado que ha sido Estados Unidos el que “ha roto la baraja” y ha destacado que, si hay voluntad entre las partes, se pueda avanzar en la consecución de una solución a la problemática generada.