domingo, 14 julio 2024

Esther Mucientes: «Los fans de ‘Sálvame’ tendemos a perdonarles sus excesos»

La periodista Esther Mucientes ha analizado el nacimiento, vida y muerte del formato que más años ha liderado la franja vespertina en la historia de la televisión en España, el divertido, entretenido y polémico ‘Sálvame’.

La redactora de El Mundo narra en el muy recomendable ‘Por Sálvame ma-to: 14 años de revolución televisiva’ (La Esfera de los Libros) el amargo final del rentabilísimo programa que ahora, con menos medios y en un escaparate televisivo menor, intenta resurgir con el nombre de ‘Ni que fuéramos Shhh…’.

(PREGUNTA). ¿Qué has querido contar en este libro?

(RESPUESTA). Mi intención es contar la historia de ‘Sálvame’ y la de su productora, La Fábrica de la Tele. Los espectadores en muchas ocasiones desconocen algunas claves de lo que ocurre al otro lado de la pantalla, y en el final de ‘Sálvame’ creo que pasa eso.

(P). ¿Qué diferencia a ‘Sálvame’ de otros formatos?

(R). Es el programa más irreverente de la televisión española en los últimos 20 años. ‘Sálvame’ no tenía líneas rojas, lo cual era parte de su encanto y clave en su caída.

(P). Fue muy irreverente e incluso cruel la forma en la que se enteraron de su cancelación.

(R). No se quiso hacer así. A nosotros (El Mundo) nos llega la información sobre la decisión de Mediaset España mucho antes de publicarla. Nosotros preguntamos y en la editora de Telecinco al principio nos lo negaron, hasta que nos lo confirmaron. Eso sí, nos pidieron que por favor no lo publiquemos hasta que ellos se lo comuniquen a La Fábrica de la Tele.

Teníamos las piezas montadas para darlo al lunes siguiente, pero el viernes anterior desde Mediaset España se filtra a otro medio (Informalia) y nos obliga a soltarlo con el consiguiente dolor para el equipo del programa.

(P). Leyendo el libro se proyecta una imagen edulcorada de ‘Sálvame’, que ha hecho daño a mucha gente. Con el paso del tiempo, ¿estamos siendo muy indulgentes con sus excesos?

(R). Desde luego que sí. Los que éramos seguidores tendemos a perdonarles sus excesos. Nos han regalado tantos buenos ratos de divertimento que les perdonamos. El programa cruzó muchas líneas y se convirtió en algunos aspectos en lo que popularmente se llama telebasura.

(P). La docuserie sobre Rocío Carrasco provocó que Federico Jiménez Losantos emprendiera una campaña contra ‘Sálvame’ y que Ana Rosa Quintana tomase distancias con el programa.

(R). La verdad es que ni La Fábrica… ni Mediaset calcularon lo que tenían entre las manos. Ni productora ni cadena vieron que estaban haciendo un programa sobre violencia de género que iba a marcar la agenda política, sino una exclusiva del corazón que se llevaba buscando desde hace 20 años.

La sociedad se posicionó a favor y en contra de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ y en la productora se equivocaron, por ejemplo, haciendo espectáculo del despido de Antonio David Flores. En definitiva, que no midieron que estaban analizando un aspecto tan grave para la sociedad y creyeron que era un espectáculo.

(P). En la izquierda siempre se ha mirado con displicencia a la prensa rosa, pero en ámbitos progresistas se ha hecho bandera con ‘Sálvame’ tras su final, la RTVE socialista ha apostado muy fuerte por el corazón en el último año y Pedro Sánchez invitó a Jorge Javier Vázquez a presentarle su último libro. ¿Qué ha pasado?

(R). ‘Sálvame’ se había identificado con la izquierda por Jorge Javier Vázquez y aquello del «rojos y maricones». Es cierto que otros colaboradores se posicionaban en otra ideología, pero el presentador marca mucho. En el final del programa estuvo implicado el expresidente de Mediaset España, Borja Prado, que tiene una conocida ideología conservadora. Tras la cancelación, Jorge Javier parecía defenestrado y Pedro Sánchez lo quiso restaurar.

'Sálvame'
Jorge Javier Vázquez.

(P). En el libro explicas el error que supuso para Mediaset España dejar escapar ‘Pasapalabra’.

(R). Afectó muchísimo a las audiencias porque tenía un gran efecto arrastre, tanto en el informativo que iba después como en ‘Sálvame’, que le precedía en la parrilla.

(P). Paolo Vasile hizo mal con Pablo Motos, Karlos Arguiñano o ‘Pasapalabra’ lo que le salió bien a Florentino Pérez cuando dejó escapar a Sergio Ramos o Cristiano Ronaldo.

(R). Vasile creía que la cadena estaba por encima de los individualismos. Él tenía una fórmula muy clara, barata y que se retroalimentaba.

(P). María Patiño me dijo en la presentación de ‘Ni que fuéramos Shhh…’ que para ella sería un fracaso que el nacimiento de programa alimentase una guerra de cadenas.

(R). Yo creo que era inevitable. Es evidente que se están alimentando de la ‘cadena de enfrente’. La herida no está cerrada y no dejan de hablar de formatos como ‘Supervivientes’. Pienso que la sangre no va a dejar de brotar por ahora.

(P). ‘Ni que fuéramos Shhh…’ ronda el 3% de share y su antecesor en Ten ‘Caso cerrado’ rondaba el 2%. ¿No se esperaba más?

(R). En Ten están felices con el formato porque van a rozar el 2% de share mensual y hasta ahora su récord estaba en el 1,4%. También hay que tener en cuenta que ‘Ni que fuéramos Shhh…’ tiene mucha audiencia en streaming a través de plataformas y redes. Ahora, simplemente, cuentan con una ventana lineal de la que al principio carecían.

'Sálvame'
María Patiño.

(P). El hueco de La Fábrica de la Tele la ha cubierto Mediaset España con Banijay, que ha tenido algunos éxitos y muchos fracasos.

(R). Yo creo que es un acierto apostar por Banijay, no hay más que ver el éxito de ‘Supervivientes’. Esta temporada han apostado por la calidad y por dar más protagonismo a la isla que a lo que sucede en los platós. También cuentan con ‘GH’ o ‘La isla de las tentaciones’. Es evidente que otros formatos han funcionado peor, como ‘Así es la vida’. Pero es que Telecinco tiene un problema por las tardes.

(P). Otra compañía beneficiada por la marcha de la productora de Óscar Cornejo y Adrián Madrid es Unicorn Content, que no ha sido capaz de mantener los datos ni de las mañanas ni de las tardes.

(R). El público de las tardes es muy diferente al de las mañanas y ‘TardeAR’ necesita un proceso de adaptación. Además, luchar contra un formato sin publicidad como ‘Y ahora Sonsoles’ es muy complicado.

(P). El nuevo CEO de Mediaset España, Alessandro Salem, está realizando apuestas que a priori parecen muy naif. El último ejemplo es empujar a competir contra los exitosos Pablo Motos y David Broncano al bueno de Carlos Latre.

(R). La verdad es que no lo tiene nada fácil. Pero el tiempo dirá si las nuevas apuestas de Mediaset España le dan la razón.


- Publicidad -