martes, 16 julio 2024

La remuneración de los depósitos, clave del rechazo del Gobierno a la operación BBVA-Banco Sabadell

El ministro de Economía, Carlos Cuerpo, desconfía de las intenciones de BBVA con la opa a Banco Sabadell, a pesar de ser una operación que ayudaría a la financiación de las pymes y permitiría la creación de una gran entidad financiera en España para competir de tú a tú con la banca europea.

Cuerpo ha mostrado sus reticencias a la operación financiera junto al presidente de BBVA, Carlos Torres, al coincidir ambos en la jornada inaugural de los cursos de verano de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), celebrada en Santander y a la que ha acudido MERCA2.

EL BCE Y BBVA

El proceso de la operación espera ahora al Banco Central Europeo (BCE), que ya ha registrado la solicitud y tiene un tiempo de respuesta de entre 60 y 90 días para responder. También la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tendrán que pronunciarse al respecto. También deberá pronunciarse el Banco de España (BdE), pero BBVA tiene la intención de mantener la oferta con una la alta prima para los accionistas de Banco Sabadell, de hasta el 27,5% desde el anuncio de la operación, hasta mejores condiciones para la financiación de las pymes clientes de la entidad con sede en Alicante.

Todos esperan, especialmente, al dictamen de Competencia, pero será el Gobierno quien tenga la última palabra a la hora de dar luz verde a la operación, a pesar de que organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) han pedido a los Gobiernos evitar inmiscuirse en operaciones empresariales.

Carlos Torres y el propio Carlos Cuerpo han esgrimido una gran sintonía, ambos conservan una amistad antes de que Cuerpo fuera nombrado ministro de Economía, pero esa relación no tapa ni trasciende al ámbito profesional. Cada uno salvaguarda sus intereses, uno por el interés general, y el otro para hacer crecer al banco a costa de ganar clientes entre las pymes, responsable del 60% del empleo en España y con una gran incidencia en Cataluña, donde el BBVA es uno de los grandes protagonistas tras las fusiones frías de las cajas de ahorro en 2009 y la posterior compra de las entidades resultantes tras la debacle financiera de hace más de una década.

Carlos Torres y el propio Carlos Cuerpo han esgrimido una gran sintonía, ambos conservan una amistad antes de que Cuerpo fuera nombrado ministro de Economía

Cuerpo ha mostrado su «preocupación» por la operación, más después de que la banca haya denegado la remuneración de los depósitos bancarios. A su juicio, las entidades financieras esquivaron la traslación de las subidas de tipos de interés al ahorro ante la «alta liquidez» de las entidades financieras y «a la ausencia de competencia en el sector», que se ha comportado como un «oligopolio». «Preocupó» cuando las entidades financieras no realizaron la traslación de las sucesivas subidas de tipos de interés, y esto provocó una demanda «exponencial» para las letras del Tesoro.

Este escenario es un «elemento perjudicial» para los propios clientes, que dicen defender las entidades financieras, según Cuerpo.

IMPLANTACIÓN TERRITORIAL

Además, Economía vigila también la implantación territorial de las entidades financieras, especialmente la zona de la España vaciada e incluso con barrios con rentas bajas, donde el acceso a los servicios financieros está desapareciendo. De esta forma, la percepción del Ejecutivo sobre la opa se mantiene invariable.

Para el presidente de BBVA, la operación no solo tiene sentido contable, sino también social, con impacto para los accionistas de Banco Sabadell, que podrían optimizar los ahorros. La operación tiene un «enorme atractivo», ha afirmado Torres. Tanto Cuerpo como el máximo ejecutivo de BBVA apuntan que será un proceso con los tiempos muy marcados y habrá que esperar a cada uno de los organismos para conocer las perspectivas reales de la operación.

Banco Sabadell

Para tratar de convencer a Cuerpo, Torres ha insistido en que BBVA mantendrá las condiciones de financiación para las pymes durante al menos 12 meses. En concreto, las «líneas líneas de circulante» siempre y cuando salga adelante la OPA hostil, al ser contraria a la cúpula de Banco Sabadell. Se trata así de mantener las condiciones del pasivo a corto plazo, utilizado para realizar pagos a proveedores y gastos corrientes.

Para tratar de convencer a Cuerpo, Torres ha insistido en que BBVA mantendrá las condiciones de financiación para las pymes durante al menos 12 meses

De hecho, la principal justificación del BBVA para lanzar la opa hostil se centra en las grandes y buenas proyecciones de las pymes para los próximos años. La opa sobre Banco Sabadell es una «apuesta clara» para crecer en el segmento de las pymes.

«Reforzará aun más nuestro compromiso con estas empresas y contribuiremos al excelente trabajo realizado por Sabadell», ha asegurado Carlos Torres, quien considera que si la operación no se lleva a cabo será una oportunidad perdida.

BBVA

Por otro lado, Torres ha mostrado su confianza en la evolución de la economía española. En este sentido, ha destacado la buena marcha de las exportaciones y los datos de afiliación, aunque las horas trabajadas y las importaciones muestran una senda contraria, así como la riqueza per cápita. BBVA ha dado a conocer un mejora de las perspectivas económicas ante el buen comportamiento de la economía española, que crecerá al 2,5% frente al 2,1% anterior.


- Publicidad -