viernes, 19 julio 2024

La petrolera estatal saudí Aramco busca su sitio en el negocio ‘verde’ de Repsol

Saudi Aramco, la compañía de petróleo estatal de Arabia Saudí, ha puesto en la lista de la compra a uno de los activos estrella de Repsol. La entidad, controlada por el Gobierno de la monarquía de Oriente Medio, habría contratado los servicios del banco francés BNP Paribas para ‘darle un bocado’ al capital de la filial ‘verde’ de la energética española.

Según esta información, publicada por el diario Expansión, BNP se encargaría de gestionar la entrada de Aramco en Repsol Renovables a través de una ampliación de capital cuyos recursos serían destinados posteriormente a potenciar el crecimiento de la filial.

El medio aclara que todavía no se ha producido ninguna oferta formal para concretar la operación por parte de la compañía de hidrocarburos saudí. Actualmente, el capital de Repsol Renovables se reparte entre Crédit Agricole Assurances y Energy Infrastructure Partners (EIP), poseedores de un 25% entre los dos, y por otra parte la matriz Repsol, propietaria del 75% restante.

SEGÚN LAS INFORMACIONES QUE CIRCULAN EN TORNO A LA OPERACIÓN, CUALQUIER POSIBLE ACUERDO MANTENDRÍA A REPSOL COMO DUEÑO DE AL MENOS EL 50% DE LAS ACCIONES DE SU FILIAL DE RENOVABLES

Según el artículo, ni la petrolera encabezada por Josu Jon Imaz ni el resto de accionistas de Repsol Renovables están por la labor de «diluirse» debido a una eventual presencia de Aramco entre los inversores de la compañía. De confirmarse esta postura, cualquier intento de transacción por parte de los saudíes se encontraría con una fuerte resistencia que complicaría las negociaciones.

Hace un mes, otro periódico, ‘El Economista‘, adelantó citando a ‘Reuters‘, que Repsol estaba enfrascada en negociaciones para vender una parte de su negocio de energías limpias a un inversor por entonces no identificado. La información desvelaba que la compañía española contaba con el asesoramiento del Banco Santander y entre sus condiciones iniciales para cualquier acuerdo estaba mantener la mitad de las acciones de la filial.

El pasado abril, un informe de la entidad suiza de servicios financieros UBS tasó el valor de Repsol Renovables en 5.900 millones de euros.

LA FEBRIL ACTIVIDAD FINANCIERA DE ARAMCO

Arabia Saudí está decidida a diversificar sus fuentes de ingresos ante el progresivo abandono de su tradicional surtidor de riqueza, el petróleo, en favor de las energías limpias. Esta política se ha trasladado a Aramco, que ha sido objeto de grandes movimientos financieros en los últimos años, entre los que destaca la mayor Oferta Pública de Venta (OPV) de la historia, que en 2019 alcanzó los 25.000 millones de dólares (22.525 millones de euros).

La semana pasada, se conoció que Riad ha completado la venta de 1.545 millones de acciones de la petrolera estatal, equivalentes al 0,64% del capital social, a un precio de 27,25 riales por título. Esta transacción ha permitido al Reino ingresar un total de 42.101 millones de riales (10.310 millones de euros), según informó la empresa.

El precio definitivo se ha situado así en la mitad inferior de la horquilla de entre 26,70 y 29 riales anunciada al registrar el folleto de la operación sobre Aramco, que dio comienzo el pasado 2 de junio.

EN EL PRIMER TRIMESTRE DE 2024, LA PETROLERA ESTATAL SAUDÍ REGISTRÓ UN BENEFICIO UN 12% MENOR AL DEL MISMO PERÍODO DE 2023, ADEMÁS DE UNA REDUCCIÓN DE CASI EL 5% EN SU CIFRA DE NEGOCIO

Asimismo, el precio fijado para la venta de las acciones representa un descuento del 6% respecto de los 29 riales marcado al cierre de la sesión del pasado 30 de mayo, última jornada hábil en la Bolsa de Riad antes del anuncio de la colocación.

En el primer trimestre de 2024, Aramco obtuvo un beneficio neto atribuible de 27.562 millones de dólares (25.320 millones de euros), lo que supone una reducción del 12% con respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, mientras que su cifra de negocio se redujo un 4,8% interanual, hasta 116.759 millones de dólares (107.263 millones de euros).

No obstante, en consonancia con su objetivo de maximizar el valor para los accionistas, el consejo de Aramco declaró un dividendo base de 20.300 millones de dólares (18.649 millones de euros) y una nueva distribución de dividendos vinculados al desempeño de 10.800 millones de dólares (9.921 millones de euros), elevando el total de dividendos declarados para el primer trimestre a 31.067 millones de dólares (28.540 millones de euros).


- Publicidad -