viernes, 21 junio 2024

Vodafone y el nuevo rumbo comercial con equipo reforzado que podría fijar el empleo

La nueva Vodafone España ha echado a andar el pasado 1 de junio y lleva una decena de días con intensa actividad informativa que un futuro nuevo rumbo, en el que apuesta por potenciar novedosas líneas de negocio y departamentos clave de la empresa para sacarla del letargo en el que se mantenía desde que se anunciara su compra por parte del fondo británico Zegona. La llegada del gurú del éxito de Euzkaltel, el CEO José Miguel García, ha traído una constante comunicación comercial, nuevos productos y servicios tecnológicos, y cierta esperanza entre los 3.400 trabajadores que ven interés en la empresa en tratar de salir hacia adelante antes de decidir dejar a nadie atrás.

No obstante, no se fían y los sindicatos UGT y CCOO de Vodafone se han reunido en el congreso con el diputado de Sumar Félix Alonso Cantoné, con el que han acordado hacer una pregunta parlamentaria con sobre los «compromisos a los que ha llegado Zegona para la adquisición de Vodafone en materia de empleo, sostenibilidad económica y retorno rápido, así como valoración del Gobierno desde una perspectiva social de dicha adquisición«, que el Gobierno tiene que contestar antes de las seis de la tarde del próximo día 26 de junio.

Mientras los trabajadores mantienen la incertidumbre, donde sí ha habido cambios es en la alta dirección. Ya en Navidad el que ha sido CEO de Vodafone España en los últimos años, Mario Vaz, reconoció que una vez que el fondo británico Zegona desembarcara como dueño y señor de la operadora española, él se volvía a su tierra, a Portugal, a descansar tras tanto envite empresarial y de mercado.

Y así lo ha hecho tras la llegada a las oficinas de la salida de Madrid por la carretera Nacional II de José Miguel García, que nada más desembarcar ha realizado una profunda renovación de cargos directivos, ordenado una hipercomunicación de ofertas comerciales atractivas para los clientes y recordatorios de hitos tecnológicos. Por todo esto tanto fuentes sindicales como de la empresa insisten en que todo apunta a que primero se va a tratar de andar los nuevos caminos, antes de pensar en reestructuraciones y disgustos laborales.

Según nos indican desde fuentes sindicales, «en la renovación de directivos ha habido de todo; gente que se ha ido ante la incertidumbre y otros a los que les han invitado a irse, porque al haber un cambio de dirección, esta organiza su propio equipo de confianza para arrancar el nuevo proyecto, con fichajes (se refieren a Ángel Álvarez, el hasta ahora responsable del éxito comercial de Digi) tipo estrellas del fútbol, y con personas que creen en el nuevo camino».

José Miguel García, que nada más desembarcar ha realizado una profunda renovación de cargos directivos, ordenado una hipercomunicación de ofertas comerciales atractivas para los clientes y recordatorios de hitos tecnológicos

No obstante, desde las filas sindicales sí se temen que pese al nuevo empuje de la marca haya propuesta futura de salidas, aunque mantienen que la actual plantilla de Vodafone, de 3.400 empleados y empleadas, es una plantilla que no está sobredimensionada y que «no nos sobra nadie; al contrario. Está todo el mundo hasta arriba de trabajo, porque estamos muy ajustados. Solo hay que comparar nuestra plantilla con la de Telefónica o Masorange; la diferencia es una barbaridad», nos indica un responsable de CCOO.

Y es que los y las trabajadoras que se encargan del IoT en España no pertenecen al Vodafone de Zegona, porque esa línea de negocio quedó fuera de la venta y es de Vodafone Grupo (la operadora inglesa) y, por ejemplo, los técnicos de campo que realizan el despliegue de la fibra son personal externalizado. «El personal de Vodafone España son empleados técnicos y cualificados, que gestionan las cuestiones de ingeniería, las redes y la operativa interna que atiende a clientes de telefonía y fibra, tanto particulares como de empresa«.

No obstante, que todas las manos sean necesarias podría cambiar porque, «todavía desconocemos futuras políticas empresariales que podrían indicarnos si esa dimensión de plantilla va a ser la adecuada o no», aclaran desde uno de los sindicatos consultados.

Vodafone y el nuevo rumbo comercial con equipo reforzado que podría fijar el empleo
José Miguel García, nuevo CEO de Vodafone España, cuando era consejero delegado de Euskaltel.

VODAFONE Y EL NUEVO ARROJO COMERCIAL

Por el momento, Vodafone España ha comenzado una nueva etapa comercial centrada en la comunicación constante de sus logros, y en la atención y mejora de la experiencia de cliente. Como primer paso, la compañía anunció el pasado día 3 que comenzaba a regalar dispositivos por sus tarifas convergentes, el día 4 que sus clientes contarían con las interesantes y liberalizadoras eSIM para sus tarifas prepago, al día siguiente anunciaba su acuerdo con Ericsson para el despliegue de redes privadas 5G en la industria.

Tres días después, la operadora roja ha reconocido comenzar la nueva etapa comercial con la eliminación temporal de los descuentos en los planes de precios de todos sus clientes particulares y autónomos, que «verán en sus facturas los descuentos en sus tarifas de forma indefinida y no tendrán que preocuparse de contactar para renovarlos». También han hecho cuentas y nos recuerdan que la compañía ha invertido 2.308 millones de euros en red móvil en 5 años, los que se cumplen desde el lanzamiento de la primera red comercial 5G del mercado español.

Solo en esta apuesta tecnológica, la compañía cuenta con más de 60 dispositivos en su portfolio y ha desarrollado más de 200 casos prácticos 5G en colaboración con administraciones, empresas y startups en múltiples sectores de actividad, incluyendo emergencias, transportes, sanidad, industria 4.0, turismo o agricultura.

VODAFONE Y TALENTO RENOVADO

Destaca también la renovación de sus cargos directivos, que según algunas fuentes apuntaban a que, en los últimos meses, obedecía a un abandono por parte de los y las anteriores responsables, pero fuentes sindicales indican que, más bien, es un cambio de políticas decididas por el nuevo CEO, quien quiere a su lado a personas ilusionadas con el proyecto y de su absoluta confianza, muchos de su exitosa etapa al frente de Euskaltel.

Ya dio el golpe de efecto al poner al frente de las decisiones comerciales sustituyendo a nacho Román y como director de la unidad de consumo a Ángel Álvarez, responsable del éxito de la experiencia de cliente (Chief Commercial Officer) en Digi hasta hace apenas un mes, quien ya ha manifestado que lo que ha venido a hacer al Vodafone de Zegona es, «proporcionar la mejor conectividad y facilitar la inclusión digital para que los usuarios disfruten siempre de la mejor experiencia de red desde cualquier lugar. Se ha demostrado que incrementos en el nivel de digitalización se traducen automáticamente en incrementos de productividad y del PIB».

Ámgel Álvarez: «Se ha demostrado que incrementos en el nivel de digitalización se traducen automáticamente en incrementos de productividad y del PIB»

El listado de nuevo talento que ha aterrizado incluye a Julia Velasco, que enfrentará las responsabilidades más tecnológicas (IT) como directora de Red, al frente también de las áreas de sistemas, Operaciones de Cliente y Ciberseguridad, labor que realizaba hasta ahora Sandra Vujovic. En la dirección del área de Legal, Regulación y Seguridad Corporativa, José Ortíz Martínez «abogado experto en derecho societario y consejos de administración, tiene una trayectoria de más de 30 años, con amplia experiencia en el sector de las telecomunicaciones, que ha ocupado similares en Jazztel y Euskaltel», sustituirá a Elena Otero-Novas.

Y para echar cuentas laborales, Berta Álvarez Stuber «abogada de formación, cuenta con 20 años de carrera en la dirección de personas y estrategia de recursos humanos y ha ocupado el cargo de máximo responsable de RRHH y Organización en Euskaltel y más recientemente en MásMóvil», reemplazará a Bülent Bayram como Directora de Recursos Humanos, lo que indica toda y una declaración de intenciones, porque el historial de Berta no está ligado a grandes EREs.


- Publicidad -