martes, 18 junio 2024

El Tesoro busca recaudar 2.500 millones de euros en la primera subasta de deuda pública tras la reducción de tipos de interés

IG Markets

Deuda pública española: ¿qué esperar de la subasta de mañana en un entorno de bajada de tipos?

La esperanza está en el aire en el Tesoro Público español, que espera colocar entre 1.500 millones y 2.500 millones de euros en la primera subasta de deuda del trimestre. Este movimiento se produce después de la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de rebajar los tipos de interés por primera vez desde 2019.

Impacto de la política monetaria en la deuda pública

Las decisiones de política monetaria tienen un impacto directo en las subastas del Tesoro, que han visto crecer la remuneración ofrecida a los inversores en los últimos meses. Este aumento es consecuencia directa de la subida de tipos, lo que ha llevado a un aumento del interés en la compra de deuda, especialmente entre los hogares.

Sin embargo, la última decisión del BCE de recortar los tipos cambia las reglas del juego. El BCE había dejado intactos los tipos durante cuatro reuniones seguidas, lo que había llevado a un aumento consecutivo del precio del dinero. Ahora, con la bajada de tipos, se espera que los inversores se interesen aún más por la deuda pública.

La subasta de mañana: ¿qué se puede esperar?

En la última emisión de letras a 3 y 9 meses, el Tesoro colocó 1.910 millones a tipos ligeramente inferiores a los de la subasta anterior de este tipo de papel. En concreto, el interés ofrecido por las letras a 3 meses se situó en el 3,630%, mientras que el de las letras a 9 meses se colocó en el 3,439%.

En este contexto, la expectación para esta próxima subasta es elevada, especialmente entre los hogares. La bajada de tipos puede llevar a una mayor liquidez en el mercado y a una mayor demanda de deuda pública.

Estrategia de financiación del Tesoro para 2024

La estrategia de financiación del Tesoro para 2024 prevé unas necesidades de financiación nueva de en torno a los 55.000 millones, lo que supone una reducción de 10.000 millones respecto a las de 2023.

La emisión bruta prevista ascenderá a 257.572 millones de euros, un 2% superior a la de 2023 debido al incremento de las amortizaciones. El grueso se cubrirá mediante la emisión de instrumentos a medio y largo plazo con el objetivo de mantener la vida media de la cartera de deuda pública.

Además, el Tesoro planea recurrir nuevamente a las sindicaciones para la emisión de determinadas referencias de Obligaciones del Estado. Otros de los objetivos para 2024 será mantener la diversificación de la base inversora y apostar por la emisión de bonos verdes como elemento estructural del programa de financiación, reforzando de esta forma el mercado de finanzas sostenibles.


- Publicidad -