El mercado avala la ambición estratégica de Greening

Las predicciones respaldan los renovados planes de una envalentonada Greening, que se ha propuesto jugar para entrar en Champions. Las orondas cuentas de la energética le han granjeado credibilidad entre los analistas, que vaticinan un retorno digno de los riesgos que está dispuesta a asumir.

El pasado viernes, la firma dirigida por Ignacio Salcedo rediseñó su ‘hoja de ruta’ estratégica para los próximos años, marcándose para 2026 la meta de alcanzar la cifra de 430 millones de euros en ingresos. También aspira a un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 70 millones de euros, lo que representa un 17% sobre ingresos frente al 10% alcanzado a cierre de 2023.

Greening pretende de este modo avanzar al siguiente nivel en su evolución corporativa, apenas unas semanas después de haber presentado unos resultados 2023 de Primera División.

GREENING, A TOPE DE MORAL

El año pasado, Greening Group alcanzó un resultado bruto (Ebitda) consolidado de 10,2 millones de euros en el ejercicio 2023, lo que supone multiplicar por tres el resultado operativo bruto alcanzado en el ejercicio 2022. La cifra de ingresos consolidados ascendió a 100,6 millones de euros, dos veces y media más que el pasado año.

La sociedad, con sede en Granada, alcanzó un beneficio antes de impuestos de 5,6 ‘kilos’ a 31 de diciembre de 2023, lo que supone un incremento del 79,2% con respecto al resultado de 2022. Los notables números reportados le han valido una mejora en su rating crediticio, sostenida en gran medida por su negocio internacional.

El consejero delegado del grupo, Ignacio Salcedo, consideró que contar con una mayor cartera de proyectos antes de lo previsto permite a la compañía «aumentar su capacidad de generación, por un lado, y por otro contar con más activos para la rotación, actividades que nos permiten una alta generación de valor».

Igualmente, puso en valor que el negocio internacional supone más del 80%, «en mercados donde en los próximos años hay grandes expectativas de crecimiento».

LOS AUGURIOS SON FAVORABLES

Con este nuevo plan, la compañía granadina indicó que prevé consolidar su posición de generación renovable más allá de la energía solar, enfocándose a la multitecnología (eólica, biometano) y una fuerte apuesta por el almacenamiento «que aporten mayor rentabilidad y retorno a la inversión».

Sergio Ávila, analista de mercados de IG, compra los argumentos de Salcedo. Para el experto, el «sólido» desempeño financiero de Greening «refleja su confianza en la capacidad de crecimiento y consolidación en el mercado de energías renovables», lo que avala su intención de «expandir sus proyectos de energía eólica y solar, invertir en nuevas tecnologías, y aumentar su atractivo para los inversores».

«LAS MEDIDAS DEL NUEVO PLAN ESTRATÉGICO prometen fortalecer la posición competitiva de Greening, atraer más inversiones y generar mayores retornos para sus accionistas»

Sergio Ávila, analista de IG

Ávila destaca la intención de la compañía de «reducir su endeudamiento y mejorar su estructura de capital, mientras explora nuevos mercados geográficos y adquisiciones estratégicas». Estas medidas, remacha, «prometen fortalecer la posición competitiva de Greening, atraer más inversiones y generar mayores retornos para sus accionistas, consolidando su compromiso con la sostenibilidad y la innovación».

Asimismo, la estrategia de rotación de activos del grupo se marca un objetivo de hasta 450 megavatios (MW) entre 2024 y 2026 en parques en operación o en fase final de construcción. Con este proyecto, denominado Escipión, pretende alcanzar más de 100 millones de euros de capital para el crecimiento de la compañía e impulsar la creación de valor para los accionistas.

Además, debido a la mejor evolución de la cartera de generación respecto a la previsión inicial y a la nueva estrategia multitecnología, la compañía espera alcanzar 800 megavatios (MW) de generación propia en 2026, frente a los 500 MW del objetivo inicial de 2025. De acuerdo con el nuevo plan de negocio, la comercializadora de Greening Group espera llegar hasta 700 gigavatios hora (GW/h) año de energía en 2026.

«el primer año cotizado para Greening se ha cerrado de una forma muy positiva, ejecutando a la perfección y cumpliendo los objetivos que dieron para 2023, por lo que deberíamos tener confianza en que puedan alcanzar las cifras de 2026»

Eduardo Imedio, analista de Renta4

Eduardo Imedio, especialista en mercados financieros de Renta4, considera que la rotación de activos prevista en el nuevo plan es un paso en el buen camino, aunque matiza que «el mercado es soberano y los objetivos son muy ambiciosos».

En cualquier caso, la valoración final de su análisis es «muy positiva», otorgando a futuro «más de un 35% de potencial de revalorización a las acciones sin tener en cuenta las nuevas metas». Imedio considera que, de alcanzarse los 800 MW de generación propia en 2026, el salto al mercado continuo desde el BME Growth es factible.

«En nuestra opinión, el primer año cotizado para Greening se ha cerrado de una forma muy positiva, ejecutando a la perfección y cumpliendo los objetivos que dieron para 2023, por lo que deberíamos tener confianza en que puedan alcanzar las cifras de 2026», concluye Imedio.