Los minoritarios de Duro Felguera acudirán a la ampliación de capital y piden que se garanticen sus intereses

IG Markets

El Sindicato de Accionistas Minoritario (SAM) de Duro Felguera ha anunciado este jueves que todos sus miembros acordaron el miércoles en la junta celebrada a tal efecto acudir a la ampliación de capital, requerir información y documentación relevante sobre los hitos previos a la exención de Oferta Pública de Adquisición (OPA) por la CNMV, y solicitar copia íntegra a esta del expediente de exención de OPA.

«La decisión de suscribir supone, de nuevo, una manifestación de responsabilidad, defensa del interés social y de compromiso y confianza en el futuro de nuestra empresa», ha afirmado el SAM en un comunicado por el que han pedido que dado que la viabilidad de la misma y la entrada en el capital de los socios está «garantizada», se ha instado al consejo de administración a que cumpla «con su deber de velar por el interés de los accionistas minoritarios».

Así, han pedido que se atiendan tres peticiones para que den su beneplácito en la junta a la entrada de los socios industriales, esto es, que todos los miembros del consejo sean accionistas y suscriban la ampliación de capital, que los socios se comprometan a no prestar los títulos que les sean adjudicados para operar en corto, y, para la defensa de los minoritarios, y para que la compañía funcione de forma democrática y se incentive que el accionariado minoritario confíe en el consejo al tener voz y voto, el SAM ha solicitado el nombramiento de Eduardo Breña y Breña como consejero o de otra persona propuesta por el sindicato.

La decisión de suscripción de la ampliación de capital, bien total o parcialmente, a la espera de recibir la información y documentación relevante solicitada y de la respuesta a las peticiones que garanticen la representación de los minoritarios en la gobernanza y toma de decisiones a futuro, se ha aprobado por unanimidad de los miembros del SAM «con el convencimiento de que el consejo ha garantizado el derecho de suscripción preferente de la ampliación de capital para premiar nuestro compromiso, paciencia y confianza en nuestro futuro como empresa».

SAM ha recordado que el consejero delegado de Duro Felguera agradeció en la junta el apoyo recibido por la organización sindical y manifestó que el derecho de suscripción preferente del tramo reservado a los accionistas en la ampliación tenía la finalidad de «permitirles participar en la creación de valor que supone la entrada de Grupo Prodi y Mota-Engil por las enormes expectativas de crecimiento y sinergias que ello supone».

No obstante, el SAM ha denunciado el «malestar» existente entre el accionariado minorista por ver «descender su inversión y ahorros», y ha avisado de que «promoverán cuantas actuaciones sean necesarias para identificar a los responsables» de la operación en caso de que no resulte beneficiosa para los minoritarios después de que estos hayan aprobado la entrada de los socios industriales.

En cualquier caso, el SAM admite que es «difícil» que la ampliación no sea beneficiosa para los accionistas atendiendo a que la operación ha sido diseñada, negociada y supervisada de forma exhaustiva por el consejo, el Estado (SEPI y Comisión Nacional del Mercado de Valores), banca acreedora y por los socios.

«Esperamos eso sí, que nunca más se mantenga al margen de la gestión y gobernanza de la empresa a los accionistas minoritarios y que muchos […] decidan, como nosotros, mantener más del 50% del capital en manos de accionistas asturianos y españoles que, como propietarios, nos sentimos más cercanos a ellos y valoramos su entrada muchísimo más que los acreedores públicos y privados», ha resumido la nota de prensa.