Pictet AM apuesta por la Bolsa, con preferencia por Japón y Suiza, y reduce liquidez

IG Markets

Estamos ante un comienzo de año bastante positivo, donde el crecimiento económico sugiere un aterrizaje suave y la desaceleración de la inflación parece justificar los recortes de tipos de interés, explica de Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM.

Hasta el momento tecnologías de la información y servicios de comunicaciones han sido los protagonistas gracias en bolsa. El S&P500 cotiza a 20 veces beneficios esperados, aunque la mediana de empresas del índice cotiza a 17,5 veces y los «7 magníficos» a 30 veces. El índice S&P 500 ha sumado alrededor de 27% desde enero de 2019 mientras que el MSCI China perdido 58%.

Luca paolini Pictet Merca2.es

Ante la ralentización de la inflación y resiliencia del crecimiento, hemos pasado a sobre ponderar la renta variable y reducido liquidez, en un movimiento a corto plazo. A medida que comiencen a producirse recortes de tipos de interés mantener efectivo o equivalente será cada vez menos atractivo.

Nuestra preferencia táctica por renta variable está respaldada además por señales técnicas positivas, especialmente en EE. UU. y Japón. Los indicadores de sentimiento se han normalizado desde territorio de la euforia y la posición de los inversores muestra equilibrio entre opciones de compra y venta y entre inversores que apuestan por repunte frente a los que se preparan para una caída. Aunque de momento estamos neutrales en acciones de EE. UU., sobre ponderamos tecnologías de la información (TI). Además, Japón y Suiza son nuestros mercados preferidos en renta variable.

En renta fija sobre ponderamos deuda de EE.UU. y de Reino Unido -ante expectativas de que su inflación se ralentice-, así como deuda emergente en moneda local. En crédito sobre ponderamos calificaciones crediticias grado de inversión.

En cuanto a liquidez, las condiciones siguen favorables para las acciones este primer trimestre, sobre todo en EE. UU., donde el endurecimiento cuantitativo de la Reserva Federal no ha hecho mella, pues se ha visto compensado con creces por la retirada de efectivo de las instituciones financieras en el banco central, hasta el punto de que el aumento neto de liquidez es consistente con un índice S&P 500 cerca de los 5.000 puntos.

LA BOLSA DE EE.UU. PARECE CARA

Además, la temporada de resultados en EE. UU. confirma hasta ahora nuestras expectativas de recuperación de beneficios empresariales, que pueden aumentar este año un 4,3%.

Mercados EEUU pexels Merca2.es

Ahora bien, las acciones de EE. UU. parecen caras a 20 veces la previsión de beneficios a doce meses, un nivel que rara vez se mantiene. Aunque han mejorado las perspectivas de beneficios, especialmente en el sector tecnológico, el potencial alcista es limitado dada la exagerada previsión del consenso de crecimiento de beneficios por encima del 10%. Efectivamente, no podemos descartar que el gasto de los hogares se desacelere los próximos meses ni un deterioro de la inversión empresarial. A ello se añade que la prima de riesgo de la renta variable en EE. UU. es del 3,8%, la menor entre los mercados bursátiles de economías desarrolladas.

Por su parte las acciones de Japón -que sobre ponderamos- van viento en popa con muestras de resiliencia económica, reformas corporativas y valoraciones razonables, habiendo el índice Nikkei alcanzado en enero máximos de 34 años. Japón sigue siendo el único mercado de economías desarrolladas en positivo en nuestro modelo. Cuenta con fuerte aumento de salarios y puede aprovechar un repunte del comercio mundial.

Las divergencias de China y Japón marcan el mercado a corto plazo

También sobre ponderamos acciones suizas, que ofrecen exposición a valores defensivos y de calidad en un entorno de crecimiento global moderado. 60% de la capitalización bursátil del índice suizo incluye acciones defensivas, farmacéuticas y consumo básico, la mayor proporción entre las principales economías.

Pero estamos neutrales en acciones de la zona euros. Aunque las valoraciones son atractivas, es una región poco querida. El crecimiento en la zona euro, aunque estable, probablemente será anémico. De todas formas, estas acciones pueden sorprender con una mejora de las perspectivas de recuperación económica en el segundo semestre.

NEUTRALES EN CHINA Y OTROS EMERGENTES

También estamos neutrales en acciones de China y otros mercados emergentes. Las valoraciones relativas de las acciones chinas se encuentran en mínimos históricos, pero los inversores dudan de la voluntad de un apoyo fiscal a gran escala. Además, no está a la vista un cambio de rumbo en su mercado inmobiliario, clave para la mejora del sentimiento.

Los datos refuerzan la dependencia del BCE de los precios de los servicios y salarios

A pesar de algunas buenas noticias sobre la economía de China, persiste la preocupación respecto a si su crecimiento del PIB puede trasladarse a mayores beneficios empresariales. Que el grupo inmobiliario Evergrande haya recibido orden de liquidación de un tribunal de Hong Kong es un recordatorio de los desafíos pendientes en su mercado inmobiliario.

Yuan dolar istockphoto Merca2.es

Por sectores, sobre ponderamos tecnologías de la información, donde las estimaciones de crecimiento de beneficios son sólidas de manera relativa. Además, las oportunidades de crecimiento, en particular las generadas por loa avances en inteligencia artificial (IA), justifican en algunos casos la elevada valoración. También nos gustan las acciones de empresas de servicios de comunicación, que ofrecen exposición a IA con valoraciones más razonables.

estamos neutrales en energía, donde ya no vemos valor en acciones petroleras como cobertura de los riesgos geopolíticos en Oriente Medio.

DESACELERACIÓN LA SEGUNDA MITAD DEL AÑO

El caso es que nuestro indicador adelantado global de actividad empresarial apunta a desaceleración la segunda mitad del año. De hecho, esperamos que el crecimiento en economías desarrolladas sea 0,9% en todo 2024, aproximadamente la mitad del ritmo de 2023.

En concreto, es previsible que la dinámica de consumo e inversión no residencial en EE. UU. se deteriore pronto, lo que llevará a la Reserva Federal a recortar sus tipos de interés. A esto se añade que es probable que el Tesoro de EE. UU. pase a emitir más deuda a largo plazo que Letras el segundo trimestre, con desaceleración de operaciones de recompra inversa de deuda, lo que implica reducción neta de liquidez en el sistema financiero y probable aumento de las primas de riesgo. En conjunto es poco probable un mayor impulso de liquidez, pues los recortes de tipos de interés pueden mantener los tipos reales sin cambios.

DEUDA DE REINO UNIDO Y EE.UU.

Pero somos optimistas en renta fija este año, donde especialmente vemos valor en deuda del Reino Unido, que sobre ponderamos. Está barata, entre otras cosas porque las recientes sorpresas al alza de su inflación son transitorias y puede reducirse ante la debilidad de su economía, lo que dará al Banco de Inglaterra margen para recortar sus tipos de interés antes que en cualquier otro de los principales bancos centrales de economías desarrolladas.

También sobre ponderamos bonos del Tesoro de EE.UU., cuya rentabilidad a vencimiento puede reducirse hasta finales de año. Aunque hay demasiado optimismo sobre la rapidez y profundidad con que la Reserva Federal recortará sus tipos de interés, el cambio de ciclo monetario dará impulso a los precios de esta deuda. También sobre ponderamos deuda emergente en moneda local. Se ha comportado relativamente peor lo que llevamos de año, pero el giro moderado de la Reserva Federal es favorable y compensa en parte el riesgo en esta clase de activos.

En cuanto a crédito, sobre ponderamos la deuda empresarial grado de inversión, pero infra ponderamos la deuda de alta rentabilidad. Los diferenciales entre ambas clases de activos son ajustados en un entorno de débil impulso económico. La deuda empresarial de alta rentabilidad, en comparación con la deuda soberana, no ofrece la compensación adecuada respecto a los riesgos adicionales.

Jóse Julián Martín
Jóse Julián Martín
Jose Julián Martín es periodista de finanzas y mercados de formación internacional (Jacksonville University, Wharton y Bocconi). En su dilatada carrera ha pasado por las redacciones de Expansión, Invertia o Finanzas.com entre otros.