El ERE de Telefónica se ejecutará mediante salidas escalonadas hasta el fin de 2026

Telefónica ha planteado un ERE en Telefónica Soluciones, Telefónica Móviles y Telefónica de España para un máximo de 5.124 trabajadores afectados. Según ha sabido MERCA2, el proceso de salidas no se hará de golpe, sino que se llevará a cabo de modo paulatio a lo largo de los próximos años. Este ajuste está previsto que finalice durante 2026, el mismo año en que acaba el plan estratégico que presentó recientemente la compañía que preside José María Álvarez-Pallete.

Tras saber la cifra inicial propuesta, quedan por conocerse todavía muchas incógnitas de cómo y con qué condiciones se van a llevar a cabo estas salidas; si van a ser voluntarias o forzosas, si la empresa va a ser flexible y generosa, como lo viene siendo a lo largo de su historia en anteriores procesos similares, si habrá recolocaciones como piden los sindicatos, y cuánto va a suponer en cuanto a coste económico para la empresa y para el Estado.

Queda mucho por negociar y, por ello, en Telefónica se limitaron a señalar que «se han constituido formalmente Mesas de Negociación en Telefónica de España, Telefónica Móviles España y Telefónica Soluciones. En ese marco, la empresa ha comunicado a los distintos representantes de los trabajadores el ajuste correspondiente a cada una de estas sociedades para adecuarlas al exigente proceso de transformación y adaptación que requiere la nueva era digital». De cara a este proceso en la compañía destacan su capacidad de diálogo y la generosidad a la hora de las condiciones de las salidas de los empleados.

LA VOLUNTARIEDAD

En este marco, el punto clave que determinará de la negociación es si estas 5.124 salidas van a ser voluntarias o no. Los trabajadores mayores de 55 años, es decir, los nacidos en 1968, y en años anteriores si aún están en la empresa, y con una antigüedad de más de 15 años, va a ser señalados directamente. Lo que aún no está determinado es si podrán negarse o no a ser despedidos si pueden, como pretenden los sindicatos, «ser recualificados o cambiar de actividad, a través de upskilling y/o reskilling e internalizaciones».

En este sentido, los sindicatos han insistido en que lucharán por que «la empresa tome en consideración políticas de reinternalización de funciones y de reskilling para asegurar la empleabilidad de la plantilla y moderar el impacto». Según publicó ‘El País’, los primeros abandonos de su puesto van a realizarse justo a partir del día 19 de abril, día en el que la compañía cumplirá el primer centenario de la instalación de su primera red de cable.

Aunque son más empleados de los que se esperaban los que la empresa quiere despedir, cabe la posibilidad de que la negociación del ERE no sea tan traumática, ya que Telefónica cuenta con un historial de empresa que no manda fuera a sus trabajadores sin dejarles bien estructurada su supervivencia fuera de la compañía.

los primeros abandonos de su puesto van a realizarse justo a partir del día 19 de abril, día en el que la compañía cumplirá el primer centenario de la instalación de su primera red de cable

Uno de los datos que suponían una incógnita y que ya ha trascendido es que la empresa dispondrá de 2.000 millones de euros para abonar las debidas indemnizaciones. Un cálculo aproximado estima que tocará a unos 400.000 euros por despedido o despedida.

En los anteriores procesos de regulación de empleo, llamados Planes de Suspensión Individual (PSI), la compañía tendía a abonar una importante indemnización, a facilitar la salida con el cobro de un porcentaje superior al 60% del sueldo en cada salida y a propiciar que las personas cercanas a la edad de jubilación enlacen con la misma sin rupturas de ingresos ni traumas. Para que estas prejubilaciones puedan darse, la empresa tendrá que negociar con el Estado como abonar su coste, porque cabe recordar que en el último PSI, Telefónica pagó a la Seguridad Social un total de 350 millones en concepto de compensación.

Queda por conocer también si los empleados que salen van a poder incorporarse en el mercado laboral dentro del mundillo de las telecos y las operadoras, lo cual estaba prohibido en el caso de las bajas en los anteriores PSI. Al tratarse de un ERE, cabe la posibilidad de que esos trabajadores, con 55 años y toda una vida de experiencia, puedan buscar un empleo en la competencia, porque son todavía demasiado jóvenes para quedarse en su casa, y todavía también les quedará, a la mayoría, responsabilidades familiares que no se solucionan en varios años por delante con una indemnización, por muy abultada que parezca.

territorio rural
Las salidas coincidirán con la celebración del centenario del nacimiento y de las primeras instalaciones de la compañía en España.

TELEFÓNICA DESPIDE EN TODA ESPAÑA

Tras conocerse la cifra total de las salidas que propone la empresa que preside José María Álvarez-Pallete, además del resto de detalles y efectos de los tres ERE, quedaba por conocer también a cuántas personas de la compañía les iba a afectar concretamente por cada una de las tres entidades jurídicas y por cada una de las comunidades autónomas.

Según los datos que ha podido conocer MERCA2 de fuentes cercanas a la negociación, la cual va a continuar a partir de este lunes día 11 de diciembre, Madrid, Barcelona y la Comunidad Valenciana son las tres comunidades que acumulan un 54% de las salidas propuestas por la multinacional, y suman un total 2.700 trabajadores y trabajadoras señalados para abandonar la empresa.

Así, de los 4.085 empleados que la empresa quiere librarse en Telefónica de España, de Andalucía son 623, 119 de Aragón, de Canarias 113, de Cantabria 36, 112 de Castilla La Mancha, de Castilla y León 261, de Cataluña 699, de Madrid 881, de la Comunidad Valencia 305, de Extremadura, 69, 310 de Galicia, de Illes Balears 69, 7 de La Rioja, de Euskadi 230, de Navarra 32, en Asturias ha propuesto 135 salidas y en Murcia 84.

Madrid, Barcelona y la Comunidad Valenciana son las tres comunidades que acumulan un 54% de las salidas propuestas por la multinacional,

En Telefónica Móviles la multinacional propone la salida de 66 personas en Andalucía, 9 en Aragón, en Canarias 23, en Cantabria 6, 7 en Castilla La Mancha, en Castill y León 24, de Cataluña 76, de Madrid 624, 38 de la Comunidad Valenciana, de Extremadura 7, de Galicia 29, de Illes Balears se irían 8, una persona en La Rioja, 25 en Euskadi, 4 Navarra, en Asturias 5 y 6 en Murcia.

Telefónica Soluciones propone el despido de 2 personas en Andalucía, 1 en Castilla y León, dos en Cataluña, 75 en Madrid y otro trabajador más en La Rioja.

A partir de las negociaciones que quedan pendientes desde el próximo lunes, queda por saber, entre otros detalles de suma importancia, cuál será el número de bajas definitivas y si los sindicatos consiguen recortar la enorme cifra propuesta por la empresa. Asimismo, se conocerá cuál es la letra pequeña que recoja necesidades de la empresa, acorde con la idea sindical de recolocación, que impida la salida de empleados clave, con especial experiencia o conocimientos de un puesto, y que no convenga que deje la compañía, tenga la edad que tenga. Telefónica tendrá que ponderar en qué casos la veteranía es un grado.

Marian Alvarez
Marian Alvarez
Periodista con más de 30 años de experiencia, desde la Gaceta del Norte, Diario 16 Aragón, Tele 5, Localia, About.com del New York Times y Computer World. Informadora corporativa en BQ y consultora de comunicación. Ahora cuento el presente y el futuro tecnológico en Merca2.