‘Amar es para siempre’: Silvia es detenida por culpa del padre de su futuro hijo

Esta última temporada de ‘Amar es para siempre’ está siendo un auténtico regalo para la audiencia. Con investigaciones por asesinato, secretos que salen a la luz y otras situaciones que ponen al límite a sus protagonistas, esta serie nos está dando unos episodios finales apoteósicos.

Todo se precipitó cuando los Quevedo descubrieron que Lola es la verdadera madre de Malena. Fue entonces cuando unieron fuerzas para alejar a la mujer de la joven, rompiendo su recién estrenada relación con Román. Desde ese momento todo ha sido un caos para la costurera. Resumimos lo que ha pasado en los últimos capítulos y avanzamos lo que va a ocurrir esta tarde.

‘Amar es para siempre’: los Quevedo se resquebrajan

Amar es para siempre Elena Merca2.es

El secreto de Lola propició una serie de amenazas por parte de Elena y Crespo, lo que hizo que la costurera decidiera marcharse a Barcelona para salvarse ella y a su familia. De hecho, una de las amenazas ya se ha materializado, y es que el programa de cocina de Marcelino ha sido cancelado por intervención de Crespo.

Pero las cosas han cambiado desde que Malena recibió un pésimo diagnóstico: tiene leucemia. Desde ese momento la familia Quevedo ha centrado sus esfuerzos en encontrar una cura, pero no está siendo fácil: ninguno de ellos es compatible con la joven, por lo que ni pueden donarle médula.

Este problema hizo que saliera a la luz uno de los secretos mejor guardados de ‘Amar es para siempre’: Federico confesó a Román que Chimo es hijo suyo. Por ello le pidió que se hiciera las pruebas de compatibilidad, que también han dado un resultado negativo. Ahora Román debe asimilar esa información y guardarla en secreto. Él, por su parte, desea hablarle de la enfermedad de Malena a Lola para pedirle que se haga las pruebas y poder salvar a la muchacha.

En paralelo a esto, también vimos cómo Pelayo se enfrentaba a Belén, la hija de Marisa, que llegó al barrio acusando al anciano de mantener una relación a distancia con su madre con el único propósito de sacar beneficio económico. Afortunadamente, gracias a la intervención de Marcelino, la mujer se dio cuenta de que se trataba de amor verdadero y les dio su bendición.

Asimismo, Crespo descubrió el negocio secreto que Alicia está emprendiendo con Victoria, lo que ocasionó una fuerte discusión entre ambos. No obstante, más tarde se reconciliaron conmovidos por la enfermedad de Malena. Además, Román le pidió a Victoria que aplazara sus planes de negocio con Alicia hasta que Malena se sintiera mejor.

A su vez, Alicia tiene otros planes. Le ha propuesto a Sofía dirigir el King’s entre las dos, algo que la ex bailarina ha aceptado con el objetivo de acercarse a Crespo a través de su hija y así averiguar más sobre la muerte de Ester. Crespo, preocupado por este nuevo negocio de su hija, acabó presentándose en el local para hacerle una oferta: comprar el club.

También hemos visto en los últimos capítulos de ‘Amar es para siempre’ cómo Malena se sometía a su primera sesión de quimioterapia sin ser consciente de la enfermedad que padece, pues su familia ha decidido guardarlo en secreto. Tanto Victoria como Román están de acuerdo en que, como no surja pronto un donante, hablarán con Lola.

Pero la enfermedad avanza más rápido de lo que se creía en un principio, y por ello la semana pasada pudimos ver a la muchacha muy débil en el hospital. Ante esto, Federico le pidió a Román que saliera en busca de Lola, pero no pudo localizarla ya que estaba camino a la estación para volver a Barcelona.

Inesperadamente, fue Elena quien dio con la costurera. Durante su despedida en la plaza, Elena se presentó y le suplicó que ayudase a Malena, desvelando delante de todos que Lola es su verdadera madre. Por supuesto, la costurera aceptó y por primera vez Elena se mostró cercana con ella, abrazándola y agradeciendo su ayuda.