‘Amar es para siempre’: Justo y Silvia tratan de acercar posturas pero parece que ya es tarde para ello

‘Amar es para siempre’ sigue siendo una de las series más populares de Antena 3, marcando además la historia de la ficción española. Actualmente estamos pudiendo disfrutar de su última temporada, que capítulo tras capítulo nos ofrece nuevas tramas llenas de amor, desamor y misterios.

Los últimos capítulos han sido especialmente dramáticos debido a la enfermedad que sufre Malena. Su leucemia avanza a pasos agigantados y su familia no encuentra un donante de médula compatible. Lola podría ser su única esperanza, pero Elena y Federico se niegan a pedirle ayuda. Resumimos lo que ha ocurrido en los últimos episodios y lo que podremos ver esta tarde en ‘Amar es para siempre’.

‘Amar es para siempre’: el secreto de Federico sale a la luz

Amar es para siempre Federico Merca2.es

Los Quevedo se han encontrado con muchas dificultades en los últimos episodios de ‘Amar es para siempre’. Eso sí, Elena, con ayuda de Crespo, no ha dudado en amenazar continuamente a Lola y a su familia hasta el punto en que la costurera ha decidido marcharse a Barcelona.

Sólo dos cosas han logrado atrasar su viaje: ayudar a Claudia con su exceso de trabajo y despedirse de Malena, pues Román le ha prometido que encontrará la manera. Y eso que Claudia le ha explicado que quiere abrir su propio taller de costura en Madrid y ser socias, pero Lola, ante las amenazas, prefiere irse de la ciudad.

Igualmente, Victoria está aplazando sus planes de negocio con Alicia también a petición de Román, ya que le ha pedido que la familia permanezca lo más unida posible hasta que Malena mejore.

El mejor tratamiento para la leucemia de Malena sería un trasplante de médula, pero tras realizarse las pruebas, ningún Quevedo es compatible con ella. La preocupación de Román ha llegado hasta tal punto en que se está planteando contarle la verdad a Lola y pedirle que se haga las pruebas, pues al fin y al cabo, es su madre biológica. Aunque Elena y Federico se niegan a ello, Román y Victoria están dispuestos a ello.

Por su parte, Federico pensó que Chimo podría ser la salvación de Malena, y es que el empresario oculta un oscuro secreto: Chimo es su hijo. En uno de los últimos episodios de ‘Amar es para siempre’ vimos cómo se lo confesaba a Román tras sufrir un nuevo mareo, dado que piensa que él tendrá que hacerse cargo de la familia muy pronto y para ello debe conocer la verdad. Tras esto Román se ha quedado en shock, pues no puede creer que su padre tuviera una relación con Rosa, la madre de Chimo.

En medio de todo esto, el programa de cocina de Marcelino ha sido cancelado por la intervención de Crespo, quien empieza a cumplir sus amenazas contra los Gómez. Sin embargo esto ha supuesto un alivio para Marcelino, ya que la fama comenzaba a agobiarle y ahora podrá dedicar más tiempo a su bar El Asturiano y a su familia.

Ahora tiene otros problemas, y es que Belén, la hija de Marisa, ha llegado al barrio pidiéndole explicaciones a Pelayo por la relación a distancia que mantiene con su madre y acusándole de querer beneficiarse económicamente de ella. No obstante, finalmente Marcelino ha convencido a Belén enseñándole unas emotivas cartas de amor entre ambos.