De Banco Sabadell a Endesa: el Ibex sube con el nuevo Gobierno a la espera del impuesto

Banco Sabadell, en el seno de los bancos, y Endesa, en el ámbito de las energéticas, fueron quienes mejor recibieron en bolsa la noticia de que Pedro Sánchez repite como presidente del Gobierno. Bancos y energéticas tuvieron, de modo general, un buen cierre de semana. El Ibex comienza una semana que cerró en positivo (9.760, 40, lo que supone un 0,97% más).

Una vez que se forme el nuevo Ejecutivo, lo que está por ver si se atreverá a que el impuesto temporal a energéticas y bancos pase a ser permanente. Las tres adalides del impuesto, las ministras de Trabajo, Economía y Hacienda (Yolanda Díaz, Nadia Calviño y María Jesús Montero) es casi seguro que repetirán en el Gobierno. El impuesto temporal está recurrido en los tribunales y si se convierte en permanente, será una piedra que reducirá los beneficios de estas compañías, lo que a su vez puede tener repercusión en precios y servicios para los usuarios.

35 VALORES DEL IBEX

De los 35 valores del Ibex, seis llegan al lunes en rojo.  Se trata de Acciona (-2,23%), Acciona Energía (-2,23%), Grifols (-0,39%), Cellnex(-1,06%), Redeia (-0,01%) y Unicaja Banco (-0,3%).

El resto, 30 empresas experimentaron incrementos, unos aumentos con los que comienzan la semana bursátil que, salvo sorpresa, será la primera semana del nuevo Ejecutivo.

Entre los valores más destacados del Ibex 35, están levantando mucha expectación los que tienen que pagar el impuesto temporal: los bancos y las energéticas. Estas empresas estarán muy atentas al próximo Consejo de Ministros.

Unicaja cayó un 0,3%, mientras que BBVA subió un 1,42%

En lo referido a los bancos, Caixabank (0,27%), en la que el Gobierno está presente por medio del FROB, Banco Santander (0,91%), BBVA (1,42%), Banco Sabadell (1,66%) y Bankinter (0,61%) subieron, mientras que Unicaja cayó un 0,3%. De este modo, Banco Sabadell es el que más creció el viernes.

BBVA

Mientras, en lo referido a las energéticas casi todas mejoraron, Endesa (+2,14%), Iberdrola (+0,59%), Repsol (+1,51%), Naturgy (+0,67%) y Enagás (+0,81%). Redeia estuvo casi plana, pues cayo un 0,01%.

LOS DATOS DEL GOBIERNO

Según la ministra de Hacienda y Función Pública en funciones, María José Montero, los impuestos a la banca y empresas energéticas han recaudado 2.900 millones de euros este año, en línea con lo proyectado por el Gobierno.

gobierno 5 Merca2.es

En concreto, según datos de Hacienda, el segundo pago de ambos gravámenes, efectuado en septiembre, alcanzó los 1.453 millones de euros, cifra muy similar a la del primer pago, realizado en febrero. De esta cantidad, 827 millones correspondieron al impuesto a las energéticas y 626 millones al de la banca.

EL IMPUESTO EN EL BOE

Por otra parte, según se publicó en el Boletín Oficial del Estado a finales de 2022, que el impuesto -«la prestación»-se calcule sobre la cifra de negocios en el caso del sector energético y sobre el margen de intereses y comisiones en el caso de las entidades de crédito «permite que la aportación por los grandes grupos económicos que los integran se realice de forma aproximada a su cuota de mercado en cada sector, lo que garantiza una distribución equitativa del gravamen en cada uno de ellos y se puede decir que equivale a una aportación de los grandes grupos económicos por cuota de mercado a un fondo virtual solidario necesario para reforzar el pacto de rentas», de ahí que «su naturaleza sea la de un ‘levy'».

que la prestación se calcule sobre la cifra de negocios en el sector energético y sobre el margen de intereses y comisiones en las entidades de crédito permite que la aportación se aproxime a su cuota de mercado

«En la definición de la prestación se ha tenido en consideración la debida proporcionalidad de su carga económica para los dos sectores afectados. Unas expectativas recaudatorias anuales de 2.000 millones y 1.500 millones, respectivamente, para el sector energético y para las entidades de crédito, no parece que supongan un importe desproporcionado si se consideran los beneficios pasados o estimados para los próximos años y dividendos distribuidos a los accionistas, cifras ya comentadas», señala en el texto.

impuesto Merca2.es

Por lo que se refiere a las empresas del sector eléctrico, gasista y petrolero, la prestación se fija en el 1,2 % de su cifra de negocios, lo que posibilita que las aportaciones de cada grupo respondan a su cuota de mercado. Por otra parte, la regla general es que se sometan a la prestación los grupos económicos que ostentan la condición de operadores principales, definidos de acuerdo con las normas fiscales, lo que incluye exclusivamente a las empresas españolas del grupo, no siendo objeto de gravamen, por tanto, la cifra de negocios obtenida por dichos grupos mediante filiales en otros países, apunta el BOE.

EN EL sector de las entidades de crédito es relevante conocer el peso que el gravamen supone respecto de sus principales magnitudes, CONSTA EN EL BOE

En el caso del sector de las entidades de crédito, la prestación se fija en el 4,8 % de su margen de intereses (intereses cobrados menos pagados) más sus comisiones netas (cobradas menos pagadas), por tratarse de partidas que permiten mantener la debida proporcionalidad en las aportaciones de cada grupo empresarial según su cuota de mercado. Como sucede con las empresas energéticas, se someten a la prestación, como regla general, los grupos fiscales quedando fuera del gravamen los intereses y comisiones obtenidos por sus filiales en el exterior.

En el sector de las entidades de crédito es relevante conocer el peso que el gravamen supone respecto de sus principales magnitudes. Así, el impacto anual estimado del gravamen apenas representa un 0,06 % del valor de los activos de las grandes entidades de crédito españolas.

«En consecuencia, el impacto de la prestación es muy reducido, si se pone en relación con las cifras anteriores», indica.

LA FINALIDAD

Por otro lado, “aunque el nuevo gravamen es una prestación no tributaria cuya finalidad extrafiscal es reforzar el pacto nacional de rentas, pudiera pensarse que, al calcularse sobre el margen de intereses y comisiones, partidas que también se toman en consideración, con otras muchas, para calcular el beneficio que tributa en el Impuesto sobre Sociedades, su efecto acumulativo con este impuesto podría resultar desproporcionado”. “Pues bien, incluso si consideramos su actual tipo efectivo sobre la base imponible del Impuesto sobre Sociedades, un 23,02 % en el caso de los grupos del sector, un gravamen adicional sobre parte de su margen comercial, en este caso del 4,8 % les continúa situando por debajo del tipo nominal del 30 % y, en consecuencia, por debajo del tipo de dicho impuesto en varios países europeos. Si se consideran tipos efectivos, sobre el resultado contable o el beneficio, el impacto acumulado es todavía menor”, apuntan en el BOE.  

“Estas magnitudes permiten poner en perspectiva el impacto del gravamen que, como cualquier otra medida que reduce el beneficio empresarial, en este caso para reforzar el pacto de rentas, produce efectos, pero no parece que vayan a ser significativos en relación con las grandes cifras del sector.

También es destacable que la prestación se exige exclusivamente a los grandes operadores, a partir de un umbral que se considera significativo tomándose como referencia las cifras de 2019, año anterior a la pandemia, evitando con ello las distorsiones que podrían producirse si se considerasen los años posteriores.

También es destacable que la prestación se exige exclusivamente a los grandes operadores, a partir de un umbral que se considera significativo tomándose como referencia las cifras de 2019

En el caso del sector energético el criterio de sujeción se basa en ostentar la condición de operador principal para la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y se excluye a los grupos y entidades con menos de 1.000 millones de euros de cifra de negocios y a aquellos grupos en los que la actividad energética no es su actividad principal (inferior al 50 % de su cifra de negocios).

EL SECTOR FINANCIERO

En el sector de las entidades de crédito el umbral del gravamen se determina en función del importe de los intereses y comisiones cobrados; es decir, se considera una magnitud inferior a la cifra de negocios, de ahí que el límite cuantitativo se fije en 800 millones de euros.

A este respecto, en los últimos años, con la información disponible, los intereses y comisiones cobrados representan en promedio en torno a un 79 % de los ingresos sumando los dividendos y otros ingresos de explotación.

Como puntos en común están que el gravamen se aplicará sobre grupos fiscales consolidados; que quedan fuera de la imposición las operaciones intragrupo; y que se excluyen las operaciones de filiales en el exterior. Asimismo, el gravamen no será deducible en el Impuesto sobre Sociedades.

Está por ver si el impuesto pasará a ser permanente.

José María Lanseros
José María Lanseros
José María. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Redactor especializado en el sector financiero, en especial lo relacionado con banca y seguros. Me encanta mezclar y empresa y deporte y estoy empezando a tomarle el pulso al sector de las telecos.