Esta es ‘Ena’, la nueva serie de TVE sobre la reina Victoria Eugenia

Tras el éxito de ‘La Promesa’, TVE continúa apostando por las ficciones españolas y las historias de época. La última propuesta de la cadena es ‘Ena’, una serie que nos cuenta la vida de la reina Victoria Eugenia en un momento clave para la historia de España a principios del siglo XIX.

Basada en la novela homónima de Pilar Eyre, ‘Ena’ ya se ha empezado a grabar en el Palacio de la Magdalena de Santander, precisamente donde la reina acostumbraba a pasar sus veranos. La serie constará de seis capítulos y está producida por RTVE junto a La Cometa TV.

El lado más desconocido de la reina Victoria

Serie Ena TVE 4 Merca2.es

“Nunca se sintió aceptada ni querida, pero luchó siempre para conseguir ambas cosas”, reza la sinopsis facilitada por RTVE. Y no está desencaminada, pues la reina Victoria destacó por ‘salirse de la norma’, por luchar contra determinadas situaciones que producían un choque con sus ideas y valores.

Victoria Eugenia de Battenberg (1887-1969) nació en Escocia, en el Castillo de Balmoral, siendo la hija menor de Enrique de Battenberg y de la princesa Beatriz, siendo su abuela la reina Victoria de Reino Unido y su abuelo el príncipe Alberto. Pasó su infancia entre Escocia y Reino Unido, junto a su abuela, con quien aprendió el estricto protocolo victoriano.

Mucho más tarde, con 18 años, conoció al rey Alfonso XIII, quien se dice quedó prendado inmediatamente de su belleza. Sin embargo, no era la princesa elegida para él, ya que le habían propuesto tres candidatas: la princesa británica Patricia de Connaught; la duquesa alemana María Antonieta de Mecklenburg-Schwerin, y la archiduquesa austriaca María Gabriela.

Alfonso XIII conoció a ‘Ena’ en una recepción que organizó el rey Eduardo VII, y desde entonces comenzó a tratar de conquistarla. No paró de enviar cartas a la muchacha, que ella respondía, y así iniciaron una relación de cariño y amistad. En 1906 acabarían contrayendo matrimonio en la madrileña Iglesia de San Jerónimo el Real.

En ese mismo momento comenzó lo malo. La pareja fue víctima de un atentado durante el regreso desde la iglesia al Palacio Real cuando un terrorista llamado Mateo Morral arrojó una bomba desde un balcón hacia el carruaje real. Hubo decenas de muertos, pero los esposos se salvaron por poco; de hecho, cuentan que el vestido de Victoria estaba manchado de la sangre de un guardia.

Considerada como ‘la reina extranjera’ por muchos, Victoria trató de adaptarse a su nueva vida en Madrid. Pero no lo tuvo fácil, pues algunas personas no la querían en la corte española, ya que no era católica. La infanta Eulalia, tía del rey, y la reina María Cristina, madre de Alfonso XIII, la querían fuera de palacio. Y eso que días antes de la boda ‘Ena’ había renunciado a su religión anglicana y se había convertido al catolicismo.

Aún así, su adaptación a España fue difícil, acostumbrada a sus costumbres anglosajonas, introdujo varios cambios en el palacio; por ejemplo, mandó mejorar la calefacción central del palacio e instalar un cinematógrafo. Además, no abandonó su costumbre de tomar el té y hacía algo que por aquel entonces se consideraba escandaloso en el país: fumaba. También hacía deporte y sentía una pasión especial por las joyas.

Y no sólo eso. Victoria Eugenia hizo una importante labor benéfica en la Cruz Roja Española; asimismo, creó la Escuela de Enfermeras, y reforzó la Liga Antituberculosa y la formación de las Damas Auxiliares de la Sanidad Militar, entre otras muchas acciones.

Su vida personal no era tan idílica ni mucho menos. La reina era portadora de hemofilia, enfermedad con la que nació su primer hijo. Esto hizo que Alfonso XIII cada vez la repudiara más; aún así, tuvieron cinco hijos más, y un sexto que no llegó a sobrevivir al parto. El matrimonio se volvió frío, y el rey no tuvo problemas en sumirse en una vida de infidelidades y traiciones. Victoria Eugenia, por su parte, soportó todo lo que pudo esta situación, hasta que comenzó a aislarse cada vez con mayor frecuencia.

La vida del matrimonio dio un vuelco con la llegada de la II República y el exilio en 1931. Alfonso XII pasaría a vivir en París, y después en Roma, mientras Victoria se separaba de él e instalándose en Lausana, en Suiza. Pocas veces más volvieron a encontrarse. De hecho, él ni siquiera quiso recibir a su ex esposa en su lecho de muerte.

Todo esto y mucho más es lo que podremos ver en ‘Ena’, cuyo rodaje ya ha comenzado y se extenderá hasta finales de año. En cuanto a su fecha de estreno, aún está por determinar, pero se espera que TVE estrene la ficción en la primera mitad de 2024.