La OCU denuncia a Ouigo por no aceptar el pago en metálico a bordo de sus trenes

Se enfrenta a una sanción de entre 150 y 100.000 euros

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado a Ouigo ante la subdirección general de inspección y procedimiento sancionador dependiente del Ministerio de Consumo, por obligar al pago con tarjeta de crédito en sus trenes.

La OCU recuerda que la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios se modificó expresamente para considerar como una infracción en materia de consumo la negativa a aceptar el pago en efectivo como medio de pago, en vigor desde mayo de 2022.

«No solo se ha modificado la norma para garantizar por ley el derecho de los consumidores a pagar en metálico, sino que ya no existen razones sanitarias ni de otra índole que justifiquen la limitación de uso del efectivo, en una situación en la que se genera una especial vulnerabilidad hacia el consumidor que no tiene más remedio que aceptar esa condición si quiere acceder a algún producto de alimentación durante su trayecto en tren», argumenta la organización de consumidores.

La OCU considera que mantener esa obligación de método de pago supone actuar en contra de la normativa de aplicación y de las buenas prácticas comerciales, por lo que espera que se inicie el correspondiente expediente sancionador para imponer las multas legalmente establecidas, que oscilan entre 150 y 100.000 euros.

La infracción puede ser considerada como grave e imponerse la sanción máxima, si la administración competente considera que, dentro de ese medio de transporte, las necesidades de los consumidores no se pueden cubrir de otra manera.