Los motivos de HBO, Netflix y Disney+ para subir sus precios

La «guerra del streaming» sigue dejando caídos en el camino. Tantos servicios de streaming empiezan a generar un peso importante en el bolsillo de los usuarios, sin contar los gastos en el cable. El tema es que los recientes anuncios de HBO, que además de cambiar el nombre de su servicio subirá el precio a partir del próximo mes. Este aumento, hasta los 10 euros mensuales, arrastrará también la famosa promoción de 50% de descuento de por vida con la que se lanzó la plataforma. 

Lo cierto es que es parte de una tendencia de los grandes servicios de este estilo, que ya incluye anuncios similares de Disney+ y Netflix. En los tres casos la motivación para esta medida es el costo de producir nuevo contenido, lo que tiene sentido dado los presupuestos que exigencia del público en cuanto a calidad de efectos visuales y del elenco en estos proyectos. De momento, al menos en las plataformas internacionales, la excepción es Amazon Prime Video, cuyo servicio recordemos es visto como un complemento de su famoso marketplace.

El tema es que hay motivos para imaginar que el costo de producciones seguirá subiendo. Después de todo el primer preacuerdo que se firmó con el sindicato de directores ya muestra la disposición de los estudios, eventualmente, a pagar algo más a quienes crean el contenido de sus servicios. Pero esto también puede traducirse en un mayor costo de suscripción, después de todo estos servicios no cuentan con publicidad, no venden entradas de taquilla y no venden sus series a otros servicios, por lo que nuevos usuarios de pago siguen siendo su única forma constante de ingresos.

Aunque se han planteado otras estrategias, el ejemplo más evidente es la cuenta con anuncios de Netflix o los pequeños coqueteos de la plataforma con las salas, la situación sigue siendo delicada. Al mismo tiempo es llamativo ver como las dos plataformas nacidas de empresas tecnológicas, Apple TV y Amazon Prime Video, son las que mejor parecen afrontar este tsunami, lo que es lógico al tomar en cuenta que ninguna de ellas es la principal fuente de ingreso de sus casas matriz.

OTRAS FORMAS DE GENERAR INGRESOS PARA LAS APLICACIONES

Vale decir que las dos empresas que tienen el microscopio puesto de forma especial por como manejan sus servicios son justamente las que funcionan como derivadas de los grandes estudios. Los casos de HBO MAX, ahora llamado simplemente MAX, y Disney+ por ejemplo muestran la necesidad de Warner y Disney de tapar el hoyo negro de dinero en que se han transformado este tipo de servicios, aunque siguen siendo claves dentro de sus planes a futuro, con el CEO de la empresa del ratón, Bob Iger, asegurando que este año dejarían de generar perdidas.

Pero hay experimentos que los servicios dedicados no han dejado de pasar. Este año Amazon puso en salas la exitosa ‘Air’, la cinta de Ben Affleck sobre Michael Jordan, y Apple está permitiendo que Scorsese tenga no solo su paso por los festivales como Cannes, sino también que su nueva ‘Killers of the flower moon’ tenga su temporada en salas de cine, y que sus ingresos de taquilla pueda ir directo a los bolsillos de la manzanita. Esto no es solo una buena noticia para el cineasta, sino para las salas de cine que siguen queriendo más estrenos. 

En cualquier caso vale ver de cerca estos números. Dentro de la propia Netflix, cuyo CEO Ted Sarandos siempre ha señalado la importancia de que las cintas estrenen primero en la plataforma, también empiezan a sonar voces pidiendo aprovechar la taquilla para sumar a los ingresos de sus películas empujados por los números de ‘Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion’, aunque como todo en estas empresas los números son bastante secretos.

EL PROBLEMA HBO, NETFLIX Y DISNEY PARA CALCULAR EL VALOR DE SU CONTENIDO

Lo cierto es que esta incapacidad de calcular exactamente el valor económico de un estreno en plataformas, nadie sabe cuantos usuarios se suscribieron para ver la nueva temporada de ‘Black Mirror’ este fin de semana, por ejemplo, ha sido uno de sus grandes problemas para hacerse rentables. Es que al no saber un dato como ese se complica saber cuanto se debe invertir en las próximas temporadas de series como ‘The Sandman’ de Netflix o ‘El Mandaloriano’ de Disney+.

Tampoco parece el mejor momento de las plataformas para verse obligados a subir precios. La huelga del sindicato de guionistas, que se puede sumar a una huelga del sindicato de actores a fin de mes, pueden hacer que sus fabrica de contenido se detenga un tiempo, suficiente para que un usuario que deba lidiar con una subida de precios se lo piense dos veces. Habrá que ver como reaccionan a medida que avancen los días con estos nuevos precios. 

Ernesto Rodriguez
Ernesto Rodriguez
Periodista, entrevistador e investigador de oficio. Amante del cine, la música y Political Junkie. Escribo de empresas de transporte, cultura y sanidad