martes, 23 julio 2024

Junto al anuncio electoral el gobierno aprueba 144 millones para reforzar el tren de Barcelona

El tema del tren de en Barcelona y Cataluña ha sido un problema constante para la imagen de Renfe. Es que la zona ha resultado ser una de las que acumula más fallas en el país, o al menos en donde estas hacen más ruido tanto por actores políticos como de los usuarios en las redes sociales.

El Consejo de Ministros ha autorizado este lunes al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) a licitar, a través de Adif, inversiones por un valor estimado de 143,8 millones de euros (IVA no incluido) para mejorar la red ferroviaria en Cataluña, tanto en el ámbito de la red convencional como en la de alta velocidad, vinculadas a la integración del ferrocarril en Montcada i Reixac.

Estas actuaciones comprenden la construcción de una variante en el entorno de Vallbona y la Bifurcación Aguas (Barcelona y Santa Coloma de Gramenet) y medidas para incrementar la integración en el entorno de la Línea de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Barcelona-Frontera francesa.

Con esta nueva variante de la línea convencional Barcelona-Portbou, se mejorará el trazado al suprimir la curva existente y se aumentará la capacidad de la infraestructura de ancho ibérico, que incorporará una tercera vía que discurrirá en paralelo a la LAV en el tramo de 1,5 km comprendido entre la salida de la pérgola del Nus de la Trinitat y el Punto Verde de zona Vallbona.

La nueva configuración de las vías modificará la conexión de los ramales de Bifurcación Aguas, que comunican las estaciones de Sant Andreu y Montcada Bifurcació, para evitar los cruces de vías al mismo nivel mediante el conocido como «salto de carnero», consiguiendo, así, una mejora notable de capacidad en ambas líneas y mayor eficiencia en la gestión del tráfico.

Además, se liberará la superficie aislada entre la plataforma de las líneas de ancho ibérico y de alta velocidad. Asimismo, se minimizará el efecto barrera del agua subterránea de la LAV, a su paso por Vallbona, con un sistema mixto de bombeo y sifón de aspiración ejecutado a ambos lados del trazado.

La integración del ferrocarril en el núcleo urbano de Montcada i Reixac es una de las grandes obras de transformación urbanística y ferroviaria del Plan Transformem Rodalies.

Esta actuación promoverá la permeabilidad de la infraestructura ferroviaria de la línea Barcelona-Portbou entre los dos sectores de la trama urbana al eliminar el actual trazado en superficie. También incrementará las condiciones de seguridad para los vecinos y la explotación ferroviaria, al eliminarse los dos pasos a nivel. Además, creará nuevos espacios de convivencia y dinamización socioeconómica y contribuirá a la reducción de la huella de carbono.

Estas actuaciones contribuyen al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 9, que tiene entre sus metas desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad; y el 11, que persigue proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles.

EL RODALIES: UNA DISCUSIÓN CONSTANTE EN BARCELONA

Lo cierto es que no es primera vez que el tren de Barcelona es un dolor de cabeza para el ministerio de transporte y Renfe. Recordemos que es una de las zonas donde hay más incidencias con el servicio, o al menos así lo aseguran desde los diferentes partidos locales, y el PP en la zona, que alguna vez han insistido en que el servicio sea manejado desde la propia comunidad autónoma y no desde la empresa estatal. Aunque esto de momento no ha ocurrido.

Por tanto, y tras una derrota electoral de tal magnitud, tiene sentido que el PSOE quiere inyectar dinero en una zona del país que puede ser clave si quieren seguir gobernando tras el 23 de julio. En cualquier caso habrá más de un usuario del sistema, y alguna figura empresarial y política que podrá señalar al ministerio y la empresa estatal, por esperar hasta este momento antes de hacer una inversión de mantenimiento de esta magnitud. 

LOS PROBLEMAS DE RODALIES SE REPITEN EN LOS SERVICIOS DE CERCANÍAS

Mientras tanto vale señalar que Cataluña no es la única comunidad con este tipo de problemas, que se repiten en buena parte de los servicios de cercanías en otras comunidades. Aunque se pueden señalar especialmente los problemas de Sevilla y Madrid, revisar las redes sociales demuestra que el problema no se reduce únicamente a las más conocidas, sino que es un tema frecuente. 

A pesar de todo en algunos casos son problemas causados justamente por los procesos de remodelación de las líneas. Por tanto, no sería extraño que, ahora que se acercan las nuevas elecciones tengan irónicamente que afrontar algunos de estos problemas de forma especialmente aguda por estas fechas.


- Publicidad -