Una docuserie sobre la muerte de Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva ya está en marcha

Netflix está preparando una docuserie centrada en la muerte Mario Biondo, marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva. Aunque la justicia española determinó que se trataba de un suicidio, los hechos nunca han llegado a esclarecerse del todo.

Antes de ver la luz, este proyecto ya se encuentra envuelto en una enorme polémica, pues los padres del fallecido denuncian que Guillermo Gómez, antiguo mánager de su ex nuera, es uno de los productores de la producción.

Extrañas circunstancias

Pekín Express

A todo ello hay que sumar los extraños hechos que, presuntamente, ocurrieron en la noche del fallecimiento. Según algunos medios, Mario Biondo realizó tres llamadas para intentar comprar alguna sustancia estupefaciente, retiró dinero de un cajero, mantuvo una breve discusión con su mujer por WhatsApp (finalizando ambos con un “te quiero”), chateó por Facebook con sus hermanos y de madrugada se desplazó a un club de alterne. Esta misma noche consumió alcohol y cocaína, consumió porno por Internet y falleció sobre las 6:00 h.

Hay que destacar, asimismo, que dos semanas antes Mario había descubierto que tenía problemas de infertilidad; de hecho, horas previas a su muerte buscó en Internet datos sobre cómo la cocaína puede afectar a la infertilidad masculina. No obstante, según sus allegados, la pareja estaba muy ilusionada con la posibilidad de ser padres mediante reproducción asistida. Insistimos en que son hechos que ocurrieron presuntamente aquella noche, pues esta cronología despierta las dudas de muchos.

Tras esta tragedia, la relación entre Raquel Sánchez Silva y su ex familia política no ha hecho más que ir a peor. La familia de Biondo no tardó en acusar a la presentadora de entorpecer la investigación policial y en atacarla por incorporarse pronto al trabajo. “Viuda alegre, mala persona, caradura, miserable, falsa”, son algunos de los adjetivos que le dedicaron.

Por su parte, Raquel cubrió todos los gastos que supusieron la repatriación del cuerpo de Mario Biondo a Palermo y renunció a la herencia de su marido. Pero esto no aplacó las acusaciones de la familia italiana, por lo que finalmente Raquel tendría acabó por presentar una denuncia. Finalmente, fue indemnizada con 3.000 euros por daños morales.