Expertos en energía ven en la transición energética una oportunidad para la competitividad industrial

Renovables y autoconsumo, dos de las opciones que proponen las empresas participantes en el taller organizado por el Foro Industria y Energía

Expertos en gestión energética han coincidido en que la descarbonización puede constituir una oportunidad para la mejora de la competitividad de la industria, ya que contribuye a unos costes energéticos más bajos y estables en un momento de alta volatilidad de precios al tiempo que fortalece el tejido industrial.

Además, han considerado que para que esta descarbonización se pueda acometer de un modo a la vez sostenible y rentable, la eficiencia energética es una de las herramientas clave.

Así se ha puesto de manifiesto en el taller ‘Energía fotovoltaica para la descarbonización de la industria’, organizado por el Foro Industria y Energía en el marco del evento ‘Solar+Storage’, que se ha celebrado estos días en Barcelona con la participación de expertos en gestión energética del ámbito institucional y empresarial.

DAR PASO A UN NUEVO MODELO

Por ello, la project manager del departamento de Ingeniería y Sostenibilidad de la Asociación de la Industria Navarra (AIN), Susana Tantos, ha destacado que aunque no se pueda electrificar toda la industria, a través de las renovables se podrán obtener otros vectores energéticos que ayuden a impulsar la descarbonización.

«Tenemos que dar paso a un nuevo modelo basado en las cuatro D: descarbonización, descentralización, digitalización y democratización en el sentido de que el usuario es tanto consumidor como generador y gestor de la energía«, ha sostenido.

Más allá del ahorro de costes energéticos, la transición ecológica se convierte en una oportunidad de negocio industrial. Así, la CEO de Fortia Energía, Blanca Losada, ha abogado por aprovechar este mercado emergente obteniendo al mismo tiempo independencia energética y tejido industrial.

«En Europa tenemos un gran mercado y un entorno institucional sólido, lo que favorece las inversiones», por lo que «la oportunidad es traer a Europa la cadena de suministro», ha asegurado.