viernes, 19 julio 2024

El silencio de EiDF Solar mantiene en vilo al BME Growth: «No pinta bien»

IG Markets

EiDF Solar, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Bolsas y Mercados Españoles (BME) y el auditor PwC mantienen un sepulcral silencio tras la suspensión de cotización de la compañía presidida por Fernando Romero. La empresa, dedicada al autoconsumo para pymes, no ha pasado el corte del auditor y ha evitado firmar las cuentas.

Según ha podido conocer MERCA2 de distintas fuentes, Romero señala directamente al socio de PwC al no permitir realizar la contabilidad que sí se permitirían a otras compañías, como si de una «inflexibilidad» y un «exceso de celo» se trataran tras los escándalos que ha sacudido recientemente a otras grandes empresas del sector de las ‘big four’, como EY en Alemania.

tenemos que esperar para conocer más detalles que nos muestren esa ausencia de sus cuentas, pero la situación, hoy en día, no tiene buena pinta

Otras fuentes conocedoras de los motivos por los cuales un auditor se niega a sellar las cuentas apunta que no se trata de diferencias de unos pocos cientos de miles de euros. «Estaríamos hablando de millones de euros», han sostenido las mismas fuentes. El auditor no ha optado por la salvedad o un párrafo de énfasis, un hecho nada habitual en los mercados bursátiles y que enciende todas las alarmas, más tras el historial de fraudes cometidos en este mercado de empresas en crecimiento, anteriormente conocido como Mercado Alternativo Bursátil.

96 HORAS DE SILENCIO EN EIDF

«La cotización seguirá suspendida hasta que la compañía haga pública la información relacionada con la formulación de cuentas y la publicación de la información financiera auditada de 2022 que se menciona en la información privilegiada del viernes», sostienen desde la CNMV. Han pasado más de 96 horas desde la publicación de la suspensión y el silencio se vuelve incómodo en algunas plantas nobles tanto dentro como fuera del BME Growth.

Fernando Romero, presidente de EiDF, tocando la campana
Fernando Romero, presidente de EiDF, tocando la campana

Por un lado, «choca» y «sorprende» el alto rendimiento de EiDF en Bolsa, más cuando el 86,4% de las acciones están en manos de tan sólo tres inversores, los de referencia, a cierre de diciembre del pasado año. En este sentido, Romero, a través de Prosol, la comercializadora de energía, controla el 72,16%; mientras que Mass Investment ARK 2021 tiene el 7,61%; y Memento Gestión, el 6,63%. Otros 12 millones se reparten entre 65 accionistas tras el rechazo de la banca a acudir a la ampliación de capital realizada antes de la salida a Bolsa. En total, estos inversores disponen de 2,85 millones de títulos a razón de 4,2 euros por unidad.

Con todo, EiDF salió con un total de 13.580.421 acciones, con un valor conjunto de 57 millones de euros, es decir, el mismo valor que la ampliación de capital coordinada por Mercados y Gestión de Valores Agencia de Valores y que contó con los servicios corporativos y financieros para EiDF de A-Capital, S.L. El resto de acciones, más de 1,87 millones, circulan libremente en el mercado. En apenas año y medio, esta inversión se ha disparado en más de siete veces, un 613% de revalorización que ha sorprendido a propios y extraños.

EIDF, UNA VALORACIÓN POR LAS NUBES Y UN NEGOCIO CON MÁRGENES MÁS QUE CONOCIDOS

La capitalización alcanzó los 1.719 millones de euros en el momento de la suspensión, pero el crecimiento en este tiempo «me sorprende», afirma un importante empresario a MERCA2. Y es que, el sector de EiDF no es ni mucho menos desconocido. «Todos sabemos que los incrementos de los costes de las materias primas, los retrasos en las entregas, el anticipo de las condiciones de pago y los incrementos de la masa salarial no permiten un crecimiento tan acelerado de resultados de ventas y Ebitda como ha mostrado hasta ahora EiDF», ha sostenido.

«Es la magia de los números», ha advertido otro gran empresario de la Bolsa española en un tono más que irónico. «Esperemos que sea lo que sea no derive en una nueva crisis en el BME Growth», puntualiza. «Sería una mala señal para todos», ha sostenido el primero.

COMPRA DE RETALES EN CHINA PARA VENDERLOS A ESPAÑA

Todas las fuentes preguntadas apuntan a la flexibilidad de BME Growth y por ende a la CNMV a la hora de permitir cotizar a las empresas. «Se han endurecido los requerimientos de información desde hace tiempo», han comentado, pero «se permite cotizar a cualquiera con tal de mantener números», ahondan.

En este sentido, las voces consultadas apuntan que Romero se jactó en más de una ocasión de utilizar su sede en China para comprar los retales de los contenedores a bajo coste, un material que se exportaba después hacia España. «Si resulta que el genio es un fraude, mala señal para todos», ha continuado.

EIDF BASA SU NEGOCIO EN LA COMERCIALIZACIÓN

La valoración de EiDF en Bolsa no es que sorprenda, es que en ningún caso se parece a la realidad, más cuando es un sector que ha pasado por fuertes altibajos a lo largo del último año y medio, con precios de la luz disparados que obligan a las comercializadoras a presentar avales para la compra de energía y vender después ésta a los clientes. En el caso de la cotizada, el 25% de su facturación provenía de esta actividad. Sin embargo, a cierre del tercer trimestre se convirtió en su principal pilar a la hora de ingresar, pero sin ofrecer los datos exactos.

Si resulta que el genio es un fraude, mala señal para todos. Los del BME Growth deberían ser más incisivos si quieren prestigiar su mercado

Pese a la buena marcha de la empresa en Bolsa, los analistas han revisado a la baja sus propias proyecciones hasta en dos ocasiones, pero EiDF continuaba subiendo, en concreto en apenas cinco meses se ha disparado en un 54% y en lo que va de año, las acciones continúan al alza, al menos hasta el momento de la suspensión.

«Si resulta que el genio es un fraude, mala señal para todos. Los del BME Growth deberían ser más incisivos si quieren prestigiar su mercado», han destacado las mismas fuentes.

Y EL MERCADO DA LA BIENVENIDA A OTRA EMPRESA DE AUTOCONSUMO

Otras fuentes del sector apuntan directamente a que el autoconsumo se ha convertido en una enorme burbuja, pura especulación. En pleno silencio por EiDF, Greening ha salido al parqué con una subida del 29% en la jornada de su estreno, y otro 20% en la sesión de este martes. De esta forma, ha pasado de los 143 millones a 220 millones en apenas 24 horas y un volumen de apenas 17.000 títulos y unos 105.000 euros. Es la magia del mercado.

Al contrario que Gowex, con quien se ha llegado a comparar la situación de EiDF, ésta última sí tiene activos, entrega parques solares para el autoconsumo y hay negocio, «pero ni mucho menos por valor de 1.700 millones».

LOS ANALISTAS ESPERAN LAS EXPLICACIONES DE EIDF

Sea como fuere, los analistas, como IG Markets, esperan una explicación por parte de la compañía tras el anuncio de la CNMV. «Esa negativa de la auditoría deja entrever problemas o posibles irregularidades en la entidad, por lo que todo está por esclarecer aún», ha señalado Diego Morín a preguntas de MERCA2.

«Por ahora, -continúa- tenemos que esperar para conocer más detalles que nos muestren esa ausencia de sus cuentas, pero la situación, hoy en día, no tiene buena ‘pinta’», ha indicado. En cuanto al análisis técnico, Morín señala que la tendencia alcista de EiDF es clara al marcar mínimos crecientes, con una resistencia en los 32 euros que se atragantan al valor, mientras considera que los 26 euros serían el soporte más cercano a corto plazo. Pero todo queda a expensas de esas necesarias aclaraciones que rompan este ruidoso silencio.

Álvaro J. Medina
Álvaro J. Medina
Madrileño en Barcelona. Apasionado de la actualidad política, la Economía y empresas. He pasado por el grupo Intereconomía y Vozpópuli. Ahora, en MERCA2.es, INVERSIÓN.es y MONCLOA.com para seguir informando. "Si no lo puedes explicar, es que no lo sabes". Si tienes algo que contarme: alvaro.medina@merca2.es

- Publicidad -