lunes, 15 julio 2024

Línea Directa y Mapfre sufren el castigo de Berenberg: dividendos en riesgo

Mapfre y Línea Directa reciben un revés de Berenberg. A juicio de la casa de análisis alemana, el consejo es «vender» las acciones de la aseguradora presidida por Antonio Huertas, y «mantener» las de la compañía capitaneada por el también consejero de Bankinter, Alfonso Botín-Sanz de Sautuola y Naveda.

Berenberg no ve ya un recorrido al alza en Mapfre. Las subidas del 24% registradas desde el pasado mes de julio han agotado el movimiento. «Creemos que la valoración parece completa y es probable que las revisiones de beneficios sean mínimas», ha sostenido. Eso sí, ve unas sólidas ganancias en Brasil, Latinoamérica y Mapfre Re, pero «la inflación sigue siendo elevada y supone un riesgo para la rentabilidad de los seguros generales».

habrá un deterioro en la rentabilidad de los seguros en los próximos 12 meses

En este sentido, ha considerado que habrá un mayor deterioro en el negocio de los seguros de los automóviles en España, una línea «clave» para Mapfre. La advertencia ha calado negativamente en el valor, con un descenso del 1,77%, hasta los 1,88 euros por título. La caída desde los máximos anuales alcanza el 8%; mientras sube casi un 5% desde el inicio del año. La firma apunta a los 1,62 euros como nuevo precio objetivo, un 13% por debajo de los niveles actuales de este martes.

MAPFRE, SIN MARGEN PARA SUBIR EL DIVIDENDO

Además, Berenberg apunta que la opción de incrementar el dividendo está limitada, mientras que prefiere antes entrar en otros grupos como Admiral o Axa, con consejo de «compra».

Según ha destacado Berenberg, la presión en el negocio de los automóviles es máxima sobre la líder del mercado, pero habrá un deterioro en la rentabilidad de los seguros en los próximos 12 meses debido a los elevados ritmos de inflación, pero apenas sin cambios en los precios de los seguros.

España sea uno de los mercados de seguros con peor desempeño en Europa durante 2023

«Es probable que el seguro de automóviles en España sea uno de los mercados de seguros con peor desempeño en Europa durante 2023», ha afirmado. Por un lado, el parque automovilístico está estrangulado, con caídas en las matriculaciones; mientras los precios de los seguros siguen sin moverse para evitar la fuga de clientes a la competencia.

«Estimamos que el costo de las piezas de repuesto aumentará a una tasa del 7% y que las reclamaciones por daños corporales lo harán en 8% en 2023», ha sostenido la casa alemana. Por último, la frecuencia está por encima de los niveles anteriores a la COVID-19 en España, lo que implica que la inflación de siniestros se mantendrá en un nivel de un dígito medio a alto en 2023 y, dados los débiles cambios de precios, «esperamos una contracción de la rentabilidad para Mapfre y sus pares que operan en este mercado».

MAPFRE ESQUIVA LA SUBIDA DE LOS SEGUROS POR LA INFLACIÓN

Por otro lado, señala a Mapfre por no publicar los datos con la nueva normativa contable NIIF 17, siendo la única del sector que no lo hará. «Se trata de un riesgo de cola para sus accionistas y cuestionamos si la administración tiene suficiente visibilidad sobre las operaciones del grupo», ha cargado. Asimismo, ha indicado que la rentabilidad por dividendo de Mapfre se sitúa en el 7,8%, con un beneficio por acción estimado de 7,8 veces en 2024.

Berenberg da la alerta sobre Mapfre
Berenberg da la alerta sobre Mapfre

Otra de las críticas se centra en la consecución de objetivos. «La compañía tiene un historial pobre en el cumplimiento de sus objetivos», más aún con la inflación galopante que asola países como España. «Creemos que hay un riesgo a la baja», ha afirmado.

Respecto a Línea Directa, Berenberg apunta que tampoco existe una reacción para encarecer el precio de los seguros. «La competencia en el seguro de automóviles español sigue siendo alta y los intentos del grupo por mantener su posición se han producido a expensas de sus márgenes técnicos», ha afirmado.

LÍNEA DIRECTA, PERFIL DÉBIL EN LAS GANANCIAS

«La empresa cotiza con una valoración premium basada en los rendimientos históricos que ha generado, pero las perspectivas para 2023 y 2024 son sombrías», ha remachado. La compañía liderada por el también consejero de Bankinter muestra un «perfil débil en las ganancias» y cree que se suprimirá el dividendo durante los próximos dos años como máximo. Así, apunta ahora a un precio objetivo de 0,76 euros por acción, un 16,4% por debajo de los precios actuales, en los 0,91 euros.

En su crítica, Berenberg cree que Línea Directa parece «haber perdido su disciplina de precios impulsada por su deseo de mantener su participación de mercado». Desde nuestro punto de vista, la compañía todavía está fijando precios para un entorno de baja inflación y, como tal, los aumentos de precios han sido inferiores al 1% en el último año.

«El seguro de automóviles español ha operado tradicionalmente con una inflación relativamente baja a medida que las características de seguridad del automóvil han mejorado, pero el entorno actual es muy diferente y esperamos que la inflación se mantenga en un nivel de un dígito medio durante los próximos dos años», ha afirmado. «Ahora pronosticamos índices combinados de motores de 108% para 2023, 103% para 2024 y 98% para 2025», ha considerado.

LÍNEA DIRECTA SUPRIMIRÁ EL DIVIDENDO

Así caerá su solvencia y ve muy poco probable el pago de dividendos hasta 2025. «No prevemos que se paguen dividendos en 2023, ya que esperamos que la empresa tenga una pérdida de 25 millones de euros y que la solvencia caiga al 177%», ha sostenido.

«También prevemos que no se pagarán dividendos en 2024, ya que aunque esperamos que la empresa obtenga una pequeña ganancia de 10 millones de euros, la solvencia tendrá que restablecerse por encima del 180% antes de que se reanuden los dividendos», ha considerado. A su juicio, es probable que el débil perfil de dividendos de la acción conduzca a una reducción de la valoración de la empresa.


- Publicidad -