SVB pone en riesgo a 186 bancos y los depósitos asegurados

Una crisis de la que se avisó y la entidad afectada no hizo nada. Un sistema financiero que se pone a temblar y caídas en bolsa. La historia de las subprime, por repetición, aunque no por sus efectos, por ahora se repite. La caída de SVB puede llevarse por delante 186 bancos en Estados Unidos de un modo sencillo: basta que «el 50% de quienes tienen depósitos no asegurados retiren sus fondos, 186 bancos y «potencialmente 300.000 millones de dólares de depósitos asegurados» estarán en riesgo -unos 280.000 millones de euros-, según artículo «Monetary Tightening and U.S. Bank Fragility in 2023: Mark-to-Market Losses and Uninsured Depositor Runs?». Las acciones de los bancos caen, lo que en la práctica afecta a los inversores.

LA SALUD DEL SISTEMA

 “El fin de semana [pasado] no hubo nuevas quiebras bancarias. Pero el sistema bancario mundial no goza de buena salud. Hay dos razones para seguir preocupándose:  la primera un estudio realizado el 13 de marzo por cuatro economistas revela que 186 bancos corren el riesgo de que se «deterioren» depósitos asegurados por valor de 300.000 millones de dólares; la segunda un informe del New York Times del 19 de marzo revela que la Reserva Federal empezó a advertir al Silicon Valley Bank (SVB) de los riesgos financieros en 2021 -más de un año antes de que se hundiera- y, sin embargo, la dirección del SVB no hizo nada. Es más, Moody’s advirtió a la dirección de SVB de una inminente rebaja de calificación aproximadamente un mes antes de que anunciara su aumento de capital de emergencia” Así lo recoge esta semana el analista de «Forbes», Peter Cohan.

La cuestión es si esta situación y lo sucedido con la salida de depósitos de SVb se puede repetir si no hay un mensaje de tranquilidad

La cuestión es si esta situación y lo sucedido con la salida de depósitos de SVb se puede repetir si no hay un mensaje de tranquilidad. A su vez esto afecta a las bolsas y por tanto a los inversores.

Dónde está el riesgo, en el elevado número de depósitos que hay que superan los 250.000 euros y no están cubiertos.  Está por ver si consiguen evitar una estampida.

LO QUE DESCUBRIERON CUATRO ECONOMISTAS

Cuatro economistas descubrieron que otros 186 bancos comparten las características que contribuyeron a la quiebra del SVB, destaca en «Forbes». En su artículo «Monetary Tightening and U.S. Bank Fragility in 2023: Mark-to-Market Losses and Uninsured Depositor Runs?», los coautores concluyen que si tan sólo el 50% de esos depositantes no asegurados decidieran retirar sus fondos, 186 bancos y «potencialmente 300.000 millones de dólares de depósitos asegurados» estarían en riesgo.

svb 1 Merca2.es
Sede del Silicon Valley Bank (SVB).

Los factores clave que estos bancos comparten con el SVB son los siguientes, según señalan en «Forbes», son «un nivel relativamente alto de depósitos no asegurados – por ejemplo, más de 250.000 dólares y Una caída significativa del valor de los bonos del Estado y de los valores respaldados por hipotecas debido a unos tipos de interés que han pasado de alrededor del 0% a casi el 5% en los últimos 12 meses, y la interacción de estos factores contribuyó a la quiebra de SVB de una manera que podría poner a otros bancos en problemas financieros en ausencia de una infusión de capital u otro tipo de rescate». Y es que, tal y como señala el diario «USA Today», SVB poseía sobre todo bonos del Estado de EE.UU., que perdieron valor porque pagaban un tipo de interés más bajo (por debajo del 2%) que el actual (más del 4%).

Al mismo tiempo, los clientes de SVB -muchas startups que perdían dinero- retiraban sus depósitos para cubrir las nóminas porque el cierre del mercado de OPV hizo que los inversores de capital riesgo dejaran de financiar las operaciones de quema de efectivo de las startups, apunta Cohan, quien resalta que, además, el alto nivel de depósitos no asegurados del SVB hizo que muchos depositantes estuvieran ansiosos por retirar su dinero al menor indicio de problemas. «Sólo el 1% de los bancos tenía un apalancamiento no asegurado más alto. Combinadas, las pérdidas y el apalancamiento no asegurado proporcionan incentivos para una corrida de depositantes no asegurados del SVB», según el artículo de los coautores.

LOS REGULADORES

El tema es qué pasa con los reguladores. “Parafraseando el eslogan del Washington Post, los bancos enfermos supuran en la oscuridad. Más concretamente, la Reserva Federal, las agencias de calificación e incluso los cuatro coautores de ese documento podrían conocer información sobre los movimientos del mercado que no se comparte con el público en general”. “El hecho de no compartir esa información expone a depositantes, inversores y tenedores de bonos a un riesgo financiero significativo. En primer lugar, me frustró saber que el documento no proporcionaba los nombres de los 186 bancos que podrían seguir el camino de SVB”, dice Peter Cohan en «Forbes».