domingo, 23 junio 2024

Renfe cuenta los días para perder el monopolio de Málaga

Desde que empezó el proceso de liberalización Renfe ha sabido que sus grandes destinos poco a poco tendrían que ser compartidos por la «estimada competencia». Por eso la estatal ha ido sumando rutas al AVE, se ha sacado el AVLO de la manga y lo ha convertido en una de sus grandes opciones y ha invertido en reforzar sus viajes turísticos y los servicios de mercancías. Pero le quedan solo 15 días antes de perder esa hegemonía en el sur, con la llegada de los trenes de Iryo a Malaga y el resto de los territorios andaluces.

Además, la empresa hispano-italiana, ha llegado con fuerza. El operador ha empezado ofreciendo un descuento en sus pasajes hacia Andalucía que los reduce hasta los 18 euros. Es una estrategia agresiva para poder entrar de lleno al mercado y pasar por encima de Renfe, y además para tener una cuota importante cuando finalmente Ouigo, el otro competidor de lo que la estatal llama el ‘juego de trenes’ se sume también al trayecto.

Es el escenario más reciente de la batalla donde Renfe debe defenderse. Si bien la empresa se ha mostrado abierta a la competencia, y ha asumido que le abre nuevas puertas y opciones al público, tampoco pueden ver como su cuota de mercado se reduce en todos los trayectos sin dar la pelea. Ya hace poco reforzaban su AVLO sumando la ruta alicantina y es de esperarse que sumen una promoción parecida a la de los italianos en los próximos días. 

Es que ya en algunas de las rutas más importantes de España la estatal ha visto como un porcentaje importante de los viajeros han preferido apostar por la competencia. El caso más llamativo es, por supuesto, la ruta que conecta Madrid y Barcelona, donde incluso antes de la entrada de Iryo ya habían tenido que despedirse de casi un tercio de la cuota del mercado. Al mismo tiempo vale señalar que el mercado ha seguido creciendo gracias a la competencia, con más españoles que nunca usando los servicios ferroviarios por encima del tren. 

IRYO ENTIENDE LA IMPORTANCIA DE LOS VIAJES AL SUR

Mientras tanto la empresa de trenes italiana entiende el sur de España como un espacio clave para su crecimiento en los próximos meses. «Continuando con el despliegue de su hoja de ruta inicial, iryo estrenará su conexión con Andalucía el próximo 31 de marzo, conectando las ciudades de Madrid, Málaga, Córdoba y Sevilla. Este momento marca un hito no solo para la compañía, que va a convertirse en el primer operador privado de Alta Velocidad en llegar a esta comunidad autónoma rompiendo el monopolio que hasta el momento ha habido en ella, sino también para la liberalización ferroviaria española», informan a Merca2 desde la empresa.

EuropaPress 4824837 tren iryo llega estacion valencia joaquin sorolla madrid 21 noviembre 2022 Merca2.es

De hecho también esperan aumentar las frecuencias de los viajes hacia estas zonas: «Ambas rutas (Madrid-Sevilla y Madrid-Málaga con parada en Córdoba) comenzarán con 4 frecuencias y el objetivo es llegar a 12 y 10 respectivamente. El mercado potencial de personas con destino y origen es enorme, esperando una demanda de más de 1.500.000 pasajeros hasta finales de año y, en Iryo, que ya hemos puesto a la venta los billetes para este destino para todo 2023, estamos muy satisfechos con la acogida que estamos teniendo sobre todo para fechas clave como la Semana Santa, la feria de Sevilla o el verano», explican hablando de las fechas clave para las nuevas rutas.

«Tenemos un largo e intenso camino que recorrer, pero estamos convencidos de que lograremos posicionarnos como la opción de movilidad preferencial del viajero cumpliendo con los compromisos adquiridos», sentencian.

Es una demostración de estrategia, que además muestra su interés en estar presente desde las fechas claves. Tanto de Semana Santa como de las ferias locales y las vacaciones. Son momentos que pueden definir la competencia a futuro de un sistema que se ha convertido en la forma favorita de los españoles para transportarse dentro del territorio nacional.

PARA RENFE EL FUTURO APUNTA MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA

Lo cierto es que mientras en España la competencia es cada vez mayor la estatal ferroviaria quiere imitar a sus competidores y, así como ellos aterrizaron en territorio iberico, llegar a nuevos territorios. No es una mala estrategia, ya han mostrado que pueden operar fuera de los límites del país, si no solo hace falta ojear el día a día de sus operaciones en Arabia Saudita para mostrar su experiencia.

Los próximos objetivos son Portugal, aunque esta conexión parece que tardará algo más de tiempo, y Francia una meta que desde la estatal mantienen desde hace años. Por suerte las normativas proteccionistas del territorio galo han cedido un poco en los últimos meses, por lo que desde Renfe están acelerando los procesos para llegar a Marcella y a Lyon antes del verano, y a la ciudad luz antes de fin de año.

Pero antes de pensar en París tendrán que seguir pensando en Málaga. De momento la competencia ha beneficiado a los usuarios, pero es de esperarse que la estatal quiera demostrar que mantiene su poderío en este nuevo panorama. 


- Publicidad -