domingo, 23 junio 2024

Renfe paga a Stadler 136 millones de euros para reforzar mercancías

Renfe sigue invirtiendo en su servicio de transporte de mercancías. La estatal ferroviaria ha dado varias señales de la importancia de este sistema para su futuro, dado que allí aún no tienen una competencia con la potencia que han demostrado Iryo y Ouigo, por lo que no es raro ver cuantiosas inversiones en la empresa, incluso con trenes del tamaño correcto.

En este caso el consejo de administración de la estatal ferroviaria ha adjudicado a Stadler Rail la construcción y el mantenimiento de 12 locomotoras eléctricas de gran potencia y ancho estándar por 136,7 millones de euros y por un periodo de 15 años, con plazo límite de entrega en diciembre de 2025.

El proyecto se financiará parcialmente por la Unión Europea, que ha aprobado una subvención de 15 millones de euros en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Next Generation, según ha informado el operador público ferroviario.

Renfe prevé destinar las locomotoras contratadas al Corredor Mediterráneo, en el que Adif ya está instalando el ancho estándar UIC y lo que va a suponer el aumento de la longitud máxima de los trenes de mercancías hasta 750 metros.

Las locomotoras de gran potencia permitirán a Renfe Mercancías nuevas oportunidades de crecimiento por la posibilidad de incrementar tráficos nacionales e internacionales, lo que implicaría un impacto positivo en la actividad de la compañía.

Se trata de la apuesta de Renfe para la optimización de las nuevas infraestructuras desde el momento de su puesta en servicio, suponiendo una mayor eficiencia en los planes de transporte a través de un consumo energético más ajustado, del uso de energía no contaminante, menor agresividad frente a la vía, bajo nivel de ruidos interiores y exteriores, ausencia de vibraciones, mayor capacidad de carga y mejores niveles de fiabilidad.

Este incremento de la actividad de Renfe Mercancías conllevará unos ahorros de costes por externalidades, puesto que, tal como reconoce la Comisión Europea, el ferrocarril es el modo de transporte de mercancías que menos emisiones contaminantes genera.

Renfe Mercancías ahorró en 2021 a la sociedad 291 millones de euros en costes externos, al evitar la circulación de 2,4 millones de camiones y tras aumentar el empleo de la electricidad de origen renovable certificado y la emisión de carbono nula al 100% del total de energía eléctrica consumida.

RENFE MERCANCÍAS YA PRESUME DE TRENES NEUTROS EN CARBONO

Una de las herramientas de Renfe para hacer más atractiva su faceta de transporte de mercancías es señalar que contaminan considerablemente menos que cualquier transporte hecho a través de vehículos de combustión tradicionales. Por ello es normal que insistan no solo en reforzar el servicio, sino en hacerlo a través de trenes de bajo o ningún consumo de carbono. Es una medida que les ha valido verse como una opción real en cuando ha habido huelgas de transportistas o situaciones parecidas.

Es una de las apuestas fuertes del Gobierno, y en este caso de Bruselas, para disminuir los vehículos de combustión que son necesarios para el funcionamiento de las economías y sociedades. Por ello es normal que Renfe, que recordemos espera generar en 2023 los mismos ingresos que en 2019, y dado que ahora se reparten el mercado de pasajeros es normal querer reforzar su presencia en los demás. 

RENFE SE SUBE AL TREN DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

El consejo de administración de Renfe ha aprobado el acuerdo de inversión en la startup Imotion Analytics, cuya base tecnológica es la Inteligencia Artificial, con el objetivo de ampliar su apuesta por la innovación abierta.

Renfe ha seleccionado a esta startup tras un proceso de evaluación realizado en el primer semestre del 2022 entre las empresas emergentes participantes en todas las convocatorias del TrenLab, el programa global de aceleración de startups de Renfe.

«Esta inversión trasciende la mera financiación, pues supone un primer paso para la compañía ferroviaria hacia lo que se denomina el mundo ‘Corporate Venture Capital‘, un modelo de innovación de carácter híbrido en el que se combinan las ventajas de una gran empresa, con la innovación y motivación de una startup», ha señalado la compañía.

El objetivo de esta relación entre ambas empresas es establecer sinergias en un contexto de exploración de nuevas tecnologías y modelos de negocio, captación de talento y de innovación.

La operación supone que Renfe adquiere el 10% del capital de Imotion Analytics, con la posibilidad abierta de invertir hasta un 10% adicional, llegando en ese caso a una participación final del 20% de Renfe.

La tecnología de Imotion permite detectar cuerpos humanos y todo tipo de objetos, extrayendo información que va desde el reconocimiento de género y edad de las personas, siendo capaz también de poder detectar y analizar el estado de ánimo y emociones de cliente, pudiendo alcanzar la detección y predicción de comportamientos humanos.

En sus cuatro ediciones, el programa de aceleración TrenLab ha recibido el interés de más de 900 startups inscritas, de las que ya han sido aceleradas 17 startups, y se han creado más de 121 puestos de trabajo.


- Publicidad -