viernes, 17 marzo 2023

La distribución, en contra de la cesta de la compra francesa

Las medidas aprobadas en Francia para fijar los precios de algunos alimentos ya tienen su impacto directo en España. En concreto, se trata de un tema que ya ha encontrado voces a favor y en contra. Por ejemplo, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha valorado positivamente la iniciativa francesa, además de asociaciones de consumidores como Asufin.

Sin embargo, el sector de la distribución se muestra en contra de estas medidas, ya que este acuerdo podría implicar «bajar la calidad» y «una discriminación» para los consumidores, que, por ejemplo, vivan en zonas rurales.

Asimismo, no se entiende que, tras haber llegado a un acuerdo positivo durante el Observatorio de la Cadena de Alimentación entre el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, los supermercados, el sector primario y la industria, ahora se proponga esta medida.

En esta reunión, Planas llegó al acuerdo con los distintos sectores en que estos tendrían que avisar a en el caso de que detectaran una bajada en los costes de producción, para que este descenso se trasladara de inmediato a los consumidores y a las tiendas. No obstante, a su vez, este acuerdo consiste en confiar en la buena voluntad del sector de la distribución para que las empresas comuniquen cuando detecten esta bajada. Por lo que el Gobierno avisó a los distintos sectores involucrados que iba a estar vigilando que esta medida se llevará a cabo.

LA DISTRIBUCIÓN NO LO VE CLARO

El acuerdo al que se ha llegado en Francia, donde el Gobierno ha pactado con los supermercados topar el precio de varios productos básicos, ya está causando un gran impacto en Europa y también en España.

En concreto, en esta medida que quiere aplicar Francia, cada marca de supermercados e hipermercados tendrá autonomía para definir su propia lista y fijar sus precios. Además, estos productos con el precio topado llevarán una etiqueta común con los colores de la bandera francesa.

«en Francia se demostró que esas ‘congelaciones de precios’ se hicieron a costa de bajar la calidad»

Así, por un lado, han surgido voces a favor, como es el caso del ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que ha valorado positivamente la iniciativa francesa, además de asociaciones de consumidores como Asufin. De igual forma, Yolanda Díaz, Vicepresidenta Segunda del Gobierno de España y ministra de Trabajo y Economía Social, ha reclamado que en España es «posible» y «legal» dar un paso similar.

No obstante, desde el sector de la distribución no se ve que se pueda aplicar esta medida.

BAJA CALIDAD Y DICRIMINACIÓN

La aplicación de la medida propuesta en Francia de topar el precio de varios productos básicos sería difícil de trasladar a España y podría suponer una bajada en la calidad del servicio.

En concreto, según fuentes del sector, «en Francia se demostró que esas ‘congelaciones de precios’ se hicieron a costa de bajar la calidad y en un futuro supone un daño de reputación para el sector».

Asimismo, este acuerdo podría ser «discriminatorio porque no llega a todos los distribuidores ni consumidores». «¿Qué ocurre con los que no tienen cerca una gran empresa para comprar? ¿No tienen derecho a beneficiarse de medidas?», han indicado a MERCA2 fuentes conocedoras de la situación.

Por lo que esta medida, si se llegara a aplicar, podría dejar en una situación de desventaja y discriminación a las personas que viven en las poblaciones de ámbito rural. Además de que se plantea el problema de que si se congelan los precios, quienes van a ser los que asuman estos costes.

«Según la Ley de la cadena alimentaria, estamos obligados a aceptar subidas de los proveedores que estén basadas en subidas objetivas de los costes. Si se congelan los precios ¿quién asume el coste? ¿El distribuidor que es el que menos margen tiene? ¿Los productores y fabricantes forman parte de ese esfuerzo?», han expuesto fuentes del sector.

Además de que fuentes conocedoras de la situación exponen que «Planas les pidió el otro día el esfuerzo a todos los sectores y no solo a la distribución».

EL MINISTRO PLANAS A FAVOR

Mientras que desde el sector de la distribución se contemplan los problemas que podría acarrear esta medida, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha valorado de forma positivamente la iniciativa francesa de diseñar cestas de la compra antiinflación. Además de que ha animado a los supermercados españoles a adoptar esta medida para tener precios razonables, pero siempre que se respete la Ley de la Cadena.

«Es una valoración positiva la de la iniciativa francesa. El Gobierno francés ha presentado un paquete antiinflación para este trimestre, en el que se incluyen algunas medidas de apoyo a la población más vulnerable», ha explicado Planas.

En concreto, el Gobierno francés ha alcanzado un acuerdo con los grandes distribuidores del país para ofrecer a la población una serie de productos al precio más bajo posible y que ya han puesto en marcha algunas cadenas como Carrefour o Intermarché, quien han lanzado paquetes con 200 y 500 artículos a precios reducidos.


- Publicidad -