Adidas cae en picado tras los cierres de China y su ruptura con Kanye West

La firma Adidas no gana para disgustos. El motivo es que los cierres en China por la pandemia de Covid-19 y la ruptura de la colaboración que mantenía la marca deportiva con el cantante y diseñador Kayne West, ya le están pasando una gran factura a Adidas.

En concreto, Adidas ha ganado un 71% menos durante el 2022 y además ha recortado su dividendo. Así, uno de los principales quebraderos de cabeza de la firma es que hacer con todo el excedente de producto con el que cuenta después de haber terminado su acuerdo con Kanye West. En un principio, la firma ha anunciado que va a intentar recolocar el inventario, pero sin el logo.

No obstante, Adidas es consciente de que tiene que salir rápidamente de esta situación de pérdidas, ya que, el sector de la moda deportiva es muy competitivo. Debido a que las otras dos compañías rivales de Adidas, como son Puma y Nike han obtenido resultados positivos con un aumento en los beneficios.

CAÍDA DE UN 71% EN LOS BENEFICIOS

Adidas cerró el ejercicio 2022 con un beneficio neto atribuido de 612 millones de euros, un 71,1% por debajo del resultado de 2.116 millones contabilizado un año antes por la multinacional, que ha recortado un 78,8% el dividendo y reiterado que asumirá pérdidas operativas de hasta 700 millones en 2023 si cancelase todo el inventario de ‘Yeezy’, la marca desarrollada en colaboración con Ye, nombre adoptado por Kanye West.

Adidas ha obtenido un 71,1% por debajo del resultado de 2.116 millones contabilizado un año antes

Las ventas netas del fabricante alemán de ropa y calzado deportivo alcanzaron en 2022 una suma de 22.511 millones de euros, un 6% más que en 2021, después de aumentar su facturación en todos sus mercados, salvo China.

En concreto, los ingresos de Adidas en el ejercicio crecieron un 10,2% en Europa, Oriente Próximo y África (EMEA), hasta 8.550 millones, mientras que en Norteamérica aumentaron un 25,3%, hasta 6.398 millones, en Latinoamérica crecieron un 45,9%, hasta 2.110 millones, y en Asia Pacífico un 2,8%, hasta 2.241 millones.

Sin embargo, las ventas de Adidas en el mercado chino en 2022 registraron una bajada anual del 30,9%, hasta 3.179 millones de euros.

PÉRDIDAS DE 512 MILLONES DE EUROS

Entre octubre y diciembre, la compañía alemana registró pérdidas de 512 millones de euros en contraste con el beneficio neto atribuido de 202 millones del cuarto trimestre de 2021, mientras que los ingresos sumaron 5.205 millones, un 1,3% más.

Asimismo, los consejos ejecutivo y de supervisión de Adidas recomendarán en la junta general del próximo 11 de mayo el reparto de un dividendo de 0,70 euros por acción, frente a los 3,30 euros distribuidos el ejercicio anterior.

De cara al ejercicio en curso, Adidas espera que los ingresos disminuyan alrededor de un 9%, sin tener en cuenta el tipo de cambio, como consecuencia de los retos macroeconómicos y las tensiones geopolíticas, con riesgos elevados de recesión en Europa y América del Norte, así como por la incertidumbre en torno a la recuperación de China.

EL PROBLEMA DEL INVENTARIO DE YEEZY

Asimismo, la multinacional prevé que la evolución de sus ingresos se verá también afectada por las iniciativas para reducir los altos niveles de inventario, incluyendo las opciones futuras para su inventario de Yeezy.

«2023 será un año de transición para construir la base para 2024 y 2025», dijo Bjorn Gulden, consejero delegado de Adidas. «Necesitamos reducir los inventarios y bajar los descuentos. Luego, podemos comenzar a construir un negocio rentable nuevamente en 2024», afirmó.

Por otro lado, Adidas ha confirmado que, si no reutilizara ninguno de los productos ‘Yeezy’ existentes, cancelando el inventario existente, tendría un impacto adverso de 500 millones en las ganancias operativas de 2023 a las que sumaría costes extraordinarios de hasta 200 millones en relación con su revisión estratégica, lo que daría como resultado una pérdida operativa de 700 millones.

En resumen, como consecuencia de los cierres de China y de la ruptura de la colaboración con kanye West, la firma Adidas está experimentando unas fuertes consecuencias que ya se reflejan en los resultados de la marca. Ya que, Adidas ha ganado un 71% menos.

Asimismo, como consecuencia de estos resultados, la firma Adidas ya ha decidido hacer cambios, y uno de los primeros ha sido el cambio de su CEO. En concreto, Adidas le ha robado recientemente su CEO a uno de sus rivales, Puma. De esta forma, el CEO de Puma, bjørn gulden, recientemente, se pasó a Adidas. Por lo que se prevé que en los próximos meses haya un cambio en la estrategia de la firma.