María Malaxechevarría, directora general de Endesa: «El proyecto de Andorra será un ejemplo de una transición justa»

El plan de acompañamiento para el sector primario es uno de los ejes centrales del proyecto que está llevando a cabo Endesa en Andorra. Así, a la hibridación entre renovables y sector primario se unen en una serie de programas singulares en este sector, que permitirán el aprovechamiento de los recursos endógenos del territorio, bajo acuerdos con diferentes entidades locales.

En concreto, este proyecto renovable en Andorra y su plan de acompañamiento socioeconómico es una solución para el entorno de la que fuera una de las mayores centrales térmicas de España.

María Malaxechevarría, directora general de Sostenibilidad de Endesa, nos cuenta las claves de este proyecto que mira a un futuro más sostenible para Andorra.

ENDESA INVIERTE EN CAPACIDAD RENOVABLE

«El proyecto de Andorra es un programa estrella y que será un ejemplo de cómo se puede hacer una transición justa. Estamos hablando de que se va a cerrar una central de carbón, pero al mismo tiempo se va a invertir en capacidad renovable. Lo más relevante de este proyecto no es solo la inversión en renovables, sino también el plan socioeconómico que acompaña a este proyecto», ha indicado la directora general de Sostenibilidad de Endesa, María Malaxechevarría.

«Es un plan que se ha elaborado con más de 30 agentes locales durante los dos últimos años y que tiene un objetivo muy claro de diversificar la economía de la zona para poder fijar a una población en el territorio”, ha expuesto Malaxechevarría.

LA RECUPERACIÓN DE 50.000 OLIVOS

Uno de los acuerdos con las entidades locales es con la empresa aragonesa Apadrina un Olivo, con la que Endesa colaborará para la ampliación de su actividad a través de la iniciativa ‘Del Huerto Solar a la Mesa’. El proyecto consiste en el desarrollo de una actividad de producción y venta de aceite a través de la recuperación de olivos abandonados en las cuencas mineras y la elaboración de conservas de productos de la huerta con el aceite elaborado al estilo tradicional.

«Se trata de diferentes iniciativas en el sector primario para aprovechar los recursos endógenos del territorio, donde estamos hablando además de hibridar nuestras plantas con el sector primario y de fomentar otros proyectos que ya estaban en ese entorno, como es la recuperación de 50.000 olivos de la mano de Apadrina un Olivo», ha explicado Malaxechevarría.

El proyecto de Endesa en Andorra también incluye al sector secundario y al sector terciario.

«Estamos hablando también del sector secundario para integrar agentes locales en nuestra cadena de valor, como es por ejemplo la ampliación de capacidad que va a haber en la fábrica de Pretersa y también la instalación de una planta de seguidores solares de la mano de Soltec», ha aclarado Malaxechevarría.

«También estamos hablando de distintas iniciativas en el sector terciario para fomentar actividades económicas que ya estaban implantadas en el territorio, como es todo lo que tiene que ver con el turismo, donde vamos a colaborar en la ampliación del Balneario de Ariño y también vamos a desarrollar diferentes actividades turísticas en el entorno de nuestros activos para dar a conocer todo el proyecto», ha asegurado Malaxechevarría.

Todo ello viene acompañado de un plan de formación que aspira a tener más de 5.000 beneficiarios, durante los próximos tres años. Con el objetivo de que se aporte valor al territorio, se diversifique la economía de la zona y se creen más puestos de trabajo.