domingo, 23 junio 2024

Vodafone sube el nivel a Telefónica y Orange en el 5G por satélite

Vodafone muestra la solución para la cobertura global y total en el 5G. La compañía británica dará cobertura 5G a través de satélite y a «precios asequibles» para todos los usuarios tras una optimización de costes. De esta forma, ya no sólo dará la ansiada cobertura a la España vaciada y otras zonas sin apenas población, sino que lo hará en «todos los mercados donde opera» y en todas las zonas, incluyendo el Mar Mediterráneo.

Así lo ha asegurado Vodafone en su acto de cara al Mobile World Congress 2023 que se celebra durante esta semana en Barcelona. Tras el inicio de la carrera frenética por el 5G, las operadoras tratan ahora de complementar a la red terrestre. Esta solución vía satélite «no será un sustituto, sino un gran complemento», según ha detallado la operadora.

El operador no sólo dará cobertura dará cobertura de datos, sino también de voz en una solución fruto de una alianza en exclusiva para Europa con AST SpaceMobile. Por el momento, se trata de un proyecto piloto que verá la luz en verano con el despliegue de varios satélites. De cara al próximo 2024, la operadora lanzará «decenas» de estos satélites al espacio para conectar teléfonos estándar con 5G, 4G y 2G.

VODAFONE CONSIGUE LA CONEXIÓN POR SATÉLITE PARA TODOS

Este grupo de satélites, además, estará conectado directamente a su centro de mando, cuya ubicación podría ser Málaga, aunque aún no se ha decidido. Para la puesta en marcha, Vodafone necesita la aprobación del Gobierno, aunque ya se están avanzando las conversaciones para ello.

Vodafone
Vodafone

Vodafone inició esta forma de comunicación a finales del pasado 2022, con el lanzamiento de BlueWalker 3, un satélite gigante. Ahora, con AST SpaceMobile está desarrollando la única red móvil de banda ancha por satélite, un hito en esta carrera de las telecomunicaciones que va más allá de llevar internet a las zonas con un ínfima densidad de población. La solución permite así poder comunicarse en zonas remotas o perdidas en el mar o la montaña. Es decir, una herramienta eficaz en caso de rescates, como los ocurridos en los Pirineos durante esta temporada invernal.

Con esta herramienta tecnológica, Vodafone está ahora mismo en primer lugar en esta carrera. No se descarta, sin embargo, que otras operadoras como Telefónica y Orange desarrollen esta misma tecnología con Hispasat.

EL OBJETIVO DE VODAFONE ES INCREMENTAR LA VELOCIDAD

De hecho, una de las principales preocupaciones de estas compañías es prestar servicio en las zonas más remotas y despobladas, pero por satélite cualquier usuario podría conectarse sin necesidad de tener la instalación de red terrestre. Eso sí, aún es necesario elevar la velocidad de transmisión. En la actualidad, llega a unas «decenas» de megabyte por segundo, cuando el Gobierno aseguró que daría cobertura total al Estado de un mínimo de 100 Mb/s, según estimó el Ministerio de Economía y Transformación Digital, dirigido por Nadia Calviño, en la nueva Ley de Telecomunicaciones, aprobada el pasado mes de junio, para este verano 2023.

En julio del año pasado, Telefónica mostró su solución para dar cobertura marítima a través de una alianza con Sateliot. Sin embargo, es un servicio demasiado caro para el común de los clientes y usuarios. La tarifa de Orange también es elevada para los clientes corrientes.

De esta forma, Vodafone busca ahora limar la parte de la rentabilidad en este negocio. Por el momento, tratará de elevar la velocidad y optimizar los costes al máximo. Por un lado, el primer satélite enviado por a la operadora salió por un coste de unos 100 millones de dólares, los de este proyecto tienen ahora un gasto de unos 20 millones y se fabrican de forma escalable, es decir, mismas máquinas y tan sólo hay que recalibrarlas para poner en funcionamiento la producción en línea.

MÁS ENVÍOS AL ESPACIO AL MISMO TIEMPO

Asimismo, el avanzado desarrollo de Space-X, la empresa de Elon Musk, permite llevar más carga al espacio, por lo que también se abaratan los costes de envío al espacio. Estos satélites de Vodafone están diseñados para que se desintegren en la atmósfera terrestre tras una vida útil de unos diez años. Por tanto, no habrá impacto de basura espacial.

Con esta nueva tecnología, los clientes habituales de Vodafone no tendrán que cambiar de teléfono y ni usar aparatos adicionales para poder utilizar la conexión por satélite. Todo ello, con el objetivo de eliminar las zonas negras o sin cobertura en todos los mercados en los que opera.


- Publicidad -