martes, 28 mayo 2024

Los costes en el sector de la construcción aumentaron más de un 20% en 2022

Hace tan solo dos años construir era un 35% más barato. Sin embargo, esta acción se ha encarecido sobre todo los últimos meses debido a la coyuntura económica: incremento de la tasa de inflacióny las respectivas crisis energéticas, además del contexto geopolítico, lo que ha hecho aumentar los costes del sector de la construcción. 

Aún así, la Confederación Nacional de la Construcción otea el horizonte con esperanza y positivismo, un «momento dulce«, según ha expresado en su última intervención pública el presidente de la patronal, Pedro Fernández Alén. No en vano, el sector presume de que 7 de cada 10 euros procedentes de los fondos europeos Next Generation UE pasarán a través del sector construcción. Un contexto que debe su razón a la cantidad de proyectos de rehabilitación urbana que existen a corto y medio plazo.

Según el Índice de costes de construcción de MITMAD los precios han experimentado una subida de 20 puntos porcentuales en 2022

Aún así, la CNC no ha dejado pasar la oportunidad de exigir nuevas medidas ante la normativa de la revisión excepcional de precios, escasa en muchos ámbitos y con caducidad en el próximo mes de marzo.

Según el Índice Dow Jones, que mide el crecimiento de los precios, este se incrementó un 40% desde el mes de enero de 2021 hasta diciembre del mismo año. En la línea, y durante los dos primeros trimestres de 2022,  el aumento fue del 96%. 

Estos datos que tampoco difieren muchos de los aportados por la misma patronal en relación a la subida del IPC, y según el Índice de costes de construcción del  Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. De hecho, según indican desde la CNC, estos reflejaron un incremento de 12 puntos porcentuales desde 2020 a 2021, y otros 20 puntos porcentuales más 2022. Lo cual en dos años el aumento de los costes en el sector de la construcción se ha visto incrementado hasta en un 32% más.

REVISIÓN EXCEPCIONAL DE PRECIOS

Además, existen también datos específicos en relación al incremento de los costes industriales y energéticos. Si atendemos al Índice de precios industriales del INE solo la electricidad experimentó una subida del 230% en 2021 y otro 50% para 2022.

Es por eso que la patronal ha lanzado ciertas peticiones y exigencias ahora que la revisión excepcional de precios caduca. Y la primera se refiere a que los costes iniciales no corresponden con los pagos finales de la administración, que sobre todo afectan a la mediana y pequeña empresa.

Con todo, existe un añadido en relación al salario mínimo interprofesional (SMI) debido a que supone un empuje a la negociación colectiva, a pesar de que el sector de la construcción ya oferta sueldos por encima del que marca la ley. No obstante, tales negociaciones suponen un incremento de las cargas administrativas, que pueden ser necesarias, pero que implican un aumento en los costes fijos.

Hasta ahora las adjudicaciones públicas exigían el contrato con medios adscritos para toda la ejecución

Otra de las peticiones  solicitadas para la renovación de la revisión excepcional de precios es la rectificación en cuanto a los medios adscritos de obligado cumplimiento en las licitaciones, cuando a veces no son necesarios durante toda la obra y solo supone un incremento considerable de los costes.

No obstante, sin duda alguna, la conclusión es que se trata de un sistema insuficiente donde escasea la estabilidad y las certezas, por lo que resulta urgente poner en marcha la prórroga del sistema, que acaba en marzo.

De continuar como hasta ahora, la CNC ha avisado de las siguientes consecuencias, como la posibilidad de que las próximas licitaciones queden desiertas o produzcan cero interés en las adjudicaciones.

CASI 6.500 EMPRESAS MENOS DEBIDO A LOS COSTES

En esta línea, el presidente de la patronal, Pedro Fernández Alen, ha concluido que «el sector no tiene problemas de actividad ni capacidad pero estamos apreciando importantes problemáticas en cuanto al tema de costes». «Demandamos, sobre todo, mano de obra y soluciones para adaptarnos a la nueva demanda de construcción y la llegada de los próximos fondos europeos Next Generation. Pero por supuesto que tenemos capacidad para ello», indicó Fernández Alen.

Durante 2022 6.400 empresas del sector echaron el cierre definitivo, un 17% MÁS que en 2021

No obstante, la falta de una ley concreta para los contratos del sector público y una unificación y ampliación de la revisión excepcional de precios podría significar el cierre de más entidades del sector, que solo en 2022 fueron 6.400, un 17% más que en relación al año 2021.
Asimismo, casi 1.600 empresas de construcción e inmobiliarias se declararon en concurso de acreedores, un 28% más, como consecuencia del incremento de los costes de las materias primas, cuyos precios han subido una media del 33%, y de los salarios, al no poder recurrir a la revisión de precios


- Publicidad -