miércoles, 1 febrero 2023 12:23

11.000 empleados de Microsoft pagan los platos rotos: despidos a cambio de inversión en hardware

Microsoft ha puesto en marcha una ola de despidos que supondrá un total de 11.000 empleados en su plantilla global. Este acontecimiento tiene lugar debido a una serie de recortes financieros anunciados por la compañía y supondrá una reducción de un 5% de su equipo. Microsoft se une así a una ristra de empresas tecnológicas, siendo el periodo de la historia que más despidos se está llevando a cabo dentro de la industria. Así, Twitter, Meta o Amazon también procedieron a señalar la puerta de sus oficinas para echar a una buena parte de sus empleados.

No obstante, Microsoft ha matizado que su intención es invertir en nuevos proyectos para mejorar su hardware y sacar al mercado productos revolucionarios. Se espera que los anuncios tengan lugar la próxima semana, junto a novedades en Windows y el lanzamiento de periféricos innovadores.

«El despido es una de las decisiones más difíciles que hemos tomado a lo largo de nuestros 47 años de historia para seguir siendo una empresa importante»

Satya Nadella, CEO de Microsoft

MICROSOFT ELIGE EL CAMINO FÁCIL

Los gigantes tecnológicos están conduciendo por el camino más sencillo para abaratar costes en sus fuentes de negocio. El recorte de plantilla es uno de los recursos más utilizados por las grandes corporaciones para hacer frente a sus gastos. En este caso, Microsoft ha asomado la cabeza para sumarse a la lista de empresas que se desprenden de una gran parte de sus trabajadores para seguir invirtiendo en futuras creaciones.

Según Sky News, Microsoft ha despedido a 11.000 personas de 220.000 que tiene acreditadas en sus oficinas en todo el mundo, lo que equivale a un 5% de su armazón laboral. La empresa liderada por Satya Nadella contará en el segundo trimestre con 1.200 millones de dólares en relación a los costes de indemnización, los arrendamientos de edificios y los «cambios en la cartera de hardware».

Asimismo, el CEO de Microsoft ha destacado que seguirán invirtiendo en espacios estratégicos de cara al futuro, «mientras desinvertimos en otras áreas». En relación a los despidos, Nadella ha afirmado que «esta es una de las decisiones más difíciles que hemos tomado a lo largo de nuestros 47 años de historia para seguir siendo una empresa importante en esta industria que no perdona a cualquiera que no se adapte a los cambios de plataforma».

Los analistas de Bloomberg sospechan que la mayor parte de los despidos proceden de la división de HoloLens, el departamento de realidad virtual

LOS PROBLEMAS DE MICROSOFT CON HOLOLENS

Nadella no ha concretado qué tipo de cambios habrá respecto al nuevo hardware de Microsoft. Por ahora, el fabricante tecnológico ofrece una gran gama de productos de accesorios gaming, como consolas de videojuegos (Xbox) o PC. Pero también promueve la producción de dispositivos como la tablet Surface o la introducción a la realidad virtual y la realidad aumentada a través de las gafas HoloLens. Pero el dirigente también ha añadido que la nube es uno de los negocios más importantes para la empresa.

No obstante, Microsoft tuvo grandes problemas con la división de HoloLens durante el pasado año, sobre todo tras la marcha del exjefe de la división de este departamento, Alex Kipman, por acusaciones por mal comportamiento. Los analistas de Bloomberg sospechan que la mayor parte de los despidos procedan de las oficinas encargadas de actualizar las gafas virtuales del gigante tecnológico. En una primera instancia, Microsoft descartó la puesta en marcha de las nuevas HoloLens 3, pero finalmente se aplazará el proyecto para más adelante con el fin de realizar una mayor inversión.

Asimismo, Bloomberg subraya que tuvo acceso a un informe en el que se detallaba que el ejército de los Estados Unidos podría ser el condicionante en la salida de los trabajadores, pues los soldados aseguraron que las prácticas de tiro que hacían con las gafas HoloLens en los entrenamientos les provocaba dolores de cabeza, nauseas e incluso fatiga visual. Por lo tanto, el ejército estadounidense podría haber roto su contrato con Microsoft.

DESPIDOS EN XBOX Y BETHESDA

Microsoft posee una importante estructura de negocio en el ámbito de los videojuegos. Parece ser que la compra de Activision por 70.000 millones de dólares le está causando estragos. No es para menos, siendo la operación más voluminosa de la historia empresarial. Según Bloomberg, la empresa distribuidora y productora de videojuegos Bethesda, que se unió a Microsoft el pasado año, se ha visto afectada ante la ola de despidos.

Satya Nadella no ha comentado nada sobre este asunto, pero sí se ha pronunciado sobre la compra de Activision Blizzard. En una reciente entrevista, el alto cargo ha destacado que la adquisición es necesaria para la industria del videojuego con el fin de que exista una competencia real y estar a la altura de Sony.


- Publicidad -