lunes, 6 febrero 2023 13:36

Los entresijos de la adjudicación del Camp Nou a Limak: Goldman Sachs y el precio

La adjudicación de la reforma integral del FC Barcelona ha suscitado sorpresa y polémica en el sector de la construcción. La ganadora ha sido la turca Limak, sin apenas experiencia en remodelar o levantar estadios de primer nivel, frente a las ofertas de FCC, Ferrovial o Vinci. El posicionamiento de estas empresas, españolas las dos primeras y francesa la tercera, es muy superior al de la turca a nivel mundial. ¿Cómo podría haberse llevado un concurso estimado en 900 millones? Las dudas asaltaron al sector de la construcción, si bien no ponen un ‘pero’ al proceso del concurso, según ha podido saber MERCA2.

El FC Barcelona, para acallar preventivamente las críticas, emitió un comunicado en el que aseguró que la Junta Directiva ha aprobado por «unanimidad de los presentes qué empresa debe ejecutar las obras de remodelación del Spotify Camp Nou».

Jordi Llauradó, director responsable del Espai Barça y miembro de esta junta directiva, dimitió en el cargo a los dos días de finalizar esta licitación

Sin embargo, no todos los miembros votaron a favor de la adjudicación. Jordi Llauradó, director responsable del Espai Barça y miembro de esta junta directiva, dimitió en el cargo a los dos días de finalizar esta licitación y no emitió su papeleta. De hecho, mantendrá su asiento en la junta. Por tanto, no hubo «unanimidad» de toda la junta como sostiene el club. De hecho, el club aseguró que no emitió el voto por «ética» y «por su conocimiento del sector». Es decir, el más capacitado para hablar del asunto escogió el silencio.

LA JUNTA DIRECTIVA DE LAPORTA NO ESTABA AL COMPLETO

Y es que, Llauradó es el único empresario de toda la junta vinculado al sector de la construcción. Este silencio y posterior dimisión también ha sorprendido en las altas esferas de algunas constructoras. No obstante, ninguna de las compañías que ha perdido una de las adjudicaciones más importantes en obra civil en España se ha pronunciado públicamente. Llauradó, por su parte, continuará ligado a la Fundación del FC Barcelona y mantendrá una mayor atención a sus empresas.

El FC Barcelona afirmó que el precio ofrecido por Limak era el más competitivo, más allá de la propuesta técnica. Y es que, el club está necesitado de financiación para poder levantar esta obra faraónica. La entidad blaugrana ha cosechado más de 1.325 millones de euros entre la activación de las distintas palancas y los 525 millones llegados de Goldman Sachs.

EL CAMP NOU, UN PROYECTO FARAÓNICO EN APENAS 18 MESES

Sin embargo, el club necesita al menos 1.400 millones para poder levantar el nuevo Camp Nou y su entorno, un proyecto denominado Espai Barça, e iniciar las obras lo antes posible para volver a jugar en el nuevo estadio en la temporada 2024-2025. El 64% del montante iría destinado a la adjudicación, unos 900 millones, y el resto a los hoteles y nuevos equipamientos que se pretenden levantar. Mientras tanto, el club presidido por Joan Laporta jugará en el Olímpico de Montjuïc, una mudanza que generará una pérdida de ingresos de 98 millones de euros, el doble de lo previsto.

La reforma del Camp Nou se hará con la turca Limak
La reforma del Camp Nou se hará con la turca Limak

Pero el Barça aún no ha cerrado financiación alguna para pagar esos 900 millones de forma íntegra. Asimismo, el sector pone en duda que se pueda levantar el nuevo estadio en sólo 18 meses y ponen de ejemplo el Santiago Bernabéu, que aún sigue con los andamios puestos y algunas obras sin terminar. El club blanco inició las obras en 2019, hace ahora casi cuatro años.

LAS GARANTÍAS DE LIMAK PARA HACERSE CON EL CAMP NOU

De hecho, el club ha aceptado las «garantías» dadas por Limak, cuyo negocio se expande desde Rusia a África, pasando por Kwait, Catar o Arabia Saudí. Tan sólo ha trabajado en 12 países y ostenta la segunda posición en Turquía con sus 46 años de historia.

En el mundo futbolístico, tan sólo ha levantado un estadio y en la licitación del FC Barcelona se ha presentado con la catalana Vopi4, una empresa familiar especializada en todo tipo de obras, especialmente en hoteles. Su principal hito ha sido trabajar en obras con inversiones superiores a los «25 millones de euros». Ahora gestionará un presupuesto 36 veces superior. En asuntos deportivos, se encuentra el Real Club de Tenis de Barcelona.

LA BUENA RELACIÓN DE GOLDMAN SACHS Y LIMAK PARA EL CAMP NOU

Según fuentes conocedoras de la operación, en el seno del club blaugrana confían en esas garantías para evitar los habituales sobrecostes de las obras. «No hay más dinero. No hay plan B si la constructora no cumple con los plazos», han sostenido. El riesgo principal en el sector es una subida de los materiales, así como la de los salarios según convenio. Además, en este momento faltan tanto oficiales de obra como albañiles en España. Según las fuentes consultadas, Limak asumirá cualquier cantidad superior al precio de la adjudicación, ya sea por el retraso en las obras, que deben concluir en junio de 2026, o bien por el alza del precio de los materiales.

Otro de los grandes factores que han decantado la adjudicación por la turca Limak es su especial relación con Goldman Sachs. Al frente de esta empresa se encuentra el expresidente de la Federación Turca de Fútbol, Nihat Özdemir. La constructora ha trabajado con el banco de inversión en varios proyectos y mantiene una buena relación. No obstante, no ha sido eximente para escudriñar sus riesgos. Desde el FC Barcelona han asegurado que el banco más importante del mundo ha participado en la valoración de las empresas que optaban al concurso.

La Junta directiva ha pedido la creación de un nuevo órgano, Compliance, para monitorizar y velar por la transparencia, así como auditar todos los proyectos relacionados con el Espai Barça. «Este órgano, además de la parte de Compliance, está formado por el área de auditoría interna del Club y por una empresa externa que es la consultora Fieldfisher», ha asegurado el club. Con todo, Ferrovial, Acciona, Vinci y FCC se han quedado fuera de este jugoso contrato, si bien la situación financiera del club es en sí misma un riesgo.


- Publicidad -