lunes, 6 febrero 2023 11:29

La comida para llevar de Alcampo, Dia y Carrefour gana terreno a los restaurantes tradicionales

La comida a domicilio ha adquirido una gran importancia durante la pandemia, ya que el delivery fue uno de los sectores que tuvo un mayor éxito, durante este periodo. Por lo que otros sectores, como el de los hipermercados y los supermercados, no han dudado en sacar su servicio de comida preparada, como es el caso de Ahorramas, o potenciar sus locales de este tipo, que es es la situación de Carrefour, Dia y Alcampo.

Sin duda, la pandemia ha consolidado el sector de la comida para llevar, debido a que fue uno de los servicios que más ha crecido durante este periodo. Por lo que los supermercados e hipermercados han visto una gran oportunidad en perfeccionar sus modelos de comida para llevar o en lanzar este nuevo servicio.

Así, la comida para llevar ha llevado a los supermercados e hipermercados a ganar un 13% más por este servicio. Además de que se trata de un negocio que ya representa un total de 764,2 millones de euros.

Una de las consecuencias del crecimiento del delivery durante la pandemia es que los supermercados e hipermercados se han planteado cubrir o mejorar ese servicio en sus locales. Ya que, al haber más gente que deja de cocinar y empieza a pedir comida a casa, esto supone que los clientes compran menos en los supermercados e hipermercados. Por este motivo, han optado por unirse a este negocio para seguir ganando cuota de mercado a la restauración tradicional.

LOS CLIENTES SE PASAN A LA COMIDA PREPARADA DE DIA Y ALCAMPO

El gran auge de los delivery y de la comida a domicilio empezó a poner en peligro el negocio de los supermercados e hipermercados. Ya que, esta situación le robaba clientes a los supermercados e hipermercados porque eran consumidores que dejaban de comprar comida para cocinar en casa.

Así, a raíz de la pandemia, los locales de alimentación han apostado por invertir más en sus servicios de comida para llevar para quitarle cuota de mercado a los delivery. En concreto, esta apuesta les ha llevado a facturar un 13% más por este concepto, que antes de la pandemia, con un negocio que representa ya un total de 764,2 millones de euros.

Cadenas como Alcampo, Dia y Carrefour, además de Mercadona y El Corte Inglés ya cuentan con un servicio de comida a domicilio que lleva varios años bien asentado y que compite con los restaurantes tradicionales y el servicio de delivery.

AHORRAMAS, NUEVO EN TODO

Mientras que destaca el caso de Ahorramas, debido a que la cadena de super, que se encuentran, principalmente, en Madrid y Castilla – La Mancha, no lanzó su servicio ‘A Comer’ hasta mayo de 2022. Asimismo, no es el único negocio o servicio al que se podría decir que Ahorramas llega tarde, ya que, también, durante este verano de 2022, ha activado su servicio de ‘ecommerce’.

AHORRAMAS HA LANZADO EN 2022, SU OFERTA DE COMIDA PARA LLEVAR ‘A COMER’

Por tanto, no ha sido hasta hace poco desde que Ahorramas cuenta con un servicio de venta online y de venta de comida preparada, lo que le sitúa a la cola del resto de supermercados e hipermercados que operan, principalmente, en Madrid, debido a que estos establecimientos ya contaban con este tipo de negocios desde hace tiempo.

QUITAR CUOTA DE MERCADO AL DELIVERY

Sin duda, esta fuerte apuesta de los supermercados e hipermercados por la comida preparada se debe al gran auge que tuvo la comida a domicilio, durante la pandemia. Una situación que, principalmente, ha beneficiado al delivery. Por lo que al ver los supermercados e hipermercados como le comía el terreno el sector delivery y reducía las ventas de sus establecimientos, muchos de estos locales han optado por sacar sus propios negocios de comida preparada.

De esta forma, los supermercados e hipermercados se han subido al carro de la comida preparada con el objetivo de agarrar una parte de la cuota de mercado del sector delivery y apostar por un negocio que tiene un gran nicho y que se encuentra en auge.

Una de las ventajas de la comida preparada de los supermercados e hipermercados, frente al sector delivery o los locales de restauración tradicional, es que ofrecen un precio más barato y más asequible. Ya que, por ejemplo, en el caso de delivery se exige un gasto mínimo para hacer el pedido, además de que hay que sumarle el gasto de envío en la mayoría de los casos. Sin duda, una situación que aumenta el precio de los pedidos.

Aunque, frente a esta nueva vertiente por la que han optado los supermercados e hipermercados de apostar por la comida preparada, sigue existiendo un fuerte competidor. En este caso, se trata de la ‘comida rápida’, ya que, es un sector del mercado con un menor gasto por persona dentro del sistema de la restauración tradicional, como es el caso de McDonalds, Burger King o Kfc.


- Publicidad -